Expertos recomiendan restringir la subida a los basamentos piramidales de Teotihuacán debido al desgaste que sufren. (Foto: Pixabay)
Expertos recomiendan restringir la subida a los basamentos piramidales de Teotihuacán debido al desgaste que sufren. (Foto: Pixabay)

Las pirámides del Sol y la Luna son uno de los pocos recintos arqueológicos a los que el público puede subir. Exceptuando los días 21 de marzo, durante el equinoccio de la primavera en que las personas tienen una visita controlada, el resto de los días los turistas pueden disfrutar de explorar los edificios el tiempo que quieran, mientras sigan las medidas de seguridad.

Pero no todos están de acuerdo con la libertad que se le otorga a los visitantes. "Creo que ya ha llegado el momento en el que ya se debe de restringir el acceso de las pirámides de Teotihuacán… porque la gente sube y hay un desgaste tremendo en las estructuras. Llegan a desprender piedras para llevarlas de recuerdo, hay una gran erosión en los escalones que se puede dar cuenta que ya se están puliendo, pierden su forma original. Y también por otros actos de vandalismo", dijo el especialista en historia de México Enrique Ortiz García en entrevista con Infobae México.

Además, de que ascender a la parte superior de las estructuras también es un riesgo para los visitantes. Hace tres años un hombre alemán de 74 años falleció al intentar subir la Pirámide del Sol. El sujeto identificado como Seiler Eckhard tenía problemas de presión, por lo que al escalar sufrió una hemorragia y perdió la vida.

Otro de los casos emblemáticos en que una persona puso en riesgo su vida en Teotihuacán fue el de la actriz Glenn Close, quien al visitar la Pirámide del Sol se colgó de una roca saliente del segundo nivel de la estructura. El director de la zona arqueológica, Rogelio Rivero, dijo que la actriz se puso en grave peligro pues pudo haber caído y golpeado con las rocas del templo.

Pirámide de la Luna (Wikipedia)
Pirámide de la Luna (Wikipedia)

Sin embargo, las autoridades aún no han prohibido subir a los basamentos estructurales y sólo apelan a la responsabilidad de los visitantes porque, en opinión del divulgador de la cultura Ortiz García, es una de las zonas arqueológicas más visitadas de todo el continente. Por ello, restringir la subida, afectaría su popularidad.

El experto también dijo que a pesar de que el lugar es amplio y lleno de elementos para explorar, los turistas se concentran en la Calzada de los Muertos y las pirámides, lo que aumenta el impacto de daño a las zonas.

En 2014, el físico Arturo Menchaca, de la Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM) realizó un estudio en el que determinó que la Pirámide del Sol tenía un desgaste en el costado izquierdo, que podía provocar que el monumento colapsara o se hundiera.

Los resultados de su investigación, realizados con muones, que son partículas atómicas que logran atravesar materiales menos densos, concluyeron que la consistencia de pirámide es menor en uno de sus lados. Esto, según el investigador, se podría deber a distintos niveles de humedad que afectan los montículos de tierra con los que está constituida la edificación.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

Sin embargo, Alejandro Sarabia, entonces director de la zona arqueológica de Teotihuacán, manifestó que estaba en desacuerdo con los resultados de la investigación, e hizo énfasis en que las estructuras de la pirámide se encuentran sanas, sin riesgo de derrumbe."La afirmación del doctor Arturo Menchaca se basó en los resultados de un detector que ellos tienen; lo que detectó su equipo es una resequedad en algún sector de la fachada, pero no se está hundiendo", declaró Sarabia.

Zona arqueológica de Teotihuacán (Foto: Wikipedia)
Zona arqueológica de Teotihuacán (Foto: Wikipedia)

Y acotó que tiene otros problemas de conservación, pero más relacionados con desgaste y roedores que habitan la zona. También indicó que de manera permanente se llevan a cabo estrategias de preservación y mantenimiento del patrimonio histórico.

Una de ellas fue la visita controlada que se estableció tres años antes; "Un monitoreo hecho por el INAH en esa zona arqueológica, para analizar el comportamiento del público, indica que los monumentos tienen menor desgaste al evitar aglomeraciones", dijo en un boletín el Instituto Nacional de Antropología e Historia, encargado del cuidado de los monumentos.

Por lo que desde entonces cuando hay mayor afluencia de personas, como en el caso de la llegada de primavera, sólo se permite subir en grupos de 20 personas máximo, y no se permite que se queden tanto tiempo en la cima. Las autoridades han manifestado que este plan ha funcionado de forma efectiva en la prevención de daños a la edificación.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

La estrategia llegó de la mano con el reordenamiento de los vendedores ambulantes de la zona y la compra de tierras aledañas para lograr un mayor polígono de protección de la zona arqueológica; es decir, que hubiera más terreno para que los visitantes se distribuyeran a través de él y el impacto en los sectores de principal interés, como la calzada de los muertos, disminuyera.

En marzo de este año 277.719 personas visitaron la zona arqueológica, en abril fueron 63.674 y en mayo 212.556, según datos del INAH.