(Fotos: Antonio Alvarez F.)

(Fotos: Antonio Alvarez F.)

El ex asesor presidencial de Alberto Fujimori construyó en 1996, a pocos metros del mar y en una zona estratégicamente ubicada, cinco casas que convirtió en su búnker personal.

La propiedad queda a 40 kilómetros al sur de Lima

La propiedad queda a 40 kilómetros al sur de Lima

En el 2001, la casa de Montesinos fue incautada, luego de que se revelara un video en que se le ve entregándole 15 mil dólares al entonces congresista de oposición Alberto Kouri para que se pase a la bancada de Fujimori. La mayor parte de esta casa de playa se encuentra cubierta de óxido.

En su época de esplendor, la casa albergaba diversos lujos: una piscina temperada de unos veinte metros de largo, adornos de oro, estatuas, piso de mármol, muebles italianos, puertas de cristal, saunas, bares hechos de caoba y jacuzzis.

Era el lugar donde Montesinos organizaba pomposas fiestas y orgías pero sobre todo era el refugio donde iba cada noche para dormir con su joven amante 26 años menor que él de la que se había obsesionado: Jacqueline Beltrán.

El búnker del 'Doc' tenía cuatro túneles secretos que conectaban las cinco casas entre sí que, vistas desde afuera, parecían independientes.

Estos pasadizos subterráneos, a los que se podía acceder debajo de tinas falsas, jardines y al lado de la piscina, estaban reforzados con planchas de acero

Estos pasadizos subterráneos, a los que se podía acceder debajo de tinas falsas, jardines y al lado de la piscina, estaban reforzados con planchas de acero

Las paredes también estaban reforzadas, para resistir cualquier ataque imprevisto que temía la mente del ex asesor presidencial.

Las paredes también estaban reforzadas, para resistir cualquier ataque imprevisto que temía la mente del ex asesor presidencial.

La residencia actualmente se encuentra administrada por el Programa Nacional de Bienes Incautados (Pronabi). En su fachada se ha colocado un letrero amarillo que dice "se vende".

Pronabi tiene programado subastar el búnker de Montesinos el próximo jueves 31 de mayo en un audio del Ministerio de Justicia. Mónica López Torres, coordinadora ejecutiva de Pronabi, señala que el precio base de la subasta es de S/ 3 millones 400 mil. Un poco más de un millón de dólares.

Las paredes de las más de veinte habitaciones lucen oscurecidas por manchas de polvo y de hongos que han aparecido a causa de la humedad y el abandono. En el piso, se logran ver capas de barro seco, plumas y excremento de gaviotas