Su cuerpo fue encontrado mutilado en un terreno baldío (Foto: Especial Internet)
Su cuerpo fue encontrado mutilado en un terreno baldío (Foto: Especial Internet)

Una madre de familia fue presuntamente violada por una pandilla de tres adolescentes quienes posteriormente la asesinaron y arrojaron su cuerpo en un terreno baldío donde fue atacado por animales salvajes, según narró la versión impresa del diario británico The Mirror.

Anastasia Orlova, era una mujer de 28 años y fue interceptada y violentada -cuando caminaba a su casa desde su trabajo en la ciudad rusa de Millerovo.

Al no regresar a su hogar, la madre de dos pequeños fue reportada como desaparecida por su esposo Alexander, de 29 años.

El cuerpo de Anastasia fue encontrado semidesnudo al día siguiente después de que iniciara la búsqueda masiva por parte de la policía y de algunos voluntarios.

El cadáver fue encontrado debajo de la nieve y fue difícil reconocerlo ya que tenía la cara desfigurada y los pies mutilados debido a que una jauría de animales salvajes había devorado parte del cuerpo.

Anastasia Orlova de 28 años, con su esposo Alexander de 29 (Foto: Facebook)
Anastasia Orlova de 28 años, con su esposo Alexander de 29 (Foto: Facebook)

Según reportaron las autoridades, tres adolescentes fueron detenidos y en su confesión admitieron el brutal crimen.

Los presuntos atacantes fueron nombrados como Mikhail Nikorich, de 16 años, Ivan P, de 15, y Maxim M, de 14 años.

Según las investigaciones, los adolescentes la golpearon en la cabeza, la arrastraron por el piso hacia el bosque y abusaron sexualmente de ella cuando aún estaba viva, para finalmente estrangularla con un cinturón.

Para evitar ser descubiertos, los tres adolescentes arrojaron el cuerpo a un terreno baldío donde posteriormente fue atacado por unos animales salvajes.

Los adolescentes decidieron matar a la víctima y luego desaparecer el cadáver, según informó la policía.

Los adolescentes no pasaban los 16 años (Foto: Especial Internet)
Los adolescentes no pasaban los 16 años (Foto: Especial Internet)

Los familiares de los menores aseguraron que durante un tiempo el comportamiento de estos jóvenes era "fuera de lo común".

La tía de Ivan P dijo: "Yo estaba allí cuando lo interrogaron. Estaba llorando, se estaba arrepintiendo. Él simplemente no entiende lo que está pasando. Todavía no puede entender lo que pasó".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: