El recipiente de agua tiene 3.000 años de antigüedad (Canterbury Auction Gallery)
El recipiente de agua tiene 3.000 años de antigüedad (Canterbury Auction Gallery)

Las autoridades chinas están solicitando que se devuelva un recipiente de agua de 3.000 años de antigüedad que fue robado en el siglo XIX y que se subastará este miércoles con una base de entre 120.000 y 200.000 libras esterlinas (170.000-283.000 dólares).

El Tiger Ying es una reliquia de bronce de la dinastía Zhou (entre el 1046 y el 771 a.C.) que fue saqueada del antiguo Palacio de Verano Yuanmingyuan, Beijing, en 1860 por el capitán de los Royal Marines, Harry Lewis Evans.

Este militar británico participó de la Segunda Guerra del Opio, entre 1856 y 1860, en la que el Reino Unido y Francia derrotaron a las fuerzas de la dinastía Qing y se llevaron un enorme botín.

Se subastará con una base de entre 120.000 y 200.000 libras (Canterbury Auction Gallery)
Se subastará con una base de entre 120.000 y 200.000 libras (Canterbury Auction Gallery)

El artefacto fue hallado recientemente en una casa en Kent, al sureste de Inglaterra, y será subastado el miercoles por la Canterbury Auction Gallery.

Pero el Gobierno chino está intentando que la pieza sea devuelta.

"Esperamos que las instituciones pertinentes acaten el espíritu de los acuerdo internacionales, respeten los sentimientos de la gente de este país de donde la reliquia es originariamente y no comercien artefactos saqueados", dijo la Administración Estatal de Herencia Cultural de China en un reciente comunicado, citado por el periódico China Daily.

El capitán de los Royal Marines, Harry Lewis Evans, quien obtuvo la pieza en 1860 durante su participación en la Segunda Guerra del Opio (Canterbury Auction Gallery)
El capitán de los Royal Marines, Harry Lewis Evans, quien obtuvo la pieza en 1860 durante su participación en la Segunda Guerra del Opio (Canterbury Auction Gallery)

Por su parte, Cheng Xiahoe, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Renmin, en China, dijo que el asunto es importante para el pueblo chino porque "el saqueo de Yuanmingyuan ha sido un símbolo de vergüenza para China desde hace muchos años".

"El Tiger Ying fue tomado por un soldado británico, una figura histórica real.  Por eso este saqueo es un dolor eterno en los corazones chinos. Pedir su devolución puede compensar parcialmente el sufrimiento y la humillación", agregó.

En un diario escrito por Evans, quien falleció en 1883, y hallado por autoridades del Reino Unido hay evidencia del robo de artefactos por parte de ingleses y franceses.

El diario del capitán Evans en el que habla del saqueo (Canterbury Auction Gallery)
El diario del capitán Evans en el que habla del saqueo (Canterbury Auction Gallery)

"En la mañana llegaron informes de que los franceses y nuestra caballería habían tomado el Palacio de Verano sin resistencia. Los franceses se llevaron un botín muy valioso de relojes, abrigos de piel, sedas, etc.", describe el capitán en una de las misivas.

"El general (británico, sir Hope Grant) llenó con todo lo que pudo todas las carretas que pudo encontrar, y todo se vendió en subasta para el botín porque se alcanzaron precios fabulosos. Se obtuvo un monto considerable que fue dividido con la tropa. Yo espero recibir unas 45 libras", agregó.

En el misma diario, Evans también relata el momento en el que acude con su tropa y quema Yuanmingyuan  hasta los cimientos. Hoy solo quedan ruinas.

China quiere recuperar la pieza, de enorme valor histórico (Canterbury Auction Gallery)
China quiere recuperar la pieza, de enorme valor histórico (Canterbury Auction Gallery)

A pesar de la evidencia, los expertos legales internacionales coinciden en que China no tiene una posición fuerte para lograr recuperar estos artefactos, ya que el hecho delictivo, el saqueo, ocurrió hace más de 100 años y desde entonces los bienes cambiaron muchas veces de manos en forma legal.

"La más fácil y rápida manera de llevar el Tiger Ying a China dependerá de los deseos de los postores", señaló Ian Fox-Williams, subdirector legal de la Universidad de la ciudad de Birmimgham, según el China Daily.

No es la primera vez que se subastan artículos provenientes del saqueo de Yuanmingyuan. En 2011 una caja metálica dorada se vendió por 400.000 libras (unos 566.000 dólares) en Salisbury. Llevaba la inscripción del capitán James Gunter de la Guardia Real de Dragones, el saqueador.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: