Asesinato de juez federal fue un “crimen de estado”: presidente de la Corte

Además, confirmó que Uriel Villegas, ejecutado por un comando el martes pasado en Colima, había rechazado mantener su escolta de seguridad por razones personales; no había sido amenazado

El presidente de la SCJN y del CJF reiteró su fuerte condena a los hechos (Foto: Especial)
El presidente de la SCJN y del CJF reiteró su fuerte condena a los hechos (Foto: Especial)

El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), Arturo Zaldívar, aseguró que el asesinato del juez federal Uriel Villegas y su esposa Verónica Barajas en Colima es un “crimen de estado” y como tal todas las instituciones deben actuar unidas para castigar a los culpables.

“Que no haya duda que este es un crimen de estado y cuando hay una situación así todas las instituciones del Estado mexicano estaremos del mismo lado, aquí no caben las diferencias, no caben las políticas, no cabe ninguna distracción”, expresó este miércoles durante una conversación organizada por la Barra Mexicana, Colegio de Abogados.

Zaldívar señaló también que estará muy atento al desarrollo de las investigaciones. Villegas, de 43 años, y Barajas, fueron asesinados la mañana del martes en la ciudad de Colima. El juzgador federal, que había renunciado al protocolo de seguridad, llevó varios casos relacionados con el narcotráfico, delincuencia organizada, lavado de dinero y robo de hidrocarburos, conocido en el país como “huachicoleo”.

Villegas llevaba casos delicados relacionados con el crimen organizado (Foto: Twitter @MINAMORENOlex)
Villegas llevaba casos delicados relacionados con el crimen organizado (Foto: Twitter @MINAMORENOlex)

Villegas además ordenó, en marzo de 2018, el traslado de Rubén Oseguera González “El Menchito” del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), del penal federal 13 de Oaxaca, donde estuvo antes de ser extraditado a Estados Unidos, a la cárcel 2 de Occidente, en el Salto, Jalisco.

La Fiscalía General de la República (FGR) atrajo de forma inmediata las investigaciones del asesinato del juez y de su esposa. Será el Ministerio Público Federal el que realizará las indagatorias.

El presidente del máximo Tribunal del país calificó el crimen como “artero” y detalló que lastimaba “de manera profunda” al Poder Judicial Federal. “Pero también hiere al Estado mexicano como tal. Reitero mi exigencia personal e institucional para aclarar hechos y deslindar responsabilidades”, añadió.

El Poder Judicial condenó fuertemente el asesinato de uno de sus juzgadores federales (Foto: SCJN)
El Poder Judicial condenó fuertemente el asesinato de uno de sus juzgadores federales (Foto: SCJN)

Además, Zaldívar agradeció al consejero jurídico del Ejecutivo Federal, Julio Scherer, y al secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, “quienes desde un inicio se pusieron en contacto y dieron su apoyo para coadyuvar con las autoridades y para revisar el protocolo de seguridad”.

El presidente del CJF también reconoció al fiscal de la República, Alejandro Gertz, “quien desde un principio se tomó muy en serio el tema”. “Acudió con su equipo para hacerse cargo de esta responsabilidad, conoce la gravedad del caso y me ha ofrecido todo el apoyo y seriedad para que se sepa la verdad”, agregó.

El juez federal rechazó mantener protección antes del asesinato

Villegas rechazó mantener la seguridad que se le había asignado a pesar del pedido del Consejo de la Judicatura Federal (Foto: Especial)
Villegas rechazó mantener la seguridad que se le había asignado a pesar del pedido del Consejo de la Judicatura Federal (Foto: Especial)

Zaldívar también confirmó este miércoles en el mismo foro que Uriel Villegas había rechazado mantener la protección con la que contaba por tratarse de un juzgador federal que manejaba temas constantemente cercanos al crimen organizado.

Quiero decir con mucha claridad y tristeza que, en el caso de Uriel Villegas, fue precisamente un caso en que él optó por renunciar a la seguridad que le venía dando el Consejo de la Judicatura
Zaldívar aseguró que, hasta donde tenían conocimiento, el juez asesinado en Colima no había recibido amenazas (Foto: Cuartoscuro)
Zaldívar aseguró que, hasta donde tenían conocimiento, el juez asesinado en Colima no había recibido amenazas (Foto: Cuartoscuro)

Zaldívar explicó que, al darse cuenta de los “asuntos tan delicados” que llevaba, el pleno del CJF le hizo llegar un oficio en el cual le pedía reconsiderar su decisión, recordándole que el dictamen de la Comisión de Vigilancia señalaba que debía seguir con la seguridad. “El juez ratificó que no la necesitaba”, remarcó el presidente de la Corte.

“Nos comentó en una situación posterior que se sentía más a gusto, que llamaba menos la atención. Estimaba en su última adscripción en Colima que no corría ningún riesgo y estaba muy tranquilo”, ahondó Zaldívar, quien también recordó que no conocían de ninguna amenaza contra Villegas.

“En el Poder Judicial Federal, hasta este momento la política ha sido respetar la decisión de la vida privada de cada juzgador, traer un esquema de seguridad tiene beneficios pero también incomodidades, al final yo creo que pensó que no tenía ningún problema porque era un juez honesto, serio, estudioso”, elogió Zaldívar.

El CJF revisará los protocolos de seguridad y evaluará si hacerlos obligatorios o respetar la privacidad y decisión de los jueces (Foto: Cuartoscuro)
El CJF revisará los protocolos de seguridad y evaluará si hacerlos obligatorios o respetar la privacidad y decisión de los jueces (Foto: Cuartoscuro)

Además, el presidente del CJF también adelantó que el pleno discutirá qué hacer cuando se presenten este tipo de disyuntivas. “Es un balance entre el derecho a la vida privada y, por el otro lado, la responsabilidad institucional que implica ser un juez federal”, dijo. Sin embargo, no sabe qué decidirá el Consejo de la Judicatura, ya que ni siquiera Zaldívar tiene definida su opinión.

Por último, el ministro presidente de la Suprema Corte descartó de manera contundente la noción de que Villegas no hubiera tenido protección por medidas de “austeridad”. “Lamentablemente estamos viendo que en México ante cualquier escenario se quiere lucrar con la tragedia, he visto mucha mezquindad de personas que afirman sin ninguna prueba esto”, manifestó.

“No hubo negligencia ni irresponsabilidad del Consejo ni del juez, hasta donde sabemos, no había recibido ninguna amenaza. En la mayoría de los casos, habían habido amenazas, fue realmente en muchos sentidos algo sorpresivo”, concluyó Zaldívar.

MÁS SOBRE ESTE TEMA