Atacaron brutalmente a una mexicana de 70 años en Los Ángeles: la agresora pensó que era asiática

La afroamericana Yasmine Beasley, de 23 años, fue arrestada en los Ángeles, California, tras el ataque que se suma a los múltiples incidentes considerados racistas en Estados Unidos

Becky, de 70 años, fue golpeada por una mujer de 23, en Los Ángeles, California, tras insultos racistas Foto: (Instagram Jackfroot)
Becky, de 70 años, fue golpeada por una mujer de 23, en Los Ángeles, California, tras insultos racistas Foto: (Instagram Jackfroot)

Una abuela México-estadounidense resultó gravemente herida cuando fue atacada por una mujer afroamericana que pensó que la anciana era de origen asiático.

Fue el viernes pasado cuando Becky, de 70 años, viajaba en un autobús para comprar víveres en el vecindario de Eagle Rock en Los Ángeles, California.

En un intercambio de miradas, Yasmine Beasley, de 23 años, comenzó a agredir físicamente a la mujer mayor, quien no pudo protegerse ante el brutal ataque.

El Eastsider informó que la joven de 23 años, supuestamente lanzó insultos raciales a la anciana al golpearla en la cara y cuello, la dejó tan golpeada que tenía los ojos cerrados por la hinchazón, además de provocarle una conmoción cerebral y fracturarle la nariz.

La mujer mayor resultó con fractura de nariz, ajos morados, rasgaduras en el cuello, cabello arrancado entre otras afecciones Foto: (Instagram Jackfroot)
La mujer mayor resultó con fractura de nariz, ajos morados, rasgaduras en el cuello, cabello arrancado entre otras afecciones Foto: (Instagram Jackfroot)

Según los informes, el hijo de Becky dijo que su madre fue golpeada en la cara y se quedó con otras heridas después del impactante ataque por lo que tuvo que ir al hospital, cubierta de moretones y con mechones de cabello arrancados.

Nadie la ayudó. Ni siquiera el conductor del autobús”, dijo su hijo Pete a la publicación.

Confirmó que la atacante era afroamericana y sólo detuvo el frenético asalto cuando su madre magullada y golpeada llamó frenéticamente a la policía.

Becky estuvo detenida en el hospital durante 24 horas antes de ser dada de alta, pero el hijo de Becky, Pete, denunció que todavía tiene dificultades para caminar después de que el ataque empeoró su condición preexistente de artritis lúpica y otras discapacidades, informó el Eastsider.

Brandon Elliot, el atacante de mujer asiática en NY ya fue arrestado

La policía de California está investigando el crimen.

Más ataques contra asiáticos

Desde el cierre del coronavirus en los EEUU en marzo pasado, un informe de Stop Asian-American Pacific Islander Hate (AAPI) ha documentado al menos 3 mil 795 ataques por motivos raciales contra asiático-americanos solo en el último año.

lliot, de 38 años, se encontraba bajo libertad condicional por el asesinato de su madre hace 19 años cuando la apuñaló en el corazón varias veces (Foto: Departamento de Policía de Nueva York)
lliot, de 38 años, se encontraba bajo libertad condicional por el asesinato de su madre hace 19 años cuando la apuñaló en el corazón varias veces (Foto: Departamento de Policía de Nueva York)

En las últimas semanas, se han registrado alrededor del país numerosas marchas para denunciar estos episodios y para mostrar solidaridad con las minorías asiáticas. Desde el comienzo de la pandemia y hasta finales de 2020, la organización “Stop Asian American and Pacific Islander Hate” (Paren el odio a los estadounidenses asiáticos y de las islas del Pacífico) registró casi 2.800 denuncias de “odio antiasiático” por todo el país, 240 de ellas incluyendo ataque físico

En marzo, seis mujeres asiáticas estaban entre las ocho personas asesinadas durante tres tiroteos en salones de masajes del área de Atlanta.

Otro ataque fue captado por las cámaras cuando un sujeto agredió a un asiático en el metro de Nueva York, lo asfixió y lo dejó tirado en el vagón del subterráneo (Foto: Tik Tok)
Otro ataque fue captado por las cámaras cuando un sujeto agredió a un asiático en el metro de Nueva York, lo asfixió y lo dejó tirado en el vagón del subterráneo (Foto: Tik Tok)

Se dice que el presunto pistolero Robert Aaron Long, de 21 años, culpó de los disparos a su adicción al sexo.

La policía dijo que abrió fuego contra los salones de masajes para tratar de “eliminar la tentación”, pero los activistas contra el racismo dicen que la masacre destaca lo vulnerables que son los asiáticos-estadounidenses a la violencia.

SEGUIR LEYENDO: