Del Palacio de Hierro a GNP Seguros: los negocios de Alberto Bailléres, el cuarto hombre más rico de México

Bailléres es dueño de Grupo Bal, que conglomera diversas empresas

Compartir
Compartir articulo
El empresario tiene 87 años y es el tercer hombre más rico de México
El empresario tiene 87 años y es el tercer hombre más rico de México

Alberto Billéres González es, según la lista de Forbes, el cuarto hombre más rico de México, sólo por detrás del magnate Carlos Slim Helú, fundador de Grupo Carso, considerado el hombre más rico de México; Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas y Germán Larrea, director ejecutivo de Grupo México.

Bailléres nació en la Ciudad de México, en 1931. Es dueño de Grupo Bal, que conglomera numerosas empresas, como son: Industrias Peñoles, Palacio de Hierro, la compañía de seguros Grupo Nacional Provincial (GNP), fondos de pensiones Grupo Profuturo, Crédito Afianzador, Sofom Valmex, Médica Móvil, así como el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), entre otras.

Cabe destacar que su padre fue fundador del ITAM, uno de los colegios más costosos y reconocidos del país.

Peñoles, parte del corporativo, es dueña de Fresnillo, una de las minas de plata más importantes del mundo; la aseguradora GNP es la más grande y antigua de México, mientras que los almacenes Palacio de Hierro, frecuentemente comparados con el Corte Inglés, son considerados de los más exclusivos, gracias a que tiene a la venta ropa y accesorios de marcas exclusivas.

Se estima que su fortuna asciende a  6 mil 400 millones de dólares.
Se estima que su fortuna asciende a 6 mil 400 millones de dólares.

Su padre compró Palacio de Hierro a unos inmigrantes franceses en 1948. La única tienda que se tenía era la del centro Histórico, que continúa hasta la fecha. Actualmente hay varias tiendas a nivel nacional.

También está involucrado en el mundo de la tauromaquia. En 2015, formó parte de la plataforma Fusión Internacional por la Tauromaquia (FIT), para gestionar plazas en Francia, México y España.

Considerado uno de los pilares del sector empresarial en México, una de las actitudes que lo caracterizan es la discreción y el bajo perfil. En 2015, el diario español ABC publicó una semblanza en la que destacaba que sus amigos lo consideraban “una persona sencilla, afable, a la que no le gusta alardear de su posición y cuyos placeres conocidos, además de los toros, son el arte, la caza y la navegación”.

Su biógrafo más importante, Héctor R. Olea, narra que es un hombre que se distinguió de su generación por la solidez de sus argumentos y la valentía con que los defendía. Su biógrafa no autorizada, la periodista Blanche Petrich, lo describe como un “amante de las sombras”, ante esa insistencia en guardar un bajo perfil.

En 2015, la organización Proyecto PODER, que se dedica al análisis de las empresas privadas y sus prácticas, publicó un estudio que lo puso en medio de los reflectores al señalar que Grupo Bal había crecido 10 veces su valor en cinco décadas gracias a favores del Gobierno, principalmente por las concesiones que recibió entre los años 2000 y 2012 por parte de presidentes surgidos del derechista Partido Acción Nacional (PAN), Vicente Fox y Felipe Calderón.

El presidente Enrique Peña Nieto junto al empresario Alberto Bailleres durante la  ceremonia de la entrega de la Medalla Belisario Domínguez 2015 (EFE/archivo)
El presidente Enrique Peña Nieto junto al empresario Alberto Bailleres durante la ceremonia de la entrega de la Medalla Belisario Domínguez 2015 (EFE/archivo)

“Alberto Baillères posee información privilegiada sobre el mercado de los hidrocarburos en México”, señala la investigación de PODER, llamada “Herencia, oligopolio y silencio: emprendimiento de Baillères recibe Belisario Domínguez”. También acusa a su grupo empresarial de haberse apropiado de miles de hectáreas ejidales y de derramar químicos contaminantes de sus minas, como cianuro y sulfato de cobre, en ríos y lagos. Durante el pasado proceso electoral se vio envuelto en un nuevo escándalo, luego de que se descubriera que integrantes de su grupo empresarial, incluido él, habían donado 5 millones de pesos (USD 126.167) a la campaña presidencial de Margarita Zavala, esposa de Calderón.

En 2015, el exitoso empresario recibió la Medalla de Honor Belisario Domínguez.

En 2018 Bailléres estuvo en la mira de reflectores, pues una modelo australiana de nombre Sinead McNacmara, de apenas 20 años de edad, apareció muerta en un yate, propiedad de Bailléres. Esto sucedió en Grecia.

También en 2019, el empresario fue tema de conversación, pues su nieto, Alberto Alexander, de 29 años de edad, murió por una sobredosis de heroína.

Debido a la pandemia de COVID-19, su fortuna se vio afectada, pues disminuyó mil millones de dólares en 2020, respecto al 2019, pasando de 7 mil 400 millones de dólares, a 6 mil 400 millones de dólares.

SEGUIR LEYENDO: