Los hechos comenzaron a las 14:30 horas del 18 de enero de 2019, cuando se descubrió una toma clandestina en un ducto de Pemex. (Foto: EFE)
Los hechos comenzaron a las 14:30 horas del 18 de enero de 2019, cuando se descubrió una toma clandestina en un ducto de Pemex. (Foto: EFE)

A inicios del 2019, una tragedia marcó a los habitantes de Tlahuelilpan, Hidalgo. El 18 de enero de ese año, una toma clandestina de Pemex explotó en la comunidad San Primitivo. El saldo de ese hecho fue de 137 personas muertas. A un año de este lamentable suceso, así fue como sucedió la catástrofe minuto a minuto.

De acuerdo con la cronología de los hechos realizada por el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, a las 14:30 horas de aquel viernes se detectó la toma clandestina sobre el kilómetro 226 del ducto Tuxpan-Tula. Derivado de esto, a las 15:45, una buena parte de la población se comenzó a aglomerar en la zona con el fin de reunir alguna cantidad del combustible que brotaba a grandes cantidades.

Mientras tanto, el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se acercó al lugar bajo la demanda de solicitar a los presentes que se alejaran de ahí y de esta forma evitar riesgos para la salud, no obstante, sus comentarios no fueron escuchados por la población que se mantuvo ahí.

Cuando el reloj marcaba las 17:00 horas arribó el personal de la Gendarmería Nacional y treinta minutos más tarde acudieron refuerzos de la Sedena, quienes insistieron en el llamado a la población civil a moverse del sitio para que no hubiese algún tipo de problema.

Elementos de la Sedena llegaron al lugar con el fin de retirar a la gente de la zona. (Foto: Henry Romero/Reuters)
Elementos de la Sedena llegaron al lugar con el fin de retirar a la gente de la zona. (Foto: Henry Romero/Reuters)

Cerca de las 18:20, las autoridades tomaron la determinación de suspender el bombeo en el ducto. De esta manera, 10 minutos después se cerraron las válvulas de seccionamiento del ducto bajo el objetivo de que el área por donde se extendía la fuga se redujera.

Sin embargo, eso no evitó que a las 18:52 el Cuerpo de Bomberos de Tlahuelilpan recibiera el “reporte de explosión e incendio” por una toma clandestina. Inmediatamente después de esto se recibieron notificaciones de varias personas con quemaduras que estaban alrededor de la toma de combustible, y quienes fueron trasladadas a hospitales cercanos.

Una hora después, a las 19:50, se estableció la conformación de la Sala de Crisis de la División de Inteligencia de la Policía Federal. Su razón de existir era la atención de la emergencia. Dentro de ella participaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, de la Sedena, de la Marina, de Gobernación, de la Fiscalía General de la República y de Petróleos Mexicanos, entre otras instituciones federales.

A las 20:00 horas, los bomberos iniciaron con los preparativos para sofocar el incendio, mientras que a las 20:22 se estableció el Comité Nacional de Emergencia, cuyo fin era coordinar las actividades del gobierno federal con el Cenapred, Sedena, Semar, Secretaría de Salud, Pemex, Centro Nacional de Inteligencia e IMSS, entre otras.

A las 18:52, el Cuerpo de Bomberos de Tlahuelilpan recibiera el “reporte de explosión e incendio” por una toma clandestina (Foto: Alfredo Estrella/AFP)
A las 18:52, el Cuerpo de Bomberos de Tlahuelilpan recibiera el “reporte de explosión e incendio” por una toma clandestina (Foto: Alfredo Estrella/AFP)

Las ambulancias de la Cruz Roja Mexicana llegaron a las 20:34 y la Dirección General de Riesgos de la Secretaría de Salud desplegó su personal para la atención de gente lesionada a las 20:50. 13 minutos después, Pemex también coordinó la atención de emergencia y pasados 120 segundos se inició el traslado de heridos a hospitales en Ciudad de México.

En este sentido, a las 21:07 horas, el gobierno de la capital envió cuatro helicópteros equipados a modo de ambulancias con médicos y paramédicos para contribuir en la atención. A las 21:20, Pemex informó que el suministro de gasolina en la Ciudad de México no se vería afectado por el accidente y un minuto después, los primeros nueve lesionados de gravedad fueron atendidos en Tula, Hidalgo.

Titulares de la Sedena y de la Secretaría de Seguridad Pública llegaron a las 21:30; veinte minutos después, la cifra de heridos era de 71, mientras que la de los muertos ascendía a 20. Al mismo tiempo, Pemex informaba acerca de la disminución de la “intensidad del incendio”.

A las 22:05 horas, el personal de la Comisión Nacional de Protección Civil se adhirió al cuerpo de comando operativo. A las 22:30 horas se instaló el Centro de Mando a 800 metros del incidente para la atención de las víctimas. Nueve minutos después, las autoridades abrieron la carpeta de investigación.

Numerosos elementos de seguridad pública acudieron a la zona con el fin de contribuir con la atención de las víctimas. (Foto: Archivo)
Numerosos elementos de seguridad pública acudieron a la zona con el fin de contribuir con la atención de las víctimas. (Foto: Archivo)

Un par de minutos después de las 23:00 horas llegaron los peritos en criminalística y campo de la FGR. Por otra parte, a las 23:37, 67 elementos de la Semar arribaron al lugar del siniestro. Mientras que a las 23:45, personal técnico de Pemex informó sobre el control del incendio.

A las 00:45 del sábado 19 de enero, el presidente Andrés Manuel López Obrador llegó al lugar para supervisar las acciones de respuesta y ordenó la atención de los heridos en todas las instituciones de salud del estado fueran, o no, derechohabientes.

Por la mañana (07:00 horas), el gobierno habilitó una página en internet con el fin de informar sobre víctimas y recibir reportes de personas desaparecidas. Una hora después se activaron siete mesas de apoyo a la población.

Las labores de excavación en la zona se reiniciaron a las 13:30 aunque a las 14:00, las tomas clandestinas quedaron liberadas por mediación de la FGR. Para las 17:50, personal de Pemex y peritos dieron por concluidas las labores en el sitio.

Para el siguiente día, gobierno habilitó un sistema con el fin de informar sobre víctimas y recibir reportes de personas desaparecidas. (Foto: Mohammed Salem/Reuters)
Para el siguiente día, gobierno habilitó un sistema con el fin de informar sobre víctimas y recibir reportes de personas desaparecidas. (Foto: Mohammed Salem/Reuters)

El personal de la Coordinación Nacional de Protección Civil desplegó a sus elementos a todos los hospitales en la capital del país, en Hidalgo y en el Estado de México a las 21:00 horas. Esto se realizó con el apoyo del DIF y así ayudar a las víctimas y dar acompañamiento en la gestión de la atención familiar, legal y médica.

La última actividad que se registró aquel fin de semana fue a las 07:00 horas del domingo 20 de enero, cuando arribaron 50 integrantes de la división de especialistas en proximidad de apoyo psicológico de la Gendarmería Nacional.

MÁS SOBRE ESTE TEMA