Padres de niños estadounidenses asesinados en tiroteos masivos imploraron este martes al Congreso que promulgue una amplia reforma legal sobre la venta de armas de fuego, ya que el impulso para tomar medidas se encuentra dividido políticamente en Washington.

Sin miembros del Partido Republicano presentes, un grupo de senadores demócratas realizó este martes una audiencia improvisada en el Capitolio de EEUU para escuchar testimonios de familiares en duelo, un sobreviviente del tiroteo en la escuela de Florida el pasado mes, maestros y policías que exigían cambios en la ley nacional. "¿Cuántos niños más van a ser sacrificados?", preguntó David Hogg, de 17 años, a los senadores.

Mientras tanto, en las afueras del Congreso, otro grupo de familiares expresó su opinión sobre la venta de armas en EEUU con una simbólica instalación de 7.000 pares de zapatillas donde cada par representaba a una víctima fatal de ataques armados en el país desde la masacre de Newtown en diciembre de 2012. La exhibición se tituló "Monumento a nuestros hijos".

Una bandera con la frase #NiUnoMás también se instaló frente al Capitolio

Una bandera con la frase #NiUnoMás también se instaló frente al Capitolio