El presidente ruso, Vladimir Putin, realizó este lunes una sorpresiva visita a la base militar rusa de Hmeimim, en territorio sirio. Allí, junto al presidente sirio Bashar al-Assad, se congratuló por la victoria conjunta en la guerra civil que desangró a Siria durante los últimos años y prometió que reducirá la presencia de tropas en ese país durante los próximos años.

El viaje a un territorio todavía en conflicto fue encarado con las máximas medidas de seguridad por el gobierno ruso.

Ahora se conocieron inusuales imagen del presidente Putin a bordo del avión presidencial Ilyushin Il-96-300PU mientras observa por su ventanilla la escolta de los aviones de combate rusos Sukhoi Su-30 .

La base aérea de Hmeimim se encuentra en las afueras de Latakia y sobre el Mar Mediterráneo, unos 220 kilómetros al norte de la capital, Damasco. Fue construida a mediados de 2015 como un anexo al aeropuerto internacional Bassel al Assad y desde septiembre de ese año es el cuartel general de la aviación rusa en su campaña de bombardeo contra el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) y los rebeldes que se enfrentan al gobierno de Al Assad.

En enero de este año Siria y Rusia firmaron un acuerdo cediendo la base a Moscú por 49 años, con la opción de sumar otros 25 al fin de ese plazo.

LEA MÁS: