El cártel de Sinaloa, el Houdini de las fugas

Lo mismo utiliza túneles que vehículos oficiales y disfraces de custodios

El cártel se Sinaloa y su líder "El Chapo" Guzmán se especializaron en la construcción de túneles, lo mismo para el trasiego de drogas que para fugarse de prisión (Foto: Archivo/ARMANDO MONROY /Cuartoscuro)
El cártel se Sinaloa y su líder "El Chapo" Guzmán se especializaron en la construcción de túneles, lo mismo para el trasiego de drogas que para fugarse de prisión (Foto: Archivo/ARMANDO MONROY /Cuartoscuro)

Joaquín “El Chapo Guzmán, es el Houdini del crimen organizado. Se especializó en cavar túneles lo mismo para el trasiego de droga, que para fugarse de prisión. El cártel de Sinaloa posee un enorme poder para corromper a funcionarios desde el más bajo nivel hasta lo más alto; bajo la premisa de plata o plomo.

Los más claros ejemplos son las dos espectaculares fugas de Guzmán Loera de cárceles de máxima seguridad.

En 1993, “El Chapo” huyó a Guatemala, tras el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en el aeropuerto de Guadalajara el 24 de mayo de ese año, del que se responsabilizó al cártel de Sinaloa.

Joaquín Guzmán fue capturado en el país centroamericano el 9 de junio de ese mismo año y entregado a las autoridades mexicanas en el puente internacional Talismán. Pasó ocho años en prisiones de alta seguridad, entre ellas la de Puente Grande, Jalisco.

"El Chapo" Guzmán capturado por primera vez en 1993 en Guatemala, cuando era uno de los grandes narcos de México (Foto: ARCHIVO/ PEDRO VLATIERRA /Cuartoscuro)
"El Chapo" Guzmán capturado por primera vez en 1993 en Guatemala, cuando era uno de los grandes narcos de México (Foto: ARCHIVO/ PEDRO VLATIERRA /Cuartoscuro)

El 19 de enero de 2001, apenas un mes y 20 días de que el panista Vicente Fox asumiera el poder, “El Chapo” Guzmán se fugó de Puente Grande escondido en un carrito de lavandería para que custodios lo dirigieran a la Aduana del penal, de donde salió en un vehículo de recolección, según la versión oficial.

De acuerdo con las investigaciones de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), hubo 71 personas involucradas en la fuga, entre ellas, 15 servidores públicos que cuidaron que el carro de lavandería ascendiera tres niveles, pasara seis puntos de vigilancia y llegara al estacionamiento en donde un vehículo de servicio lo esperaba para sacarlo de la prisión.

Trece años después, el 22 de febrero de 2014, durante el gobierno del priista Enrique Peña Nieto, Joaquín Guzmán Loera fue recapturado en un departamento en Mazatlán donde se encontraba con su esposa Emma Coronel y sus gemelas.

Fue recluido en el penal de máxima seguridad del Altiplano en el Estado de México. Sin embargo, 17 meses después, el 11 de julio de 2015, Guzmán Loera protagonizó la más espectacular fuga que se tenga memoria en México.

En un video dado a conocer días después, se aprecia como el narcotraficante se pasea nervioso en su celda. A cada rato se asoma al área de regaderas, se sienta en su cama, se prepara y en determinado momento va de nuevo a la ducha y desaparece.

Guzmán Loera salió por un túnel de 170 cms de alto, por 70 centímetros de ancho y más de 1,500 metros de longitud que salía a un escondite en la colonia Santa Juana, en el municipio de Almoloya de Juárez en el Estado de México. El túnel contaba con alumbrado, sistema de ventilación, tanques de oxígeno y una motocicleta como mecanismo de tracción. Al salir del túnel, el capo fue llevado en camionetas hacia una avioneta que lo trasladó a un lugar desconocido. Fuentes oficiales estimaron que construir el túnel tomó cerca de un año y que quien lo construyó sacó unos 350 camiones cargados de arena y suciedad.

No obstante, poco le duró el gusto. El 8 de enero de 2016, seis meses después de su escape de El Altiplano, “El Chapo” fue recapturado en Los Mochis, Sinaloa. En principio había logrado huir junto con su jefe de escoltas por una serie de túneles y alcantarillas. Sin embargo, la lluvia y las precarias condiciones del drenaje lo obligaron a salir a la superficie en donde fue atrapado por elementos federales a quienes quiso sobornar para que lo dejara ir, pero no le funcionó.

Antes, en 2014, Los investigadores sospecharon que se acercaban a Guzmán cuando descubrieron siete casas en Culiacán, México, conectadas por túneles que también estaban vinculados con la red de alcantarillado. La entrada estaba oculta bajo una bañera.

La última captura del "Chapo" Guzmán desató la guerra en Cártel de Sinaloa (Foto: Archivo)
La última captura del "Chapo" Guzmán desató la guerra en Cártel de Sinaloa (Foto: Archivo)

Pero los túneles no han sido el único medio de escape de integrantes del cártel de Sinaloa. Julián Grimaldi Paredes, operador financiero de esa organización criminal, y su jefe de sicarios, Carlos Jesús Salmón Higuera, escaparon la madrugada del 22 de julio de 2017, por la puerta principal del penal de “Aguaruto”, en Culiacán, vestidos de custodios.

“A las tres de la madrugada se detecta la evasión de dos internos del penal … presumimos la presunta participación de elementos custodios porque la fuga se lleva a cabo por la puerta principal”, declaró entonces a los medios de comunicación Fermín Hernández, secretario de Seguridad Pública de Sinaloa. Los reos pasaron por seis filtros de seguridad por lo que se investiga la complicidad de personal de la prisión.

Julián Grimaldi Paredes y Carlos Jesús Salmón Higuera (Foto: Archivo)
Julián Grimaldi Paredes y Carlos Jesús Salmón Higuera (Foto: Archivo)

Apenas este miércoles tres reos, operadores del cártel de Sinaloa, se fugaron del Reclusorio Sur de la Ciudad de México. Fotografías y videos muestran la forma en que Luis Fernando Meza González y Victor Manuel Félix Beltrán, ambos originarios de Culiacán, Sinaloa, recluidos por delitos contra la salud; así como Yael Osuna Navarro, proveniente de Nayarit y acusado de asociación delictuosa, se fugaron del penal ayer por la mañana.

Fue entre las 19:30 y 20:10 horas del 28 de enero que se realizó el pase de lista habitual sin novedad alguna. Sin embargo, a las 07:45 horas del 29 de enero se realizó un nuevo pase de lista y hasta las 08:00 horas, durante el inicio del tercer turno, se reportó la falta de los tres internos y se activó el protocolo correspondiente.

Video; SSP

El operativo de fuga inició alrededor de las 5:50 horas de ese día. Al menos cinco custodios se reunieron con los tres delincuentes. Las esclusas y puertas que comunicaban las celdas de los ahora prófugos estaban sin candados y abiertas.

Se cortó un barrote de seguridad donde los evadidos descendieron 1.5 metros a un área común, y con cizallas cortaron la malla para salir a la parte superior del muro perimetral del reclusorio, para de ahí bajar al área de vehículos.

Abordaron una camioneta oficial que es utilizada para el trasladó de reos, la cual iba a llevar a otro interno al Hospital Rubén Leñero a donde nunca llegó. El vehículo no fue revisado bajo los protocolos de seguridad, por lo que los reos salieron escondidos en su interior.

MAS SOBRE ESTE TEMA: