Terminó el mandato del GIEI en el caso Ayotzinapa; sólo dos de sus miembros continuarán el seguimiento

El Grupo Interdisciplinario propondrá el Gobierno Federal un Mecanismo de Seguimiento, el cual estará al pendiente del caso en los siguientes dos meses

Compartir
Compartir articulo
El caso Ayotzinapa se ha visto tambaleado en las últimas semanas.
El caso Ayotzinapa se ha visto tambaleado en las últimas semanas.

En los últimos meses, el caso Ayotzinapa fue tambaleado por distintos sucesos que dejaron entrever la aceleración en las investigaciones por parte del Gobierno de México y, por lo cual, cambió el panorama del rumbo de las investigaciones.

Filtraciones de conversaciones sin testar; la instrucción de 83 órdenes de aprehensión, de las cuales 20 fueron desistidas, y la renuncia del fiscal Omar Gómez Trejo y parte del equipo son algunos de los hechos que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) señaló como agravantes de la crisis de confianza e independencia en los avances del caso.

“Se desencadenaron hechos y declaraciones que han aumentado la confusión y perplejidad de las víctimas. Han puesto en riesgo los avances del caso”, aseveró el experto, Carlos Marín Beristaín quien propuso un plan de transición ante el término del mandato del GIEI de México.

Según lo detallado en conferencia de prensa, esta medida transitoria implicaría la creación de un Mecanismo de Seguimiento, el cual se conformará por sólo dos de los cuatro miembros del Grupo: Carlos Marín Beristaín y Ángela María Buitrago, quienes continuarán con la supervisión por los próximos dos meses.

Carlos Marín Beristaín y Ángela Buitrago quedarán al frente del Mecanismo de Seguimiento. (Captura: Facebook CDHCM)
Carlos Marín Beristaín y Ángela Buitrago quedarán al frente del Mecanismo de Seguimiento. (Captura: Facebook CDHCM)

Ante la noticia, Martín Beristaín explicó que la decisión, tomada de manera colectiva, se determinó bajo la condición de que el Mecanismo de Seguimiento debería integrarse por expertos del GIEI en razón de que solamente ellos conocen el verdadero avance de las indagaciones.

“Hemos tomado una decisión en consenso tomando en consideración la gravedad de lo ocurrido. (…) Es indispensable un Mecanismo de Seguimiento (...) Tenemos una Fiscalía que la cabeza prácticamente no conoce la profundidad de la investigación y hay puntos fundamentales en los cuales es imprescindible el seguimiento”, señaló la experta Claudia Paz Paz.

En ese sentido, Francisco Cox Vidal agregó que el trasfondo de este giro se sustenta en varias acciones que, tras someterse a un análisis, requieren que el GIEI no quite el dedo del renglón en ciertos aspectos del caso de la Noche de Iguala: “Estamos viendo como el desplazamiento de funcionarios de la Fiscalía, la llegada de un Fiscal que no conoce el caso (equivale) a tres o cinco años la pérdida de ese caso. Eso se tiene que subsanar con personas que conozcan ese caso”, comentó.

Por su parte, María Buitrago negó que la “retirada” del GIEI sea equivalente a doblegarse o aceptar las irregularidades recién reveladas del crimen de Estado. Por el contrario, destacó que el Grupo se ha encargado de denunciar y encarar las inconsistencias atestiguadas.

“Lo que necesitamos es que paren las simulaciones e investigaciones falsas (...) una de visitaduría para justificar la revocatoria de 21 órdenes de captura (...) No estamos avalando”, aseveró.

“Esto causa la salida de Omar (Gómez Trejo), causa la salida de otros fiscales. Lo que es inconcebible es que estando la visitaduría cinco días en donde no conoció la investigación sea fundamento para retirar las órdenes de captura que tenían elementos probatorios”.
GIEI aseguró que la FGR desconoce la profundidad de las investigaciones. (Foto: AFP)
GIEI aseguró que la FGR desconoce la profundidad de las investigaciones. (Foto: AFP)

Inconsistencias en los WhatsApp que la COVAJ anexó como pruebas

En otro momento, los expertos insistieron que los mensajes tipo Whatsapp incluidos en el último reporte de la Comisión para el Acceso a la Verdad y la Justicia (COVAJ) del Gobierno Federal cuentan con inconsistencias, según un peritaje informático forense realizado a las 467 capturas de pantalla.

Al respecto, Claudia Paz Paz compartió que, a raíz de los resultados, se determinó que dichas “nuevas pruebas” no pueden ser consideradas en un proceso judicial. Ante ello, se llama a investigar el cómo se obtuvieron y las “circunstancias irresponsables” de su realización.

En palabras de Cox Vidal, fueron los problemas con el meta data, la inconsistencia de fechas y el ambiente de Whatsapp los que sustentan los argumentos del Grupo para demeritar los screenshots añadidos en el informe oficial: “Si son creados o no, no lo sabemos porque no tenemos la fuente original”, comentó.

Es así que las conclusiones obtenidas fueron:

A) No es posible garantizar la original de los mensajes, ya que no se puede determinar mediante el estudio de meta data los ficheros de autenticidad

B) No es posible verificar el tipo de dispositivo celular donde se encuentra configurada la cuenta de Whatsapp de la cual se realizó la captura de pantalla

C) Inconsistencias en las versiones según íconos y funciones

D) Diferencias en las formas de escrituras, algo inusual, de la aplicación

E) Se evidencian varios mensajes que fueron enviados en fechas posteriores a la generación del screenshot. Cabe señalar que hay 181 imágenes con dichas inconsistencias.

SEGUIR LEYENDO: