El tributo a Kobe Bryant en los Grammy

“Esta noche es para Kobe”, dijo la rapera estadounidense Lizzo al inaugurar la ceremonia de los Grammy 2020 con una potente actuación en el Staples Center de Los Ángeles. La ceremonia 62° de la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación quedó ensombrecida por la muerte del deportista Kobe Bryant y ocho personas, entre ellas una de sus hijas, en un accidente aéreo esta domingo en la ciudad de Calabasas, California.

Tras la actuación, la anfitriona de la noche Alicia Keys subió al escenario y ofreció unas sinceras palabras por la muerte del ex jugador de la NBA y de la adolescente Gianna Maria Onore Bryant, de 13 años. “Estamos literalmente parados aquí, con el corazón roto, en la casa que Kobe Bryant construyó”, expresó la cantante en una homenaje a Kobe Bryant, su hija y a su familia durante su monólogo de apertura en el Staples Center, donde las camisetas de 8 y 24 de Bryant cuelgan en las vigas. “Hoy el mundo entero perdió un héroe. En este momento, Kobe y su hija Gianna y todos los que murieron trágicamente están en nuestro espíritu, en nuestros corazones, en nuestras oraciones”.

Luego de esas palabras, y ante un público visiblemente conmovido, Boyz II Men se unió a Keys en el tributo para interpretar el tema “It’s So Hard to Say Goodbye to Yesterday”.

Luego de ese emotivo momento, Keys concluyó: “Te amamos Kobe, eras un hombre extraordinario. Vamos a llorar, a bailar y a amar, y estamos seguros que tendremos una energía hermosa aquí porque eso hace la música, que es lo más sanador del mundo”.

Lizzo le dedicó su performance en los Grammy a Kobe Bryant


DJ Khaled, quien participó en un homenaje al fallecido rapero Nipsey Hussle, dijo que éste también sería para Bryant y su hija. “La noticia es devastadora”, dijo Khaled, quien tenía un número musical con John Legend, Meek Mill y Kirk Franklin. “Le haremos un homenaje no sólo a Nipsey sino también a Kobe y Gianna. Me cuesta trabajo hablar ahora”.

A Smokey Robinson no le fue fácil hablar de Bryant, a quien calificó como su amigo. “Como padre de familia, pensar que su hija estaba ahí y que no pudo hacer nada por ella”, dijo.

La estrella de la NBA viajaba este domingo con otras ocho personas - entre ellos su hija de 13 años, Gianna Maria Onore- en su helicóptero privado Sikorsky S-76 cuando se desplomó sobre la ciudad de Calabasas, ubicada en el condado de Los Ángeles, California. Tras el accidente, se produjo un incendio. No hubo sobrevivientes. Padre e hija se dirigían a la Academia Mamba para una práctica de baloncesto cuando ocurrió el accidente.

Bryant edificó una impactante carrera en la liga de básquetbol más competitiva del mundo, al punto de haber sido comparado con Michael Jordan. El escolta se erigió como una leyenda de Los Ángeles Lakers, donde ganó cinco anillos de la NBA, además de obtener dos medallas de oro en Juegos Olímpicos con la camiseta del seleccionado estadounidense.

Los Lakers retiraron las dos camisetas del nacido en Filadelfia, la número 8 y la 24. Es el único jugador en la historia del equipo que ha recibido ese honor. Se retiró en 2016.

Bryant, que murió junto a otras ocho personas, no solo triunfó en las canchas de baloncesto como figura de Los Lakers sino que también fue una gran personalidad fuera de ellas y toda una celebridad en los EEUU y el resto del mundo. Un ejemplo de su éxito al margen de sus logros deportivos fue el Oscar que ganó al mejor corto animado por “Dear Basketball” (2017).

MÁS SOBRE ESTE MÁS: