“¿Quién causa tanta alegría?”: conoce las tradiciones ancestrales y culturales de Nicaragua

Durante los últimos tres meses del año, este país centroamericano se vuelve un crisol de folclore, alegría y festividad

Grupo de danza folclórica de Masaya (Foto: Instituto Nicaragüense de Turismo)
Grupo de danza folclórica de Masaya (Foto: Instituto Nicaragüense de Turismo)

A pesar de que el 2020 está llegando a su recta final, en las tierras nicaragüenses prevalece la alegría, la unión y el gran sentido de pertenencia hacia su cultura y tradiciones. Durante los últimos tres meses del año, este país centroamericano se vuelve un crisol de folclore y festividad.

Luego de que la reapertura gradual de destinos turísticos ha sido un respiro necesario para los viajeros del mundo, qué mejor que regresar a la aventura con una gran oferta cultural descubriendo una de las joyas de Centroamérica: Nicaragua.

En Masaya, la cuna del folclore nicaragüense, se llevan a cabo las festividades más largas del país. A través de expresiones artísticas y culturales, en esta ciudad se venera a San Jerónimo, mejor conocido como el “Doctor que cura sin medicina”.

Mercado de artesanías de Masayas (Foto: Instituto Nicaragüense de Turismo)
Mercado de artesanías de Masayas (Foto: Instituto Nicaragüense de Turismo)

Todos los domingos de octubre y noviembre puedes disfrutar de los diferentes bailes que se realizan en las calles de Masaya. Al ritmo de la marimba nicaragüense, puedes deleitarte con grupos de Las Inditas, Húngaras, Baile de Negras y Los Diablitos.

Una actividad que no te puedes perder es la de los torovenados, una tradición que se lleva a cabo en el mes de noviembre. El torovenado es una comparsa popular satírica, una danza caracterizada por los augurios y mitos, todo esto en el marco de las festividades hacia San Jerónimo. Uno de los más populares es el Torovenado del Malinche con más de setenta años de tradición.

Espantos llenos de tradición

Al son de los chicheros y a la luz de los candiles, decenas de hombres, mujeres y niños recorren las calles de Masaya disfrazados de las más emblemáticas leyendas nicaragüenses. Si decides visitar esta cuna cultural, tus ojos verán desfilar a La Llorona, La Mocuana, La Chancha Bruja, El Diablo Rojo y El Diablo Negro.

El desfile de los Agüizotes representa los espíritus y las almas del pasado (Foto: Instituto Nicaragüense de Turismo)
El desfile de los Agüizotes representa los espíritus y las almas del pasado (Foto: Instituto Nicaragüense de Turismo)

Este recorrido inicia en la Plaza de la iglesia de Santa María Magdalena, en el barrio de Monimbó. Tanto los agüizotes como los torovenados están arraigados en la cultura popular desde tiempos precolombinos, pero solo Masaya conserva estas tradiciones como parte de su folclore. Esta actividad se realiza el último viernes antes del último domingo de octubre.

Festival acuático

El 15 de noviembre se realiza uno de los carnavales más singulares de Nicaragua. Nos referimos a la décima segunda edición del Carnaval Acuático frente al Malecón de San Carlos, Río San Juan.

Este evento consiste en una caravana acuática, compuesta por una veintena de carrozas adornadas con temáticas que van desde el cuidado del medio ambiente hasta la preservación y rescate de la identidad nicaragüense. Además del gran espectáculo acuático, puedes disfrutar de una feria de artesanías y gastronomía local.

Carnaval Acuático frente al Malecón de San Carlos, Río San Juan (Foto: Instituto Nicaragüense de Turismo)
Carnaval Acuático frente al Malecón de San Carlos, Río San Juan (Foto: Instituto Nicaragüense de Turismo)

¿Quién causa tanta festividad?

La religiosidad y cosmovisión nicaragüense te cautivarán, pues en todos los rincones del país se le tiene una gran devoción a la Virgen María. En la Avenida De Bolívar a Chávez, desde la última semana de noviembre, se instalan coloridos altares alusivos a la Concepción de María, una atracción que es visitada por las familias mientras dura su novena.

Tiempo después, específicamente el 8 de diciembre, se instalan nacimientos en la misma zona, esto para recrear el nacimiento del Niño Jesús. Mientras visitas los altares puedes disfrutar de deliciosos platillos típicos que se ofrecen en los diferentes tianguis ubicados en el centro histórico de la ciudad.

En la ciudad de El Viejo, municipio de Chinandega, se lleva a cabo “La Lavada de la Plata”, una de las tradiciones más emblemáticas de Nicaragua. En esta festividad, decenas de fieles devotos limpian las reliquias de la milagrosa imagen, ubicada en el Santuario Nacional Basílica Menor de la Inmaculada Concepción de María en El Viejo. La fecha de esta celebración es el 6 de diciembre.

“La Gritería”, una festividad que hace honor a la Purísima e Inmaculada Concepción de María (Foto: Instituto Nicaragüense de Turismo)
“La Gritería”, una festividad que hace honor a la Purísima e Inmaculada Concepción de María (Foto: Instituto Nicaragüense de Turismo)

Ante toda esta oferta cultural, la joya de la corona se lleva a cabo la noche del 7 de diciembre. Nos referimos a “La Gritería”, una festividad que identifica a los nicaragüenses en cualquier parte del mundo. Esta celebración se hace en honor a la Purísima e Inmaculada Concepción de María desde principios del siglo XVIII.

Los devotos recorren las calles y visitan diferentes altares erigidos en honor a la Virgen María, en templos y casas particulares, realizando rezos, cánticos y quemando pólvora (cohetes y juegos pirotécnicos), a la vez que se grita “¿Quién causa tanta alegría?” y se responde “¡La Concepción de María!”. Los habitantes de las casas reciben a los devotos con un “brindis”, llamado popularmente “la gorra”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Cuatro atractivos de Nicaragua que son la mejor opción para tu próximo viaje

Cuál es el único destino del mundo que experimenta un aluvión de turistas en tiempos de pandemia

Viajes cortos, accesibles y sin aglomeraciones: la nueva tendencia de turismo en México