Las impactantes imágenes de los niños yemeníes que se mueren de hambre en medio de la guerra sin fin

Alrededor de 2,2 millones de menores de 5 años no están bien alimentados. Más de medio millón están severamente desnutridos. Más de un millón de mujeres embarazadas o lactantes sufrieron desnutrición severa este año. Cada 10 minutos, un niño en Yemen muere a causa de una enfermedad prevenible

Compartir
Compartir articulo
Mujeres sostienen a sus hijos desnutridos en el Hospital Rural Hays en Hodeida, Yemen, el 11 de octubre de 2022. Durante años, el hambre ha sido una amenaza diaria para los niños de Yemen. Ahora, mientras la guerra amenaza con intensificarse entre las partes en conflicto del país después de meses de una tenue tregua, se teme que pueda empeorar. (Foto AP/Hussam Al-Bakry)
Mujeres sostienen a sus hijos desnutridos en el Hospital Rural Hays en Hodeida, Yemen, el 11 de octubre de 2022. Durante años, el hambre ha sido una amenaza diaria para los niños de Yemen. Ahora, mientras la guerra amenaza con intensificarse entre las partes en conflicto del país después de meses de una tenue tregua, se teme que pueda empeorar. (Foto AP/Hussam Al-Bakry)

Una niña demacrada yace inmóvil en una cama de hospital y lucha por respirar. Su cuerpo está cubierto de llagas. Apenas puede abrir los ojos. Hafsa Ahmed tiene alrededor de 2 años. Alrededor de una docena de otros niños en el hospital de ladrillos rojos en esta ciudad del sur de Yemen también se están muriendo de hambre.

El hambre ha amenazado durante mucho tiempo la vida de cientos de miles de niños yemeníes. Ahora, la guerra entre los rebeldes hutíes del país respaldados por Irán y una coalición liderada por Arabia Saudita amenaza con intensificarse después de meses de una tenue tregua. Los yemeníes y los grupos de asistencia internacional temen que la situación empeore aún más.

Un niño desnutrido es colocado en una balanza en el Hospital Rural Hays en Hodeida, Yemen, el 11 de octubre de 2022. Durante años, el hambre ha sido una amenaza diaria para los niños de Yemen. Ahora, mientras la guerra amenaza con intensificarse entre las partes en conflicto del país después de meses de una tenue tregua, se teme que pueda empeorar. (Foto AP/Hussam Al-Bakry)
Un niño desnutrido es colocado en una balanza en el Hospital Rural Hays en Hodeida, Yemen, el 11 de octubre de 2022. Durante años, el hambre ha sido una amenaza diaria para los niños de Yemen. Ahora, mientras la guerra amenaza con intensificarse entre las partes en conflicto del país después de meses de una tenue tregua, se teme que pueda empeorar. (Foto AP/Hussam Al-Bakry)

En la ciudad de Hodeida, con una población de aproximadamente 3 millones, el Hospital al-Thawra recibe 2.500 pacientes diariamente, incluidos niños “súper desnutridos”, dijo Joyce Msuya, subsecretaria general de asuntos humanitarios de la ONU.

“Esta es una de las visitas más tristes que he hecho en mi vida profesional”, dijo Msuya, despues de visitar el país en un video publicado por la ONU. “Hay necesidades inmensas. La mitad de los hospitales yemeníes no funcionan o están completamente destruidos por la guerra. Necesitamos más apoyo para salvar vidas en Yemen, niños, mujeres y hombres”.

Mientras la guerra continúa en Ucrania, la situación se va a seguir exacerbando. La dieta yemení depende en gran medida del trigo. Ucrania suministró a Yemen el 40% de su grano, hasta que la invasión de Rusia cortó el flujo. En los países desarrollados, la gente está trabajando más duro para pagar facturas más altas. En Yemen, la comida es un 60% más cara que el año pasado. Y en los países pobres, la inflación puede significar la muerte.

Un niño desnutrido es colocado en una balanza en el Hospital Rural Hays en Hodeida, Yemen, el martes 11 de octubre de 2022. Durante años, el hambre ha sido una amenaza diaria para los niños de Yemen. Ahora, mientras la guerra amenaza con intensificarse entre las partes en conflicto del país después de meses de una tenue tregua, se teme que pueda empeorar. (Foto AP/Hussam Al-Bakry)
(AP)
Un niño desnutrido es colocado en una balanza en el Hospital Rural Hays en Hodeida, Yemen, el martes 11 de octubre de 2022. Durante años, el hambre ha sido una amenaza diaria para los niños de Yemen. Ahora, mientras la guerra amenaza con intensificarse entre las partes en conflicto del país después de meses de una tenue tregua, se teme que pueda empeorar. (Foto AP/Hussam Al-Bakry) (AP)

“Yemen ha sido golpeado tres veces por la invasión rusa de Ucrania”, dijo Peter Salisbury, un experto en Yemen del International Crisis Group. “Primero, por la pérdida de suministros de alimentos de Ucrania y precios más altos en los mercados internacionales. Luego, por mayores precios de los combustibles. Y tercero, por un cambio en el enfoque internacional”.

La guerra se ha desatado durante ocho años en Yemen entre los rebeldes chiítas hutíes y las fuerzas progubernamentales respaldadas por una coalición de estados árabes sunitas del Golfo. Los hutíes respaldados por Irán descendieron de las montañas en 2014, ocuparon el norte de Yemen y la capital del país, Sanaa, y obligaron al gobierno reconocido internacionalmente a huir al exilio en Arabia Saudita.

Desde entonces, más de 150.000 personas fueron asesinadas por la violencia y 3 millones fueron desplazadas. Dos tercios de la población reciben asistencia alimentaria. Ahora hay una tregua a pesar de que las dos partes no la renovaron este mes. Hafsa y más de medio millón de niños yemeníes están severamente desnutridos. Cada 10 minutos, un niño en Yemen muere a causa de una enfermedad prevenible, según Save the Children. Hafsa es la menor de seis. Uno murió de desnutrición. Su padre, Ahmed, de 47 años, trabaja como jornalero. Cada día sólo puede permitirse un poco de harina y aceite de cocina.

Mujeres sostienen a sus hijos desnutridos en el Hospital Rural Hays en Hodeida, Yemen, el 11 de octubre de 2022. Durante años, el hambre ha sido una amenaza diaria para los niños de Yemen. Ahora, mientras la guerra amenaza con intensificarse entre las partes en conflicto del país después de meses de una tenue tregua, se teme que pueda empeorar. (Foto AP/Hussam Al-Bakry)
Mujeres sostienen a sus hijos desnutridos en el Hospital Rural Hays en Hodeida, Yemen, el 11 de octubre de 2022. Durante años, el hambre ha sido una amenaza diaria para los niños de Yemen. Ahora, mientras la guerra amenaza con intensificarse entre las partes en conflicto del país después de meses de una tenue tregua, se teme que pueda empeorar. (Foto AP/Hussam Al-Bakry)

Él y su familia viven en el distrito de Hays, a unos 120 kilómetros (74 millas) al sur de la ciudad portuaria de Hodeida, que ha visto algunos de los combates más feroces en el conflicto de Yemen. Los niños del Hays Hospital tienen el vientre hinchado y las extremidades como ramitas. Eventualmente, la desnutrición prolongada “hace que sus órganos dejen de funcionar”, dijo la Dra. Nabouta Hassan.

Hassan, que supervisa la sala de desnutrición del hospital, dijo que cada mes recibe hasta 30 niños que padecen enfermedades relacionadas con la desnutrición aguda. Hodeida, junto con la provincia norteña de Hajjah, incluye las áreas más afectadas por la inseguridad alimentaria extremadamente grave y la desnutrición aguda, según la ONU. Mohammed Hussein, de 49 años y padre de cinco hijos, vive en un campamento para personas desplazadas en las afueras de la ciudad de Abs, en la provincia norteña de Hajjah.

Dijo que ha sido desplazado cuatro veces desde que comenzó la guerra en 2014.

Los médicos miden a un niño desnutrido en el Hospital Rural Hays en Hodeida, Yemen, el 11 de octubre de 2022. Durante años, el hambre ha sido una amenaza diaria para los niños de Yemen. Ahora, mientras la guerra amenaza con intensificarse entre las partes en conflicto del país después de meses de una tenue tregua, se teme que pueda empeorar. (Foto AP/Hussam Al-Bakry)
Los médicos miden a un niño desnutrido en el Hospital Rural Hays en Hodeida, Yemen, el 11 de octubre de 2022. Durante años, el hambre ha sido una amenaza diaria para los niños de Yemen. Ahora, mientras la guerra amenaza con intensificarse entre las partes en conflicto del país después de meses de una tenue tregua, se teme que pueda empeorar. (Foto AP/Hussam Al-Bakry)

“Perdí mi casa, tierras de cultivo, todo”, dijo por teléfono. Perdió a un hijo de 9 meses hace tres años. Tiene un niño de 1 año y otro de 3 años que se mueren de hambre. Su plato principal es el pan mezclado con agua y sal. Algunos días, los vecinos le dan a su familia carne, pollo o pasta. Hussein es demasiado pobre para llevar a sus hijos al hospital.

“No hay dinero y estoy desempleado”, dijo. “También podrían morir de hambre”.

Mujeres sostienen a sus hijos desnutridos en el Hospital Rural Hays en Hodeida, Yemen, el 11 de octubre de 2022. Durante años, el hambre ha sido una amenaza diaria para los niños de Yemen. Ahora, mientras la guerra amenaza con intensificarse entre las partes en conflicto del país después de meses de una tenue tregua, se teme que pueda empeorar. (Foto AP/Hussam Al-Bakry)
(AP)
Mujeres sostienen a sus hijos desnutridos en el Hospital Rural Hays en Hodeida, Yemen, el 11 de octubre de 2022. Durante años, el hambre ha sido una amenaza diaria para los niños de Yemen. Ahora, mientras la guerra amenaza con intensificarse entre las partes en conflicto del país después de meses de una tenue tregua, se teme que pueda empeorar. (Foto AP/Hussam Al-Bakry) (AP)

La agencia de alimentos de la ONU ha recortado las raciones para millones de personas debido a las brechas críticas de financiamiento y al aumento de los precios mundiales de los alimentos. El Programa Mundial de Alimentos ha priorizado durante meses a los 13,5 millones de yemeníes más vulnerables, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCAH).

La ONU dijo que a fines de septiembre, su plan de respuesta humanitaria para Yemen aseguró $ 2 mil millones de los $ 4,27 mil millones necesarios para brindar asistencia humanitaria y servicios de protección para salvar vidas a 17,9 millones de personas. Abdulwasea Mohammed, gerente de defensa, medios y campañas de Oxfam en Yemen, dijo que su grupo necesita más dinero, un acceso más consistente a los más vulnerables y una resolución pacífica del conflicto.

“La respuesta es salvar vidas todos los días a pesar de esto”, dijo.

CON INFORMACIÓN DE AP

Seguir leyendo: