El director del Grupo Aeropuertario destacó que los procesos con Parsons están enfrentándose en tribunales internacionales. (Foto: Archivo/Cuartoscuro)
El director del Grupo Aeropuertario destacó que los procesos con Parsons están enfrentándose en tribunales internacionales. (Foto: Archivo/Cuartoscuro)

A un año de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, una empresa del gobierno, enfrenta dos litigios internacionales por parte de la empresa Parsons (firma de servicios de ingeniería y construcción).

Las solicitudes de dichos litigios o disputas se dan primero porque la empresa que estaba a cargo de la gerencia del proyecto pide que se le reconozca un ajuste cambiario, ya que el monto del contrato fue firmado en pesos, pero con el tiempo hubo una depreciación (disminución del valor de la moneda) del peso frente al dólar.

Además, la empresa también pide que le sea reconocido un incremento del costo de su contrato con el argumento de que el proyecto cambió de dimensiones y, en consecuencia, los requerimientos de la gerencia del proyecto a su cargo.

Gerardo Ferrando, director general del GACM explicó para grupo Reforma que los procesos con Parsons están enfrentándose en tribunales internacionales porque en la Administración pasada se aprobó un cambio en el contrato con la compañía para que en caso de presentar amparos o demandas, los procesos no se llevarán a cabo en tribunales del País, sino en internacionales.

De acuerdo con las averiguaciones, el contrato se firmó originalmente en 2014 por 2,362 millones de pesos, lo que equivaldría entonces a 176.6 millones de dólares, pero para 2017, representaba 116 millones de dólares, 34% menos, por la depreciación del peso.

El año pasado, la Dirección Corporativa Jurídica de GACM, dio a conocer que la institución Parsons International reclamaba el pago por la cantidad de 350 millones de pesos, derivado de ese ajuste cambiario peso-dólar.

El proyecto del NAIM fue cancelado hace un año por AMLO. (Foto: Archivo/Cuartoscuro)
El proyecto del NAIM fue cancelado hace un año por AMLO. (Foto: Archivo/Cuartoscuro)

En diciembre de 2017, la Secretaría de la Función Pública (SFP) ya había rechazado el contrato de la posibilidad de un ajuste por variaciones en el tipo de cambio, por ello, Parsons promovió un amparo del asunto que continúa en trámite.

Pese a que el GACM no precisó las fechas, ambos arbitrajes fueron presentados en la administración pasada.

Según Ferrado, las compañías no han podido entablar un acuerdo sobre el monto que aún se debe.

El director del GACM también detalló que se encuentran en la mayor disponibilidad de llegar a un acuerdo. “Estamos con ellos en la mesa de negociación y en los términos más cordiales”.

Cabe destacar que pese al curso de estos dos arbitrajes internacionales, no tienen ningún tipo de impacto en la cancelación del NAIM

Ferrrando detalló que Parsons ya no ofrece ningún servicio al GACM, pues este último ya planteó la cancelación anticipada del contrato, como parte de la terminación definitiva de todo el proyecto.

El aeropuerto abriría en Texcoco a 15 kilómetros del centro de la ciudad de México. (Foto: Archivo/Cuartoscuro)
El aeropuerto abriría en Texcoco a 15 kilómetros del centro de la ciudad de México. (Foto: Archivo/Cuartoscuro)

Charles L. Harrington es el presidente de la empresa estadounidense Parsons y tiene a George L. Ball como director financiero.

La empresa GACM afirmó que los procesos continúan en curso y no saben cuándo podrían concluir.

El presidente Andrés Manuel López Obrador autorizó la reversa de este plan de construcción hace un año, lo que desató la decepción de algunas aerolíneas y causó sorpresa en inversionistas, pues al menos cinco mil millones de dólares ya se habían invertido en ese proyecto.

“Fue un proyecto muy caro y faraónico con intereses particulares detrás de él”, dijo el mandatario tras la cancelación del aeropuerto que abriría en el ex lago de Texcoco, a 15 kilómetros del centro de la Ciudad de México.

MÁS SOBRE EL TEMA