Marcelo Ebrard, el canciller mexicano, y el presidente López Obrador (Foto: Reuters)
Marcelo Ebrard, el canciller mexicano, y el presidente López Obrador (Foto: Reuters)

El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador otorgó el reconocimiento a la propuesta de embajador para México que la dictadura de Venezuela puso sobre la mesa.

La Secretaría de Relaciones Exteriores informó a Venezuela sobre el beneplácito que se otorgó para que Francisco Arias Cárdenas sea el representante de la dictadura del país sudamericano en tierras aztecas.

Arias Cárdenas llegó este jueves a México y estaría preparado la presentación de sus cartas credenciales al izquierdista López Obrador, para formalizar su estancia en el país.

En abril pasado, Nicolás Maduro envió a México la solicitud de beneplácito para que Francisco Arias Cárdenas fuera su embajador, ante esta situación, Reinaldo Díaz Ohep, representante en México del autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, entregó a la Cancillería una petición de la Asamblea Nacional de Venezuela para que no fuera reconocido, toda vez que el Poder Legislativo no aprobó tal nombramiento y ello violenta la ley.

Arias Cárdenas fue electo gobernador del estado Zulia en tres ocasiones, diputado a la Asamblea Nacional por esa misma entidad desde 2010 hasta 2012 y embajador de Venezuela ante la ONU (Foto: especial)
Arias Cárdenas fue electo gobernador del estado Zulia en tres ocasiones, diputado a la Asamblea Nacional por esa misma entidad desde 2010 hasta 2012 y embajador de Venezuela ante la ONU (Foto: especial)

"Si se quiere buscar que México sea un interlocutor, un mediador válido, pues obviamente asumir este tipo de posturas que ya de alguna manera estarían favoreciendo a la dictadura de Nicolás Maduro en México pues los pondría un poco desbalanceados dentro de este proceso que pretenden enmarcar de una negociación", advirtió Díaz Ohep.

Señaló también que Arias Cárdenas está acusado de participar en negocios con empresas involucradas en el caso Odebrecht.

En un comunicado, la Cancillería mexicana justificó su decisión argumentando su respeto a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, en vigor desde el 24 de abril de 1964, en la cual se estableció que "el Estado acreditante deberá asegurarse de que la persona que se proponga como jefe de la misión ante el Estado receptor ha obtenido el beneplácito de ese Estado".

El beneplácito o plácet se otorga con respecto a la persona por acreditar y no sobre el procedimiento que en el Estado acreditante se lleva a cabo para nombrarlo. Asimismo, el plácet se otorga previo a la designación y ratificación de un embajador en otro país.

Maduro visitó México en diciembre para la toma de posesión de AMLO (Foto: Presidencia de México)
Maduro visitó México en diciembre para la toma de posesión de AMLO (Foto: Presidencia de México)

"México realiza el análisis referido con apego a sus principios constitucionales y a la doctrina Estrada. Es decir, sin que este trámite conlleve de forma implícita el reconocimiento o desconocimiento de un Gobierno extranjero con el que se mantienen relaciones diplomáticas, como es el caso de la República Bolivariana de Venezuela", señala el comunicado de la Cancillería.

Desde su llegada al poder, el 1 de diciembre de 2018, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha sido criticado a nivel internacional por evitar la confrontación con la dictadura de Maduro, primero, invitándolo a su toma de posesión y después al asumir una postura "neutral" ante el Grupo de Lima y negarse a firmar una carta en la que el resto de los integrantes le pedían un cambio de poderes en Venezuela.

Posteriormente, junto con Uruguay, organizó un diálogo internacional en Montevideo para buscar "una solución pacífica" al conflicto en ese país.

Arias Cárdenas fue electo gobernador del estado Zulia en tres ocasiones, diputado a la Asamblea Nacional por esa misma entidad desde 2010 hasta 2012 y embajador de Venezuela ante la ONU.