(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Después de una larga travesía, que terminó en una sede alterna, los diputados aprobaron el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 la noche del jueves. La mañana del viernes presidente Andrés Manuel López Obrador mostró su beneplácito.

“Agradecerle mucho a los legisladores porque ya salimos de esto”, expresó el mandatario durante su tradicional conferencia mañanera.

Con una cifra histórica que se destinará a programas sociales, el presupuesto acompaña la política que el Ejecutivo ha impulsado desde que asumió la administración federal hace casi un año. “Hay continuidad en los programas y se va a seguir apoyando a millones de mexicanos”.

AMLO, como se le conoce en México al presidente, dijo que sus programas de apoyo directo a la ciudadanía tienen un alto alcance.

“Hasta hoy, de cada 10 hogares, en cinco llega un apoyo, pero en el caso de comunidades indígenas, de cada 10 hogares, a nueve está llegando un apoyo”.

López Obrador manifestó que también para los proyectos de infraestructura se destinaron los fondos necesarios.

“Se está cumpliendo en lo general y se le está dando atención preferente a los pobres y la gente humilde. Con este presupuesto garantizamos que hay un presupuesto para el Aeropuerto de Santa Lucía, para el Tren Maya, para el mantenimiento de las carreteras, para la construcción de caminos rurales”.

El titular del Ejecutivo agregó que el proyecto de presupuesto que el Congreso envió para su ratificación al Ejecutivo, es equilibrado y no derivó en más deuda.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

“Está bien el presupuesto, todo esto sin aumentar impuestos, sin crear impuestos nuevos, sin endeudar al país, gracias a que no hay corrupción y no hay lujos en el gobierno”.

Morena impuso su mayoría

En una sede alterna debido a un bloqueo de campesinos al Congreso y fuera del plazo establecido, la Cámara de Diputados mexicana, dominada por el partido oficialista Morena, aprobó el viernes el presupuesto para 2020, que contempla recortes y fuerte gasto social.

Alrededor de las 01h00 de la madrugada (07h00 GMT) el presupuesto presentado por el presidente sumó 321 votos a favor y 78 en contra.

Los votos a favor fueron de Morena, que por sí solo tiene la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados (500 escaños), acompañado de sus partidos aliados, mientras que la oposición, encabezada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI, centro), lo rechazó al no conseguir modificaciones substanciales.

El conservador Acción Nacional (PAN), segunda fuerza política, no asistió a la sesión como muestra de inconformidad.

El presupuesto votado contempla un gasto de unos 6,1 billones de pesos (unos 314.000 millones de dólares al cambio actual).

Según la constitución, la fecha límite para aprobar el presupuesto era el 15 de noviembre, pero la falta de acuerdos y el bloqueo por días de la sede de la Cámara de Diputados por parte de campesinos contrarios a recortes al campo, impidieron que fuera votado dentro del plazo establecido.

Fue necesario arrendar un centro de convenciones para que se celebrara la sesión, que arrancó el jueves y se espera continúe hasta la madrugada del viernes, pues seguía la discusión para votar puntos particulares del presupuesto.

Los diputados recurrieron a un viejo mecanismo del reglamento interno del Congreso, ya experimentado algunas veces desde 2000 ante la falta de acuerdos, de “detener el reloj legislativo”.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

El 6 de noviembre suspendieron la última sesión en la que el texto se estaba discutiendo y mientras no se declare su cierre, según los argumentos de la mesa directiva, se considera que están cumpliendo el plazo constitucional.

Pero esta es la primera vez que se detiene el reloj legislativo cuando el partido en el poder goza por sí solo de una cómoda mayoría para aprobar el proyecto.

El presupuesto tiene tres ejes fundamentales: gasto social, mayor inversión en seguridad y fortalecimiento del sector energético, en particular de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), agobiada por las deudas y la baja en la producción petrolera.

El presupuesto 2020 continúa la línea de austeridad de López Obrador con un recortes al gasto gubernamental y a los órganos autónomos, lo que ha provocado fuertes críticas.

Este es el primer presupuesto elaborado íntegramente por el gobierno de López Obrador ya que el de 2019 se trabajó junto con el gobierno saliente de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA