Emilio Lozoya habría ofrecido cargo en el gobierno de Enrique Peña Nieto a director de Odebrecht México

El ex director de Pemex está acusado de recibir sobornos por USD 10.5 millones para beneficiar a la empresa brasileña con licitaciones de obras públicas

Luis Alberto Meneses Weyll era el director de Odebrecht cuando recibió la "invitación" de Emilio Lozoya (Foto: Sebastiao Moreira/ EFE)
Luis Alberto Meneses Weyll era el director de Odebrecht cuando recibió la "invitación" de Emilio Lozoya (Foto: Sebastiao Moreira/ EFE)

Las audiencias de Emilio Lozoya, ex director de la empresa productiva del estado Pemex en el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), han permitido ver, al menos desde la superficie, las acusaciones y las pruebas que las autoridades mexicanas tienen en su contra.

En la audiencia de este miércoles, la segunda en dos días consecutivos, Lozoya compareció por el caso “Odebrecht”, señalado por la Fiscalía General de la República (FGR) de haber recibido USD 10.5 millones en sobornos de parte de la compañía brasileña para tener un lugar privilegiado cuando se licitaran distintos proyectos de obra pública que buscaban a toda costa.

Durante la argumentación de las autoridades mexicanas para que el juez vinculara a proceso al ex funcionario público por tres delitos distintos (operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho), la FGR dio a conocer un detalle que ni siquiera los reportajes más reveladores habían contado en los últimos años.

Luis Alberto Meneses reveló, junto a otros directivos de Odebrecht, la maquinaria de sobornos que utilizaron en su momento (Foto: Captura de pantalla)
Luis Alberto Meneses reveló, junto a otros directivos de Odebrecht, la maquinaria de sobornos que utilizaron en su momento (Foto: Captura de pantalla)

Se trata de una propuesta peculiar que Emilio Lozoya le realizó, en 2012, a Luis Alberto Meneses Weyll, entonces director de Odebrecht en México: un cargo en la administración pública, en caso de que el PRI (Partido Revolucionario Institucional), con Peña Nieto a la cabeza, consiguiera el triunfo electoral aquel año, como acabó sucediendo.

De acuerdo con el relato de la Fiscalía, Lozoya, quien fue coordinador de la campaña internacional de Peña Nieto en 2012, se reunía constantemente con Meneses Weyll “para pedirle orientación en la estructuración de programas en diversos estados de la República”, sobre todo Tamaulipas, Veracruz e Hidalgo.

Fueron precisamente las declaraciones de Meneses Weyll en una corte de Nueva York las que la FGR utilizó durante la audiencia de este miércoles. El ex directivo de Odebrecht reveló que se le habían entregado USD 10.5 millones a Lozoya para beneficiarse una vez que asumieran el poder.

El caso Odebrecht es uno de los dos procesos jurídicos que enfrenta Lozoya en México y por los que fue extraditado (Foto: Cuartoscuro)
El caso Odebrecht es uno de los dos procesos jurídicos que enfrenta Lozoya en México y por los que fue extraditado (Foto: Cuartoscuro)

Y así ocurrió: la compañía brasileña se benefició con USD 39 millones por la adjudicación de obras, mientras Lozoya se beneficiaba económicamente en su cuenta de Suiza, de acuerdo con las autoridades. Y es que Odebrecht fue un “consentido” en la administración de Peña Nieto, principalmente con una adjudicación directa para acondicionar la refinería de Tula, en 2014, después de eliminar la licitación pública del proyecto.

Con el paso de los años, la licitación directa en el estado de Hidalgo comenzó a hundirse entre acusaciones de corrupción y sobreprecios que finalmente llevaron a su cancelación. Los testimonios de los hombres de Odebrecht, incluido Meneses Weyll, incluían a un funcionario mexicano. Los directivos admitieron que aquel era uno de los proyectos que buscaban conseguir a través de Lozoya.

“Lozoya conoció a Meneses Weyll cuando era representante en México y le favoreció para conseguir contratos de obra pública”, expresó la FGR. Lozoya habría recibido, de acuerdo con la Fiscalía, USD 4 millones cuando era parte de la campaña presidencial de Peña Nieto y USD 6 millones ya como director de Pemex.

Lozoya aceptó la extradición para colaborar con las autoridades y reducir sus propias penas (Foto: Jon Nazca/ Reuters)
Lozoya aceptó la extradición para colaborar con las autoridades y reducir sus propias penas (Foto: Jon Nazca/ Reuters)

Sin embargo, Lozoya, extraditado a México el 17 de julio pasado, colaborará con las autoridades mexicanas. El ex director de Pemex aseguró que no es “culpable ni responsable de los hechos” que se le imputan. “En el marco de mi compromiso de colaborar con esta investigación, di instrucciones en España para que se agilizaran los trámites de mi extradición, como un acto voluntario de mi parte”, añadió.

La defensa, específicamente, insistió en colocar a Lozoya como un “instrumento no doloso en el marco de un aparato de poder”, aunque en esta ocasión agregaron que dicho aparato está conformado por “altas autoridades” del Estado mexicano “que estuvo constituido con el objetivo de abusar de ese poder que legítimamente se les había concedido”.

Para conseguirlo, adelantaron, su cliente puntualizará “de manera muy clara y contundente sus nombres, los cargos que ocupaban y los métodos de instrumentalización que fueron utilizados para la comisión de los hechos objeto de esta investigación”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Brasil acusó a Odebrecht por sobornos a Emilio Lozoya cuando era coordinador de campaña de Peña Nieto

Odebrecht pagó USD 4 millones para la campaña de Peña Nieto: Lozoya

Emilio Lozoya dijo haber sido “instrumentalizado” para cometer los delitos; esto es lo que significa

Emilio Lozoya fue vinculado a proceso; no pisará la cárcel

MAS NOTICIAS