La calidad de aire continúa como mala. Se recomienda limitar los esfuerzos prolongados al aire libre a las personas con enfermedades respiratorias y cardiovasculares (Foto: Cuartoscuro)
La calidad de aire continúa como mala. Se recomienda limitar los esfuerzos prolongados al aire libre a las personas con enfermedades respiratorias y cardiovasculares (Foto: Cuartoscuro)

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) decidió aplicar una alerta ambiental con el objeto de reducir la probabilidad de afectaciones en la salud de la población,  esto debido a los índices de contaminación por partículas finas que registra el Valle de México.

De acuerdo con las autoridades, la contaminación del aire llegó a 144 puntos de Partículas menores a 2.5 micrómetros (PM 2.5), y a solo 7 puntos de que se declare contingencia ambienta, según informó la CAME y el Sistema de Monitoreo Atmosférico (Simat).

En el último reporte de las 20:00 horas, se informó que la mayor afectación se concentra en la alcaldía Coyoacán y en el municipio de Nezahualcóyotl. Sin embargo, todo el valle de México está en alerta por la presencia  de contaminantes.

La zona centro de la Ciudad de México, por ejemplo, está expuesta también a un ambiente brumoso con limitada visibilidad, según indicó otra cuenta de alertamiento público.

Aunque no se han llegado a alcanzar los 151 puntos del índice de Calidad del Aire previstos para activar la Fase 1 del Plan de Contingencias, se  ha decidido aplicar la alerta ambiental con el objeto de reducir las afectaciones en la salud de la población, sobretodo de los grupos más vulnerables.

La principal recomendación es que los niños y adultos mayores, así como personas con intensa actividad física o con enfermedades respiratorias y cardiovasculares eviten sus actividades al aire libre.

Se deben evitar actividades cívicas, culturales, deportivas y de recreo al aire libre en centros escolares. Y de ser posible, los grupos vulnerables deben permanecer en sus hogares. Asimismo, se recomienda no cocinar con leña, carbón o gas, ni prender velas o incienso y tampoco fumar.

El Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad, informó que persistirá la mala calidad del aire en el Valle de México (Foto: Cuartoscuro)
El Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad, informó que persistirá la mala calidad del aire en el Valle de México (Foto: Cuartoscuro)

En el caso de hogares cercanos a las zonas de incendio, donde el humo sea denso, se deben colocar toallas húmedas en las zonas por donde pueda introducirse el contaminante, y  si es posible, se recomienda retirarse del área.

Asimismo hay que limitar el uso de lentes de contacto en caso de irritación ocular y acudir al médico si se presenta alguna molestia, sobretodo si hay problemas en las vías respiratorias.

Por la mañana de este domingo, las autoridades habían pedido a la población en general permanecer en interiores con puertas y ventanas cerradas; y las personas que se encontraban cerca de un incendio se debían cubrir la boca o tratar de respirar a través de una prenda húmeda. 

Por qué hay mala calidad del aire 

(Foto: Getty)
(Foto: Getty)

El aire en el Valle de México está siendo afectado por numerosos incendios registrados en los últimos días. Hasta la noche del día de ayer, se habían registrado 13 incendios en pastizales, 4 en lotes baldíos, 2 en casa habitación, un incendio forestal y otro más de una nave industrial.

Probosque del Gobierno del Estado de México reportó 30 incendios en 27 municipios, además del estallido de un polvorín en Tultepec. Sumado a lo anterior, la presencia de incendios en los estados de Guerrero y Oaxaca, han contribuido al incremento de contaminantes en el Valle de México.

De acuerdo con las autoridades, las condiciones meteorológicas propiciaron la acumulación de contaminantes debido a un sistema de alta presión que ocasiona estabilidad de la atmósfera, caracterizada por una limitada ventilación.

Los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México continúan el combate a incendios. Ante el impacto de éstos sobre la calidad del aire, la CAME ha hecho un llamado a reducir emisiones en todas las fuentes, evitando el uso del automóvil y tomando medidas para reducir contaminación del aire en industrias, comercios, servicios y el hogar.