Policía de Chihuahua detuvo a 5 de la familia LeBarón; activistas acusaron “siembra de pruebas”

De acuerdo con miembros de la comunidad, la detención de sus familiares ocurrió de manera arbitraria

Compartir
Compartir articulo
Julián LeBaron denunció que la Policía Municipal de Nuevo Casas Grandes prefirió proteger a los sicarios en lugar de a su familia ante la llamada de auxilio.
FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM
Julián LeBaron denunció que la Policía Municipal de Nuevo Casas Grandes prefirió proteger a los sicarios en lugar de a su familia ante la llamada de auxilio. FOTO: GRACIELA LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM

Durante la madrugada del domingo 7 de agosto se reportó la detención de cinco integrantes de la familia LeBarón, quienes presuntamente portaban armas de alto calibre que son de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas (FA) de México.

Según la información compartida por las instituciones de seguridad del municipio de Nuevo Casas Grandes (NCG), en Chihuahua, la aprehensión ocurrió en la carretera de Casas Grandes a Benito Juárez, en donde los agentes interceptaron una camioneta en la que se transportaban las armas.

Los reportes oficiales señalaron que se trataba de cuatro rifles de cacería y un AR15, el cual es un fusil automático cuyo uso está restringido a personal castrense.

Las personas detenidas fueron identificadas como Jesi Nefi L. W., Jethro L. S., Joel Nefi L. S., Hiram Nefi L. S. y Nefi Dayer L. M., quienes fueron puestas a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR).

La gobernadora del estado, Maru Campos, no ha emitido ningún pronunciamiento sobre este caso. Captura: Facebook/Maru Campos Galván
La gobernadora del estado, Maru Campos, no ha emitido ningún pronunciamiento sobre este caso. Captura: Facebook/Maru Campos Galván

Activistas señalaron falsedad de acusaciones

La versión de la Policía fue refutada horas después por el activista Alex LeBarón a través de algunos mensajes y pronunciamientos compartidos en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con él, la detención ejecutada por oficiales de la Policía Municipal de Nuevo Casas Grandes ocurrió de manera arbitraria y con diversas irregularidades.

Explicó que durante la noche del 6 de agosto, un grupo de sicarios comenzó a acechar la casa de una de sus primas y, posteriormente, agredieron a uno de sus trabajadores, por lo que ella (Jolie Jhonson LeBarón) y su esposo se pusieron en contacto con el resto de la comunidad para avisar que estaban en una situación de peligro.

Julián LeBarón señaló que la comunidad atendió la situación de riesgo que vivía la familia de su prima. (Captura: Twitter/julianlebaron)
Julián LeBarón señaló que la comunidad atendió la situación de riesgo que vivía la familia de su prima. (Captura: Twitter/julianlebaron)

“Llenos de miedo, como pudieron salieron de su casa por la ventana de atrás y se escondieron con sus hijos. Mientras esto sucedía, varios miembros de la comunidad avisaron a la Policía Municipal y se acercaron a casa de mi prima a intentar protegerla”, escribió Alex en sus redes sociales al narrar su versión de los hechos.

Posteriormente, puntualizó, los oficiales ignoraron el llamado de auxilio y, en su lugar, detuvieron a los integrantes de la familia por presunta posesión de armas de uso exclusivo de las FA. Al respecto, comentó que sí portaban armamento, pero contaban con los documentos que acreditaban su legalidad.

“En vez de actuar, la policía detuvo ilegalmente a los miembros de la comunidad. Es completamente falso que las armas que traían en los vehículos fueran de uso exclusivo del ejército, ya se acreditó que todos traían rifles de cacería que cuentan con los permisos correspondientes”, comentó.

“La casa de mi prima estaba rodeada de sicarios, fueron primero unos primos con rifles de cacería y al pedirle auxilio a las autoridades corruptas de NCG fueron golpeados y detenidos. Mi prima y sus niños están bien. Es surreal la situación”, expresó el también activista Julián LeBarón.

En continuación con su pronunciamiento, Alex LeBarón acusó a las autoridades locales de estar involucradas con el crimen organizado y declaró que varios de los oficiales coludidos ingresaron al cuerpo policial de Nuevo Casas Grandes.

“Desde hace años hemos solicitado la revisión de la policía municipal, sin que ninguna autoridad intervenga, situación que ha generado conflictos y puesto en riesgo la vida de mis tíos @julianlebaron y @AdrianLebaron”, añadió el integrante de la comunidad.

Finalmente, señaló que lo ocurrido con sus familiares es parte de la realidad general que vive el país: “policías corruptos, detenciones arbitrarias, siembra de pruebas y acusaciones falsas”. Esto último, en referencia a la supuesta posesión del rifle AR-15.

Por su parte, en una entrevista con medios locales, Julián LeBarón expuso que desde hace tiempo han denunciado la corrupción de la policía municipal de NCG, pues “ayuda y protege a los criminales”. Además, apuntó que ellos acudieron a las fuerzas de seguridad por una emergencia “y en lugar de ayudarnos le siembran un arma larga a mis primos para detenerlos y proteger a los sicarios”.

Al enterarse de la detención de los integrantes de la familia LeBarón, otros miembros de la comunidad acudieron al lugar donde los mantenían resguardados para exigir su liberación, lo cual generó un enfrentamiento con los policías. Ante dicha situación, la corporación municipal solicitó apoyo de agentes estatales y de la Guardia Nacional para contener la riña.

SEGUIR LEYENDO