Los perros abandonados en Tamaulipas serán entrenados para proteger a mujeres víctimas de género

Se trata de una iniciativa de ley que, según han expuesto los diputados de la entidad, soluciona el abandono de esos animales y ayuda en la protección de la ciudadanía que así lo necesite

Compartir
Compartir articulo
(Foto: Facebook @NievesRodriguez)
(Foto: Facebook @NievesRodriguez)

En Tamaulipas, los diputados del estado recién aprobaron una tierna iniciativa: una reforma a la ley para que los perros que sean rescatados de la calle reciban entrenamiento y pueden cuidar a las mujeres víctimas de género. Se trata de un proyecto presentado por los panistas ante el pleno, y solo falta que el Congreso estatal en general lo apruebe para que sea una realidad.

La ley que registrará cambios es la de de protección a los animales de Tamaulipas, y propone que los perros abandonados sean parte de los programas estatales de protección a las mujeres víctimas de violencia de género. Incluso también propusieron que sean animales de compañía de adultos mayores que se encuentran en situación vulnerable y hayan sido abandonados.

El cambio de aducionar el artículo 24 Bis pone en manos de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de Tamaulipas la realización de programas de adiestramiento para los perros abandonados. Se adiciona también una fracción III Bis al artículo 4, para que por definición los animales adiestrados sean aquellos que reciben entrenamientos de personas autorizadas para ello.

FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM
FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM

La comisión que aceptó la reforma indicó que con el cambio en la ley se obtiene un doble beneficio: solucionar la situación de los perros que son abandonados y proveer de protección y compañía a la población que así lo necesite.

Se trata de un solución para intentar aminorar a una problemática que adolece a todo el país. En México, más del 66% de mujeres han sido víctimas de violencia de género, el acoso callejero y las amenazas son claras manifestaciones de este tipo de agresiones.

Precisamente en Veracruz, el pasado 17 de agosto que una mujer recibió amagos de violación y feminicidio por parte de un desconocido en el transporte público.

La usuaria de una ruta que circula por Boca del Río, Veracruz escribió en Twitter el diálogo que sostuvo con el habitante de esta localidad, en su tuit relató que la conversación comenzó porque el aparente agresor verbal le pidió la hora. El incidente ocurrió alrededor de las 16:30 horas.

(Crédito: captura de pantalla Twitter/@LindaFS)
(Crédito: captura de pantalla Twitter/@LindaFS)

Posteriormente, el señor de entre 35 y 45 años intentó seguir interactuando con la joven haciéndole comentarios sobre sus tatuajes. “Yo quiero hacerme unos así... Hey, shh, hazme caso”, le dijo.

Ante la insistencia, ella le dejó en claro que no quería seguir platicando con él, diciéndole lo siguiente: “Señor, no me interesa tener una conversación con usted”. La reacción inmediata del hombre en cuestión fue amenazarla, diciéndole que seguramente querría hablarle en el momento en que estuviera violentándola.

“¡Ja! ¿Qué no te interesa? A ver si cuando te viol... y te mat... no me vas a estar gritando que te deje”, le dijo. La usuaria de Twitter detalló que la conversación ocurrió a bordo de un autobús conocido como “laguna”.

Así lo escribió la joven en su cuenta de esta red social, quien subió una fotografía del sujeto que la amenazó, esto con el objetivo de responsabilizar al desconocido por cualquier violencia que sufra y además, aportar algunos datos para su identificación, entre ellos, un tatuaje con la leyenda “Jairo Charli”.

“Me acaba de pasar en un laguna, se bajó en Boca del Río frente al Hugo Sánchez, 1.65 aprox, moreno, su tatuaje decía Jairo Charli, desconozco quién sea, pero claro que lo hago responsable si algo me pasa”, se pudo leer en el tuit de la usuaria @LindaFS.

En su cuenta de Twitter, la joven veracruzana detalló que sintió mucho coraje e impotencia por la situación, pero aún así, decidió escribir lo que había ocurrido para visibilizar las violencias a las que están expuestas muchas mujeres. Hasta el momento, no ha detallado si inició algún proceso legal en contra del hombre que la amenazó.

El caso de la veracruzana forma parte del 96% de situaciones donde las mujeres son víctimas de acoso en el transporte público, de acuerdo con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

SEGUIR LEYENDO: