Las autoridades sentenciaron a un hombre que abuso de una niña de 10 años (Foto: Pixabay)
Las autoridades sentenciaron a un hombre que abuso de una niña de 10 años (Foto: Pixabay)

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora sentenció a 203 años de prisión a Rodrigo "N", quien fue encontrado culpable de violación agravada y abusos deshonestos.

El acusado, de 32 años de edad, fue castigado por hechos suscitados a partir de 2016. Recibió la sentencia por el Juez Penal gracias a los medios de pruebas presentados por la Fiscalía del estado.

Según informaron las autoridades, el sujeto se aprovechó de la confianza depositada por los padres de la víctima para abusar sexualmente de ella. Derivado de los lazos familiares que los unían, el agresor tuvo la libertad para quedarse a solas con la niña, que tenía 10 años en el momento que fue agredida.

De acuerdo con lo que se establece en la causa pensal 28/2018, Rodrigo "N" abusó sexualmente de la infante en 2016, cuando empezó a cuidar de ella porque sus padres se iban a trabajar.

El acusado era familiar de la víctima (Foto: Fiscalía)
El acusado era familiar de la víctima (Foto: Fiscalía)

Declaraciones de la víctima indican que el sujeto aprovechaba cualquier oportunidad para tocarla, incluso estando otros niños o en reuniones familiares.

En múltiples ocasiones, refirió la víctima, le pedía que lo acompañara a ir por su esposa e hijos en el vehículo y la sentaba de copiloto para después tocar de ella. Las agresiones se hicieron más recurrentes hasta que entre marzo y abril de 2016, estando en el domicilio del agresor, violó a la niña.

En ese periodo la menor no dijo nada, ni sus padres notaron lo que ocurría. Luego, en diciembre de 2016, se mudaron a Baja California y los abusos cesaron. No obstante, en las vacaciones de 2017, los padres la enviaron a casa de sus familiares en Sonora.

Durante ese tiempo volvió a ser agredida sexualmente. Según su testimonio, cada mañana el acusado aprovechaba que su esposa se iba al gimnasio para atacarla.

Al regresar a su casa, los padres notaron cambios en la conducta de su hija, pues todo el tiempo estaba irritada, triste, sin ánimo para salir y con un mal desempeño escolar. Su comportamiento hizo que sus padres revisaran su celular, donde descubrieron mensajes con lenguaje sexual inapropiado.

Al confrontarla, la niña confesó los abusos que había sufrido. Señaló que al menos en 21 ocasiones fue violada. Los padres presentaron cargos en contra del agresor. El 3 de abril de 2019 se formalizó la acusación y la audiencia de juicio oral se celebró el 27 de junio, donde se declararon a 7 testigos de la Fiscalía.

Elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) ejecutaron la orden de aprehensión el 10 de septiembre de 2018, fecha en la que el acusado fue vinculado a proceso y se decretó la prisión preventiva como medida cautelar.

Las declaraciones del médico, la psicológica y la propia menor lograron que el agresor fuera condenado (Foto: Archivo)
Las declaraciones del médico, la psicológica y la propia menor lograron que el agresor fuera condenado (Foto: Archivo)

La Fiscalía ofreció al sentenciado el procedimiento abreviado por 65 años de prisión, pero asesorado por su abogado defensor lo rechazó. El 27 de junio fue llevado a juicio oral y se presentaron las pruebas incriminatorias en su contra.

La declaración del médico que realizó el dictamen ginecológico, la psicóloga que evaluó a la víctima, los padres de la menor y el contundente testimonio de la menor hicieron que se dictara un fallo condenatorio en contra del sujeto.

Además de los 203 años y 3 meses de cárcel que Rodrigo "N" tendrá que cumplir en la cárcel por por violación equiparada agravada acumulada y abusos deshonestos agravados, también deberá pagar 122,854 pesos de multa.

Elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) han ejecutado, de enero al 19 de junio de este año, 32 órdenes de aprehensión por el delito de violación y 27 por abuso sexual