(Nota publicada por Aurora)

Cientos de personas atendieron el funeral del activista, israelí-estadounidense, Ari Fuld, de 45 años de edad, que fuera apuñalado hasta la muerte en Gush Etzion por un terrorista palestino, asesinato llevado a cabo en Kfar Etzion. El padre de la víctima, el rabino Yonah Fuld, recuerda que su hijo "era tan fuerte, lleno de vida, disfrutaba de cada aliento y de cada momento".

El rabino dijo, además, que la pérdida de su hijo era también para Israel como país. "Ari influyó en miles de personas en todo el mundo", afirmó.

(Video: el momento del ataque)

Fuld era un conocido activista de Hasbará (quienes utilizan las relaciones públicas para diseminar, en el exterior, información positiva sobre el Estado de Israel y sus acciones). "Mi hijo —agregó —recibía miles de cartas de todo el mundo. Incluso desde Arabia Saudita. Era un héroe para todos".

Tanto los miembros de la familia y los amigos como el público en general portaron banderas israelíes durante el funeral, que comenzó cerca de la medianoche en un cementerio del asentamiento de Kfar Etzion, en Cisjordania.

Miriam Fuld, esposa de la víctima –quien le pidiera ir de compras al centro comercial donde Ari fue apuñalado por un terrorista palestino de 16 años de edad, Khalil Jabarin, de la aldea palestina Yatta– habló durante las exequias.

"No sé cómo voy a seguir sin ti, no sabíamos que terminaría así. Peleaste por lo que creías, ahora tu trabajo es cuidarnos desde arriba". "Gracias por todos los maravillosos años y por los maravillosos niños que me diste. Te amo, te amo, te amo ", repitió.

Tamar, la hija de Fuld, afirmó que nunca se le cruzó por la cabeza que su padre pudiera ser la víctima de ese ataque terrorista cuando escuchaba las noticias.

Ari Fuld persiguió al terrorista después de haber sido apuñalado y le disparó a pesar de su estado; sin embargo, Khalil Jabarin fue inicialmente baleado y neutralizado por otro transeúnte que estaba en el lugar. Fuld fue declarado muerto en el Centro Médico Shaare Zedek, en Jerusalén.