Sin importar el ángulo de la cámara, Ovidio Guzmán siempre mira hacia abajo el lento en señal de desdén y para mostrar su poder (Foto: Archivo)
Sin importar el ángulo de la cámara, Ovidio Guzmán siempre mira hacia abajo el lento en señal de desdén y para mostrar su poder (Foto: Archivo)

El hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo Guzmán” Ovidio Guzmán López, detenido e inmediatamente liberado por las fuerzas armadas el pasado jueves 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, habría sido compañero de escuela de Alfonso Durazo Chávez, hijo del actual Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo.

A través de sus redes sociales, la periodista Lourdes Mendoza señaló que, tras la revisión del anuario de un colegio privado que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador calificaría como “‘fifi’, todo parece indicar que ambos niños iban en el mismo grado.

Aunque Lourdes Mendoza no abundó en detalles, la información se volvió referencia en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Ovidio Guzmán López y Alfonso Durazo Chávez habrían estudiado juntos en un colegio privado (Foto: Twitter @lumendoz)
Ovidio Guzmán López y Alfonso Durazo Chávez habrían estudiado juntos en un colegio privado (Foto: Twitter @lumendoz)

Cabe recordar que no es la primera vez que Alfonso Durazo es señalado de estar relacionado con el crimen organizado, sobre todo con Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El 19 de enero de 2001 ocurrió la primera fuga de “El Chapo” del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco. El presidente era Vicente Fox, y Alfonso Durazo era su secretario particular.

Cuatro años después, el 3 de febrero de 2005 fue detenido Nahum Acosta Lugo, el entonces coordinador de giras presidenciales (de Vicente Fox) y a quien se le acusó de filtrar al crimen organizado “ información sensible” relacionado con el mandatario panista.

Alfonso Durazo (Foto: Gob.mx)
Alfonso Durazo (Foto: Gob.mx)

De acuerdo con la entonces Procuraduría General de la República (hoy Fiscalía), Acosta Lugo “proporcionaba desde 2001 información precisa al narcotráfico sobre las actividades presidenciales, como número de personal destacado en cada acto, rutas de llegada y salida, vehículos de desplazamiento e itinerarios precisos”.

Según se dijo, Nahum Acosta recibía alrededor de 100 mil dólares por parte del Cártel de Sinaloa por esa información.

Días después, el 09 de febrero de 2015, el diario La Jornada publicó que Durazo era investigado por la PGR, luego de que el panista Manuel Espino acusara a Alfonso Durazo de haber llevado a Nahum Acosta a Los Pinos.

Días después, Acosta Lugo fue liberado por falta de pruebas y ya no se supo nada sobre la acusación contra Durazo.

La captura de “El Ratón”

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Ovidio Guzmán López, fue detenido y liberado por fuerzas federales el pasado 18 de octubre, tras una jornada de tiroteos que provocó pánico en Culiacán, Sinaloa.

Luego de horas de un vacío informativo oficial por parte de las autoridades federales, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, leyó un comunicado que sólo abonó a la duda de si Ovidio había sido apresado o no.

“El día de hoy (jueves 18 de octubre) a las 15:30 horas una patrulla integrada por 30 elementos de la Guardia Nacional y SEDENA (Secretaría de la Defensa Nacional) se encontraba realizando un patrullaje de rutina en el fraccionamiento Tres Ríos de la ciudad de Culiacán, Sinaloa, cuando fueron agredidos desde una vivienda.

“El personal de la patrulla repelió la agresión y tomó control de la vivienda localizando en su interior a cuatro ocupantes. Durante dicha acción se identificó a uno de ellos como Ovidio Guzmán López, lo anterior generó que varios grupos de la delincuencia organizada rodearan la vivienda con una fuerza mayor a la de la patrulla, asimismo otros grupos realizaron acciones violentas en contra de la ciudadanía en diversos puntos de la ciudad, generando una situación de pánico”, dijo Durazo en videomensaje.

La confirmación de la detención y liberación de Ovidio Guzmán llegó hasta el día siguiente por parte del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien se encontraba en Oaxaca, lo cual desató un sinnúmero de reacciones.

FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO
FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO

“Tomaron decisiones que yo avalo, que yo respaldo, porque se tornó muy difícil la situación y estaban en riesgo muchos ciudadanos, muchas personas, muchos seres humanos y se decidió proteger la vida de las personas y yo estuve de acuerdo con eso, porque no se trata de masacres. No puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas", dijo desde Oaxaca tras la resolución del Gabinete de Seguridad de dejar en libertad a Ovidio.

El mandatario insistió en que “de ninguna manera acepto que fracasó nuestra estrategia, eso es lo que quisieran los conservadores, se frotan las manos, andan buscando que fracasemos, pero no” y reiteró que “vamos muy bien en la estrategia, porque se están atendiendo las causas que originan la inseguridad y la violencia”, aseguró

Posteriormente, el gabinete de seguridad y autoridades de Sinaloa ofrecieron una conferencia de prensa en la que aceptaron que el operativo para detener a Ovidio Guzmán López, fue una acción precipitada y mal planeada que abonó al clima de violencia en Culiacán.

Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad, corrigió lo dicho un día antes y confirmó que se trató de un operativo, del cual el gabinete se seguridad no tenía conocimiento, para detener a Ovidio Guzmán López, ya que contaban con una orden de aprehensión provisional con fines de extradición emitida por un juez desde septiembre de 2018, como lo confirmó antes el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en su conferencia matutina.

“Haber continuado la operación en Culiacán, Sinaloa, hubiese implicado un altísimo riesgo en la posibilidad de bajas colaterales... No hay falta de Estado ni ausencia del Gobierno en esta decisión. No nos interesan envueltos en un manto de sangre”, aseguró.

Por su parte, el Secretario de la Defensa Nacional, el General Crescencio Sandoval, reiteró que el grupo operativo de la Guardia Nacional y Sedena que detuvo a Ovidio Guzmán López “actuó de manera precipitada y no midió la capacidad de respuesta de los delincuentes”.

En dicho operativo, dijo, integrantes de la delincuencia organizada retuvieron a militares y agredieron las viviendas donde residen sus familiares para exigir la liberación de Ovidio Guzmán.

“Cuando el Gabinete de Seguridad se dio cuenta de que el equipo táctico que detuvo a Ovidio Guzmán estaba rodeado por un número mayor de delincuentes se tomó la decisión de retirar a la patrulla”.

"Al verse rodeados por una fuerza mayor y todo el despliegue de agresión contra la población civil, se ordenó al personal abandonar el inmueble", dijo el titular de la Sedena.

A pesar de su perfil bajo, Ovidio Guzmán López se encuentra en la mira de las autoridades de México y Estados Unidos desde hace más de una década, tiempo que presuntamente lleva operando el tráfico de drogas.

Ovidio fue acusado en Estados Unidos por cargos de asociación delictuosa relacionados con drogas ilícitas, informó el Departamento de Justicia estadounidense en febrero pasado.

MÁS DE ESTE TEMA: