Coronavirus en México: el cambio del semáforo epidemiológico a naranja dividió opiniones

El debate entre catedráticos, comunicadores, políticos, intelectuales y usuarios de las redes sociales dejó entrever todas las perspectivas de la pandemia

(Foto: Reuters/Daniel Becerril)
(Foto: Reuters/Daniel Becerril)

México entrará en una etapa de transición en el que 16 estados pasarán de tener un semáforo en alerta máxima a ser color naranja el 15 de junio, lo que trae consigo una serie de regresos a la nueva normalidad de actividades actualmente consideradas no esenciales y el endurecimiento de las medidas sanitarias.

Sin embargo, la decisión presentada por el director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá, generó un duro debate entre instituciones, opositores a la nueva medida, comunicadores y usuarios de las redes sociales.

Los diferentes gobernadores y la jefa de gobierno de la CDMX, se mostraron a favor del semáforo y presentaron las reglas o medidas preventivas a seguir para que la población local pueda iniciar con su nueva normalidad de manera ordenada.

Los calendarios, sin embargo, comenzaron a discrepar desde sus anuncios. En Querétaro, por su parte, se adelantará e iniciarán el semáforo naranja a partir del 17 de junio. En Chihuahua, además, decidieron hacer un semáforo regional, por que únicamente 57 municipios comenzarán a integrarse a un semáforo naranja, mientra la región de Juárez continuará en rojo. La CDMX, por su parte, lo hará de manera escalonada y pretenden establecer la alerta naranja el 22 de junio.

Fue a través de las redes sociales donde los gobernantes y las instituciones públicas oficiales publicaron los reglamentos de su nuevo plan que busca reactivar la economía, pero fue ahí donde también encontraron a los primeros opositores de las medidas: la población que lanzó argumentos desde la experiencia o sus vivencia sen las calles.

El reclamo con más popularidad se basó en los más recientes números presentados por la Dirección General de Epidemiología que indican un aumento de 5,222 casos nuevos confirmados en 24 horas: un incremento del 3.9% al día anterior.

“De acuerdo con @HLGatell, estamos en máximo peligro de contagio. Entiendo que es a nivel nacional, pero como hemos visto en las noticias, la CDMX es una de las zonas con más contagios, ¿cómo es posible que se esté pensando si quiera en la transición a semáforo naranja?”, publicó la usuaria @katy_lm_z.

(Foto: Reuters/Daniel Becerril)
(Foto: Reuters/Daniel Becerril)

El usuario @JMNogal defendió la decisión de pasar a un semáforo naranja de manera escalonada y con orden, pues aseguró que “la economía de las familias iba a matar a más personas que el propio coronavirus. México no se puede dar el lujo de estar tanto tiempo detenido”.

El escritor mexicano Jorge Volpi, por su parte, opinó que el cambio de color en el semáforo epidemiológico no implica necesariamente un cambio de realidad y aseguró que “la gran ventaja es que cada gobernador puede pintarlo de su color favorito”.

“Hasta ayer, todo México estaba en rojo en el semáforo de la Secretaría de Salud. A partir de hoy, medio país es naranja. ¿Cambió la realidad? No. Es más sencillo cambiar el color”, tuiteó a través de su Twitter @jvolpi.

El periodista de Univisión, The Washington Post, Slate y El Universal, León Krauze, no se quedó atrás y luego de dar a conocer el regreso a la nueva normalidad publicó “sobre advertencia no hay engaño” en sus redes sociales.

“´Tú no dices cuándo; el virus dice cuándo', decía el doctor Fauci sobre los tiempos de la reapertura. Sobre advertencia no hay engaño”, tuiteó.

El actor mexicano Moisés Arizmendi aportó su comentario a la conversación al sugerir que la presentación del Programa de Transición ordenada y gradual hacia el semáforo naranja se hubiese publicado el lunes 15 de junio y no antes, pues hay quieres lo entienden mal y arrancan de golpe el regreso a la nueva normalidad.

“Sugerencia... mejor presentarla el lunes. Esta tarde veo peluquería y estéticas y diferentes negocios abiertos y con gente. Sucedió lo mismo previo al 1o. de Junio”, escribió.

(Foto: Rodrigo Arangua / AFP)
(Foto: Rodrigo Arangua / AFP)

La Organización Mundial de la Salud, por su parte, alertó a los líderes del continente por el peligro que significa comenzar a relajar o levantar las restricciones de salud. Mike Ryan, director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, señaló durante la conferencia de prensa virtual que la situación en México es “claramente difícil y desafiante”.

Por ello, pidió a los representantes de gobierno que se mantengan coherentes en los mensajes o discursos que emiten al pueblo, pues alentarlos a volver a la nueva normalidad antes de lo planeado podría traer consecuencias mortales.

Por último, Beatriz Gutiérrez Müller, escritora y catedrática, fue otra de las defensoras del regreso a la nueva normalidad y la transición de los semáforos a lo largo y ancho de la República. A través de sus redes sociales, aseguró que “poco a poco, con precaución, pasamos a la nueva normalidad” e invitó a los usuarios a informarse sobre los protocolos correctos en las distintas entidades.

Mientras la discusión sigue en todos los ámbitos de la vida pública, México seguirá su camino y preparación rumbo al regreso a la nueva normalidad con 16 estados en color naranja a partir del 15 de junio: Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas.

MÁS SOBRE EL TEMA:

En la actualización del semáforo nacional de COVID-19, 16 estados se mueven a naranja y el resto se queda en rojo

Coronavirus en la Ciudad de México: 10 reglas básicas para la transición

En el día 12 de la nueva normalidad, México llegó a máximo de contagios de COVID-19

Iglesias, gimnasios, centros comerciales: cuáles sitios seguirán restringidos en México por COVID-19

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos