Foto: Abigael Valencia
Foto: Abigael Valencia

“El Cuini” la libra de nuevo. Una jueza federal concedió a Abigael Valencia, considerado segundo al mando del Cártel Jalisco Nueva Generaci{ón, un amparo contra la orden de extradición a Estados Unidos, donde se pretende juzgarlo por delitos de narcotráfico.

Rosa María Cervantes Mejía, juez décimo segundo de Distrito en materia de Amaro con sede en la Ciudad de México, otorgó a “El Cuini” la protección de la justicia contra la decisión de entregarlo a la justicia estadounidense dictada el pasado 25 de marzo por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

La Fiscalía General de la República (FGR) ya impugnó la sentencia de la juez Cervantes y será un tribunal colegiado de circuito el que determine en definitiva si el líder del clan de “Los Cuinis” es entregado o no a la Unión Americana.

Abigael González Valencia es requerido por la Corte Federal para el Distrito de Columbia (Washington DC) por sus presuntos vínculos con una empresa criminal, asociación delictuosa para distribuir cocaína y metanfetamina en territorio estadounidense, lavado de dinero y uso de arma de fuego con fines de narcotráfico.

Cuini y su vida de lujos Foto: Especial
Cuini y su vida de lujos Foto: Especial

La orden de extradición contra la que ahora litiga el capo, es la segunda que emite la SRE, debido a que la primera fue cancelada en diciembre pasado por el Sexto Tribunal Colegiado Penal, el cual instruyó la reposición del procedimiento.

El argumento fue que la Cancillería no valoró en esa primera orden de extradición si “El Cuini” debía ser entregado antes o después de ser procesado y sentenciado en México por un juicio de portación de armas de fuego y otro por homicidio en Chiapas.

González Valencia fue detenido el 28 de febrero de 2015 en Puerto Vallarta, Jalisco, tras viajar desde España para asistir a una fiesta.

González Valencia enfrenta en Chiapas un proceso por homicidio calificado, por el cual se dictó auto de formal prisión en septiembre de 2017.

Cuini impugnó traslado a El Altiplano desde el Reclusorio Norte Foto: Especial
Cuini impugnó traslado a El Altiplano desde el Reclusorio Norte Foto: Especial

En 2018, la defensa de “El Cuni” logró que un tribunal federal frenara su extradición a Estados Unidos al concederle un amparo, con lo que se revirtió la sentencia de la misma jueza Rosa María Cervantes Mejía, quien en mayo de ese año rechazó concederle un amparo contra la extradición.

La primera autorización para extraditar a “El Cuini” fue emitida en diciembre de 2016 durante el gobierno de Enrique Peña Nieto por la Secretaría de Relaciones Exteriores, pero no ha sido ejecutada debido a que desde entonces el también cuñado de Nemesio Oseguera Cervantes, líder del CJNG ha promovido una serie de amparos para impedir su entrega a al justicia estadounidense.

“El Cuini” también ha apelado su estancia en el penal de máxima seguridad de El Altiplano en el Estado de México. En julio promovió un amparo para ser regresado a esa prisión al Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

Y es que a finales de ese mes, las autoridades federales cambiaron a González Valencia de dicho reclusorio al Altiplano, como medida de precaución para evitar una posible fuga. Esto a pesar de que el Juzgado Quinto le había concedido la suspensión para evitar su reubicación a otro penal.

El juzgado en Materia de Amparo en Ciudad de México declaró infundados los argumentos que presentó González Valencia para que lo trasladaran del penal de El Altiplano al Reclusorio Norte. También declaró infundada la violación a la suspensión de plano que denunció el quejoso contra su traslado.

“El Cuini” era el operador financiero del CJNG y, fue catalogado por la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) como el capo más rico del mundo. Las autoridades señalan que Abigael extendió sus redes de lavado de dinero por los continentes de Asia, Europa y América.

Su fortuna y vida de lujos fue lo que permitió la detención de Abigael y la de sus hermanos Elvis y Gerardo.

Se dice que el brazo financiero del Mencho estableció con su dinero sucio negocios en diferentes ramos como comercializadoras, clínicas de belleza y rejuvenecimiento, hoteles de lujo, restaurantes y ferias.