An Zhizhong, uno de los tres hijos de An Hui y Ye Jianbin, está parado junto a una ventana en su casa en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, el 17 de septiembre de 2018.

An Zhizhong, uno de los tres hijos de An Hui y Ye Jianbin, está parado junto a una ventana en su casa en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, el 17 de septiembre de 2018.

Las cabezas giran cuando An Hui y Ye Jianbin caminan por las calles de la ciudad china de Shenzhen con sus trillizos, quienes fueron concebidos con la ayuda de un donante de óvulos humanos y una madre sustituta.

An Zhizhong (D) y An Zhiya, dos de los tres hijos de An Hui y Ye Jianbin, duermen en casa en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, el 17 de septiembre de 2018.

An Hui (I) se prepara para vestirse mientras su compañero Ye Jianbin juega con An Zhifei, uno de sus tres hijos, en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, el 17 de septiembre de 2018.

An Hui (I) se prepara para vestirse mientras su compañero Ye Jianbin juega con An Zhifei, uno de sus tres hijos, en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, el 17 de septiembre de 2018.

La mayoría de las personas sienten curiosidad por su familia poco convencional, dijo An, y agregó que no siempre fue el caso en China donde las parejas homosexuales han luchado durante mucho tiempo contra los valores confucianos conservadores.

El compañero de An Hui, Ye Jianbin, apacigua a An Zhifei, uno de sus tres hijos.

El compañero de An Hui, Ye Jianbin, apacigua a An Zhifei, uno de sus tres hijos.

La pareja de An Hui, Ye Jianbin, ayuda a sus trillizos . An Zhiya, An Zhizhong y An Zhifei desayunan en su casa,

La pareja de An Hui, Ye Jianbin, ayuda a sus trillizos . An Zhiya, An Zhizhong y An Zhifei desayunan en su casa,

Los dos hombres querían una familia y comenzaron a explorar la opción de la fertilización in vitro (FIV), con la ayuda de un donante de óvulos humanos y una madre sustituta.

Los hijos de An Hui y Ye Jianbin, An Zhizhong, An Zhifei y An Zhiya, caminan al jardín de niños en Shenzhen.

Los hijos de An Hui y Ye Jianbin, An Zhizhong, An Zhifei y An Zhiya, caminan al jardín de niños en Shenzhen.

An Zhifei, uno de los tres hijos de An Hui y Ye Jianbin, abraza a su maestro cuando él y sus hermanos llegan a un jardín de infantes en Shenzhen.

An Zhifei, uno de los tres hijos de An Hui y Ye Jianbin, abraza a su maestro cuando él y sus hermanos llegan a un jardín de infantes en Shenzhen.

Un vendedor de bienes raíces limpia el sudor de An Zhifei, uno de los tres hijos de An Hui y Ye Jianbin, durante una visita a una villa en venta en Xishuangbanna, provincia de Yunnan, China, el 6 de diciembre de 2018.

Un vendedor de bienes raíces limpia el sudor de An Zhifei, uno de los tres hijos de An Hui y Ye Jianbin, durante una visita a una villa en venta en Xishuangbanna, provincia de Yunnan, China, el 6 de diciembre de 2018.

Un camarero ayuda a An Hui  y su compañero Ye Jianbin con uno de sus hijos. An Zhiya sufre una hemorragia nasal después de un almuerzo en un restaurante en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, el 17 de septiembre de 2018.

Un camarero ayuda a An Hui  y su compañero Ye Jianbin con uno de sus hijos. An Zhiya sufre una hemorragia nasal después de un almuerzo en un restaurante en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, el 17 de septiembre de 2018.

Una niña mira a An Hui y su compañero Ye Jianbin caminando con sus hijos, An Zhizhong, An Zhiya y An Zhifei en una comunidad residencial en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, 17 de septiembre de 2018.

Una niña mira a An Hui y su compañero Ye Jianbin caminando con sus hijos, An Zhizhong, An Zhiya y An Zhifei en una comunidad residencial en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, 17 de septiembre de 2018.

An Hui escucha a An Zhiya, uno de sus tres hijos, en su oficina en Shenzhen, provincia de Guangdong, China.

An Zhizhong, An Zhifei y An Zhiya juegan con un robot de limpieza en la oficina de su padre An Hui en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, 17 de septiembre de 2018.

En 2014, una mujer tailandesa dio a luz en Hong Kong a tres niños: An Zhizhong, An Zhiya y An Zhifei, quienes fueron concebidos utilizando huevos humanos proporcionados por un modelo de moda alemán, según An.

Fotos: REUTERS