Hasta 4.5% de los estudiantes abandonarían la educación media superior tras pandemia por COVID-19

Los jóvenes indicaron que se integrarían al mercado laboral u otras actividades para apoyar la economía de sus hogares

Hasta 4.5% de los estudiantes abandonarían la educación media superior tras pandemia por COVID-19 (Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez)
Hasta 4.5% de los estudiantes abandonarían la educación media superior tras pandemia por COVID-19 (Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez)

La pandemia por coronavirus en México ha significado un gran reto para las instituciones, para los docentes, directivos, para los estudiantes y para sus respectivas familias, quienes enfrentaron diversas dificultades u obstáculos a lo largo de 2020.

La Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu) publicó su informe de resultados de la encuesta Experiencias de las comunidades educativas durante la contingencia sanitaria por COVID-19, con principal enfoque en la educación media superior.

Dicho estudio fue realizado por la dependencia entre marzo y junio de 2020, mismo en el que participaron alrededor de 261,00 personas, entre estudiantes, madres y padres de familia, docentes, directoras y directores de planteles de educación media superior de México.

En el informe final, revelaron que 96.5% de los jóvenes encuestados continuaron con sus estudios principalmente a través de la resolución de tareas de forma individual y en las clases virtuales. Destaca que el acompañamiento de los padres y madres de familia se enfocó en proveer espacios, recursos y motivación.

Además, de las maestras y los maestros que participaron, hasta el 70.5% impartió clases virtuales, el 65% se apoyó también en materiales diseñados por ellos mismos y el 60% se enfocó en las diversas plataformas de estudio online a las que tuvieron acceso.

Con respecto a la tecnología, el estudio arrojó que los alumnos tuvieron mayor acceso a la telefonía celular, pues el 87.4% tenían un celular sólo para ellos; sin embargo, únicamente la mitad mencionó tener en casa una computadora o libros de consulta para complementar sus aprendizajes.

Los jóvenes indicaron que se integrarían al mercado laboral u otras actividades para apoyar la economía de sus hogares (Foto: Cuartoscuro)
Los jóvenes indicaron que se integrarían al mercado laboral u otras actividades para apoyar la economía de sus hogares (Foto: Cuartoscuro)

Pero las dificultades no se hicieron esperar. La plantilla docente señaló las dificultades que tuvieron algunos jóvenes para continuar participando en la educación, sobre todo aquellos en situación de mayor vulnerabilidad; además de quienes no tuvieron acceso a dispositivos electrónicos o que no sabían cómo utilizar las estrategias.

Además, los jóvenes y docentes se enfrentaron también a tensión o nerviosismo, a malestares, alteraciones o frustraciones, incluso cambios de ánimo que afectaron tanto en sus hábitos de alimentación como de sueños y descansos, debido a las nuevas formas de impartir clases.

Entre los problemas más comunes, el 40% también encontraron dificultades para participar en las actividades virtuales, para encontrar los materiales que les solicitaban y para comunicarse con sus docentes, además de la falta de acceso a internet, de dispositivos tecnológicos y de recursos económicos.

Las profesoras y los profesores señalaron como principales dificultades: atender a estudiantes con alguna condición de vulnerabilidad y retroalimentar a sus alumnas y alumnos (Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez)
Las profesoras y los profesores señalaron como principales dificultades: atender a estudiantes con alguna condición de vulnerabilidad y retroalimentar a sus alumnas y alumnos (Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez)

Finalmente, por las razones anteriores, se preguntó a los estudiantes con respecto al regreso a clases, “tema de especial interés cuando se reconoce que la educación media superior es la que presenta el mayor porcentaje de abandono”.

La mayoría de las y los jóvenes expresó que sí tenía pensado volver, aunque 13.1% no lo había decidido y 4.5% señaló que definitivamente no regresará a las clases de la educación media superior.

Entre las razones destacan el miedo al contagio y la incertidumbre por la pandemia; además, aseguraron que las experiencias con la nueva forma de enseñar fueron poco satisfactorias. Por último, hubo jóvenes que indicaron que se integrarían al mercado laboral u otras actividades para apoyar la economía de sus hogares.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: