Contingencia ambiental en la CDMX: se mantendrá la fase preventiva durante el resto de la tarde

Las condiciones meteorológicas continúan siendo adversas para la dispersión de las partículas finas, por lo que las autoridades de la capital mexicana mantuvieron activada la Fase I en su corte de las 15:00 horas (tiempo local)

Compartir
Compartir articulo
Así se veía la CDMX este miércoles (Foto:Twitter@HellenCastillo_)
Así se veía la CDMX este miércoles (Foto:Twitter@HellenCastillo_)

La Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México y la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) informaron que la fase preventiva de la Contingencia ambiental se mantendrá a lo largo de la tarde de este miércoles para reducir la contaminación por partículas PM2.5 en la Zona Noreste del Valle de México.

Las condiciones meteorológicas y la inversión térmica que contribuyeron a la implementación de la contingencia regional de PM2.5 en la Zona Noreste del Valle México, continúan siendo adversas para su dispersión: viento débil y estabilidad atmosférica. Los modelos de pronóstico meteorológico señalan que esta situación se mantendrá a lo largo del día

Por lo anterior, la CAMe detalló que que se mantienen las medidas regionales para reducir la contaminación por partículas PM2.5 en la Zona Noreste del Valle de México a lo largo de este miércoles, en plena Navidad.

La CAMe continuará con la vigilancia de la calidad del aire en la zona metropolitana e informará de su evolución en un boletín que emitirá por la noche (tiempo del centro de México).

Más temprano este miércoles, la CAMe señaló que se habían registrado valores de 155 puntos en el Índice de Calidad del Aire (promedio 102 microgramos por metro cúbico) por partículas PM2.5 en la estación Nezahualcóyotl, en el municipio de Nezahualcóyotl, en la zona Noreste del Valle de México.

“Lo anterior, debido a que durante la noche del día 24 de diciembre y la madrugada del día 25 de diciembre del 2019, se presentaron emisiones extraordinarias generadas principalmente por la quema de juegos pirotécnicos, fogatas y quemas de otros materiales que incrementaron los niveles de contaminación”, detallaron.

Las recomendaciones durante la fase I de la Contingencia ambiental (Foto: Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México)
Las recomendaciones durante la fase I de la Contingencia ambiental (Foto: Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México)

Esto, junto a la presencia de una inversión térmica de superficie y de un sistema de alta presión que afecta al centro del país desde hace varios días, que dificultaron la dispersión de contaminantes, provocó la activación preventiva de la contingencia ambiental.

En Toluca, la capital del Estado de México, ubicada unos 60 kilómetros al suroeste de la capital mexicana, la Dirección General de Prevención y Control de la Contaminación Atmosférica activó la Fase II de Contingencia Ambiental Atmosférica por partículas en las Zonas Metropolitanas del Valle de Toluca y Santiago Tianguistenco.

Hoy 25 de diciembre 2019, a las 10:00 horas se registró un valor máximo de 227 puntos del Índice de Calidad del Aire de partículas PM2.5 (155.5 microgramos por metro cúbico), en la estación de San Cristóbal Huichochitlán (SC), en el municipio de Toluca

Durante las actividades propias de las festividades decembrinas, en la noche del día 24 de diciembre y la madrugada del día 25 de diciembre, se registraron concentraciones elevadas de partículas PM2.5, ocasionando que el índice de Calidad del Aire alcanzara niveles dentro del rango de calidad del Aire Extremadamente Mala, para las Zonas Metropolitanas del Valle de Toluca y Santiago Tianguistenco.

La pirotecnia y las fogatas de Nochebuena provocaron en parte la activación de la Contingencia Ambiental (Foto: Twitter@christoledo_mx)
La pirotecnia y las fogatas de Nochebuena provocaron en parte la activación de la Contingencia Ambiental (Foto: Twitter@christoledo_mx)

La materia particulada 2.5, o PM 2.5 por sus siglas en inglés, son partículas muy pequeñas que se encuentran suspendidas en el aire, de un diámetro de 2.5 micrómetros. Esto es, un grosor inferior al de un cabello humano, por lo que también se las conoce como partículas finas, explica la agencia de gobierno estadounidense California Office of Environment Health Hazard (OEHHA).

Al ser tan diminutas, las PM 2.5 se desplazan con gran facilidad hacia los pulmones cuando los ciudadanos inhalan el aire de la ciudad. Esto provoca efectos nocivos y enfermedades cardíacas y pulmonares que preocupan en la actualidad a expertos, activistas y políticos de la Ciudad de México.

MÁS SOBRE ESTE TEMA