Fiscalía negó que restos óseos hallados por Ceci Flores, líder de Madres Buscadoras de Sonora, sean de su hijo

La mujer aseguró que agotará todos los recursos para confirmar que los huesos no corresponden a los de su hijo, Marco Antonio

Compartir
Compartir articulo
Cecilia Patricia Flores Armenta lleva años en la búsqueda por sus dos hijos desaparecidos: Marco Antonio, sustraído en 2019, y Alejandro, en 2015. (Foto: Twitter/@CeciPatriciaF)
Cecilia Patricia Flores Armenta lleva años en la búsqueda por sus dos hijos desaparecidos: Marco Antonio, sustraído en 2019, y Alejandro, en 2015. (Foto: Twitter/@CeciPatriciaF)

La Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) de Sonora informó que los restos óseos hallados el pasado 14 de abril no corresponden a los de Marco Antonio, hijo de la líder de Madres Buscadoras de Sonora, Cecilia Patricia Flores Armenta.

Así lo determinó el órgano luego de someter los indicios a pruebas de Genética de ADN en Laboratorio de Inteligencia Científica Forense (CIF), mismas que arrojaron como negativo el resultado.

En tanto, Ceci Flores confirmó el anuncio, sin embargo, pese a lo comunicado por la Fiscalía, la madre buscadora aseguró que agotará todos los recursos para confirmar que los huesos no pertenecen a su hijo, desaparecido desde mayo del 2019.

“La FGE Sonora acaba de confirmar que los restos humanos (que) encontramos el jueves pasado no tiene relación con mi hijo Marco Antonio. Agotaré todos los recursos para descartarlo”.
Ceci Flores aseguró que utilizará todos los recursos para asegurar que los restos óseos no son de su hijo. (Foto: captura de pantalla)
Ceci Flores aseguró que utilizará todos los recursos para asegurar que los restos óseos no son de su hijo. (Foto: captura de pantalla)

El pasado 4 de mayo del 2019, un comando del crimen organizado sustrajo por la fuerza a Marco Antonio y a su hermano menor, Jesús Adrián, de su hogar en Bahía de Kino.

Jesús fue devuelto el 10 de mayo, seis días después de pedir y buscar por ellos en todas partes, no así Marco de quien se desconocía su paradero hasta principios de 2021 cuando una llamada anónima alertó sobre la ubicación de sus posibles restos.

De ese modo, Ceci Flores se desplazó a la altura del kilómetro 60 de la carretera Hermosillo- Bahía de Kino donde se encontraba una osamenta expuesta, sin cráneo, que, de acuerdo con las identificaciones y las prendas identificadas, pertenecía a la de Marco Antonio.

Pero fue hasta el pasado 14 de abril del 2022 cuando la activista informó que habría dado con el cráneo de Marco, el cual faltaba en los restos óseos que había encontrado hace casi un año: “Siento que me derrumbo”, compartió en su cuenta de Twitter junto a dos fotografías de la dentadura.

Traigo un nudo en la garganta. Creo que encontré a mi hijo Marco en la búsqueda de hoy. Reconozco su dentadura y forma de cráneo. Siento que me derrumbo”.
Varios usuarios en redes sociales se solidarizaron con Ceci tras la publicación del posible hallazgo. (Foto: Twitter)
Varios usuarios en redes sociales se solidarizaron con Ceci tras la publicación del posible hallazgo. (Foto: Twitter)

Cabe recordar que, aún cuando dichos restos coincidieran con el de Marco Antonio, Ceci aún continuaría en la lucha por dar con su otro hijo, Alejandro Guadalupe, quien fue sustraído a plena luz del día en 2015 en Sinaloa.

Es por ello que seguirá con informantes anónimos, exigencias a las instituciones para que actúen en las denuncias y operativos de rastreo por el estado o zonas aledañas.

Hasta la fecha, el colectivo Madres Buscadoras de Sonora ha localizado a más de 900 personas desaparecidas, quienes fueron ubicadas con apoyo de más familiares desde hace casi tres años.

De acuerdo con la organización, algunas integrantes se han enfermado por la angustia de no saber dónde están sus seres queridos o incluso han fallecido sin haber tenido ninguna pista del paradero de sus hijos.

En 2021, Alejandro Encinas, Subsecretario de Derechos Humanos, reconoció que en México se vive una crisis forense por la cual, hasta el momento, se han contabilizado a 52 mil cuerpos sin identificar en las fosas comunes del país. Es por ello que múltiples Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y colectivos de búsqueda han hecho llamados a familiares a que se sumen a contribuir a las bases de datos de ADN del Banco Nacional de Datos.

SEGUIR LEYENDO: