“El problema no es tener dinero, sino de dónde sale”: Loret de Mola revela detalles de la vida que llevaban Álvarez Puga e Inés Mont

La FGR liberó una orden de aprehensión en contra de la pareja por el presunto desvío y lavado de 3 mil millones de pesos que pertenecían a la Segob

Inés Gómez Mont y su esposo Víctor Álvarez Puga Foto: Instagram/@inesgomezmont
Inés Gómez Mont y su esposo Víctor Álvarez Puga Foto: Instagram/@inesgomezmont

A inicios de este mes, un juez federal giró una orden de aprehensión en contra de Víctor Manuel Álvarez Puga e Inés Gómez-Mont. La pareja se encuentra prófuga de la justicia por su presunta responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, delincuencia organizada y peculado. Para el periodista Carlos Loret de Mola, la clave del caso fue encontrar el orígen del dinero que ostentaban: “El problema no es tener dinero, sino de dónde sale”.

Loret de Mola empieza su columna en el diario El Universal revelando un detalle sobre el inicio de la relación entre el abogado y la conductora de televisión. El periodista relata cómo un día después de que se conocieron, Víctor Manuel hizo llegar a casa de Inés un reloj de la marca Audemaurs Piguet, una de las más caras del mundo. En el mensaje que llegó con el accesorio, el abogado jugaba con que eran, en realidad, sus iniciales: Álvarez Puga.

Para Loret de Mola este es un indicio del tipo de vida que a la pareja les gustaba llevar. En redes sociales, por ejemplo, ambos presumían joyas, viajes y aviones privados, casas en Nueva York, Miami, Acapulco y otros lujos que muy pocas personas en el mundo se pueden permitir. Destaca entre todo ello, una casa que la pareja compró en Miami, la cual anteriormente pertenecía a la artista Cher, y que les costó la cantidad de 12 millones de dólares.

Masion Inés Gómez Mont (Foto: www.zillow.com)
Masion Inés Gómez Mont (Foto: www.zillow.com)

Sin embargo, para Víctor Manuel, la vida no siempre estuvo llena de ostentos. El chiapaneco nació de una “modesta cuna”, relata Loret de Mola. Sin embargo, pronto se supo hacer de buenas amistades, como Sergio Castro López, quien dominaba ya el negocio del outsourcing. Álvarez Puga aprendió rápido del negocio, sin embargo, no se detuvo ahí.

Víctor Manuel se formó como abogado, se fue rodeando de influencias y acumulando fortunas. Su capacidad para acercarse a personajes de la política mexicana se potenció tras su matrimonio con Inés Gómez-Mont.

El rostro que Álvarez-Puga daba al mundo era el de un exitoso abogado, CEO del despacho Álvarez Puga & Asociados, esposo y hermano. Sin embargo, tras las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR), se están revelando los posibles entramados que se encontraban detrás de dicha fachada.

Según la FGR, la pareja es presuntamente responsable por el desvío y lavado de dinero de 2 mil 950 millones de pesos que provenían de la Secretaría de Gobernación (Segob), cuando Miguel Ángel Osorio Chong -hoy senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI)- se encontraba al frente de la dependencia.

El ex secretarios de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong (Foto: @CARDEXJESS)
El ex secretarios de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong (Foto: @CARDEXJESS)

Al respecto de los desvíos durante su administración, Osorio Chong se limitó a declarar para el medio de comunicación digital Animal Político que “No tengo mayor información en este momento, pero, a presupuesto asignado, deben siempre encontrarse entregables. Esperaremos a que la autoridad haga lo que corresponde en esta investigación”.

Aquellos entregables que debieron de llegar a la Segob a cambio del dinero pagado son sólo una de las irregularidades que detectó la FGR en sus investigaciones. Y es que a manera de evidencias del equipo que debió de haber sido entregado, sólo se presentaron fotografías idénticas de cámaras de vídeo y equipo de vigilancia, por lo que las autoridades sospechan que se trató de una simulación.

Los casi 3 mil millones de pesos mexicanos que entregó la Segob fueron a parar a la empresa Seguridad Privada Inteligencia Cibernética S.A. de C.V. para supuestamente comprar un programa de interconexión de siete penales federales al C4 del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS).

Foto: Instagram/@inesgomezmont
Foto: Instagram/@inesgomezmont

Sin embargo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público encontró que se trataba de una Empresa que Factura Operaciones Simuladas (EFOS) con el objetivo de lavar el dinero y usarlo para fines diferentes a los que supuestamente tenían originalmente.

Luego de recibir el dinero en una competencia que también fue simulada, la empresa Seguridad Privada Inteligencia Cibernética S.A. de C.V. trianguló el dinero a otras empresas factureras: Modemo S.A. de C.V.; Tecnología e Innovación Arromlop S.A. de C.V.; Ingeniería y Arquitectura Tangamanga S.A. de C.V.; Creación y Modificaciones Gardel S.A. de C.V.; Comcelint S.A. de C.V.; Rangel S.A. de C.V. y Gupea Construcciones S.A. de C.V.

Las transacciones fueron rastreadas hasta llegar a Víctor Manuel Álvarez Puga e Inés Gómez-Mont, quienes presuntamente cobraron una comisión por haber lavado el dinero.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR