Estas son las marcas de “queso” y “yogurt” que prohibieron vender en México por inducir al engaño

No contienen el nivel de leche que indican, no concuerda el gramaje con la etiqueta y sustituyen algunos productos para su elaboración, indicó la Secretaría de Economía en colaboración con la Profeco

 La Profeco y la SE prohibieron la venta de las marcas señaladas (Foto: Shutterstock)
La Profeco y la SE prohibieron la venta de las marcas señaladas (Foto: Shutterstock)

La Secretaría de Economía (SE) en colaboración con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) emitieron una lista de más de 20 marcas de “queso” y " yogurt natural" que no cumplen con lo establecido en la Norma Oficial Mexicana por lo que se ordenó la prohibición de su venta de forma inmediata.

Por medio de un comunicado, la dependencia dio a conocer su decisión y detalló que fue comprobado que estos productos fueron llevados a cabo “en perjuicio y con información que puede inducir al engaño de los consumidores".

La razón es que estos productos aseguran ser queso, pero incumplen normas al utilizar la leyenda “100% leche” sin serlo, adicionar grasa vegetal para sustituir la leche que se necesita para elaborarlos, poner un menor gramaje en el “contenido neto” al que realmente tienen y no poner explícito el porcentaje de caseinatos que se utilizan para la elaboración del queso.

Por otro lado estuvieron los productos que se autodenominaron “yogurt natural” pero también registraron incumplimientos. Esta vez por adicionar azúcares y no cumplir con el contenido mínimo de leche que deben tener.

En este rubro solo se encuentran Danone Bene Gastro y Danone Natural.

Debido a estas faltas, las empresas que comercializan estos productos tendrán multas y medidas previstas en la Ley de Infraestructura de la Calidad.

Productos que se autodenominaron “yogurt natural” pero también registraron incumplimientos (Foto: Pïxabay)
Productos que se autodenominaron “yogurt natural” pero también registraron incumplimientos (Foto: Pïxabay)

Las marcas que fueron señaladas por las autoridades mexicanas son:

- Nochebuena

- Fud

- Premier Plus Cuadritos

- Zwan

- Caperucita

- Burr

- Precissimo

- Franklyn

- Selecto Brand

- Galbani

- Lala

- El Parral

- Portales

- Walter

- Sargento

-Cremería Covadonga

- Aurrera

-Philadelphia

Jamones que no son jamones

Los productores buscarían reducir sus costos con carne recuperada de huesos en forma mecánica (Foto vía el usuario de Flickr Marco Verch)
Los productores buscarían reducir sus costos con carne recuperada de huesos en forma mecánica (Foto vía el usuario de Flickr Marco Verch)

La Profeco también dio a conocer un estudio donde señaló las opciones de jamón en el mercado que rompen con normativas mexicanas. Muchos de ellos reducirían sus costos con carne recuperada mecánicamente de los huesos e ingredientes no cárnicos como la soya, almidones o féculas de papa, maíz y chícharo.

Fueron 44 marcas las que formaron parte del estudio y formaban parte de clasificaciones como jamón económico, comercial, preferente, fino y extrafino. En cada producto determinó su calidad sanitaria de acuerdo a las normas NOM-213-SSA1-2018 y NOM-158-SCFI-2003, su contenido energético por cada 100 gramos de producto, su porcentaje de carbohidratos, el etiquetado e información al consumidor, el tipo de carne empleada, así como su contenido de fécula, grasa, proteína, sodio y agua.

De acuerdo con la Profeco, el contenido de carbohidratos en las diversas marcas de jamón depende de la cantidad de fécula y otros ingredientes como azúcares, almidón y almidón modificado.

El análisis publicado en la Revista del Consumidor estableció que la calidad de los jamones se ve reflejada en el precio, a diferencia de otros productos en el mercado. Al menos según se determinó en el estudio de precios levantados en la Ciudad de México y Zona Metropolitana, León y Villahermosa, entre el 8 y el 12 de junio de 2020.

Este organismo también alertó hace poco de las marcas de yogurt para beber con altos niveles de azúcares y edulcorantes. Encontró que existe productos en el mercado que pueden contener hasta 3.1 gramos (g) de azúcares totales, mientras que la cantidad mínima en un refresco es 27 gramos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR