Jenni Rivera y Esteban Loaiza se casaron en 2010.
Jenni Rivera y Esteban Loaiza se casaron en 2010.

Salió de madrugada del aeropuerto de Monterrey, se le esperaba en Toluca para de ahí trasladarse a la Ciudad de México y aparecer en el programa "La Voz", pero Jenni Rivera nunca llegó.

Era el 9 de diciembre de 2012. En la madrugada de ese domingo, "La Diva de la Banda" y otras seis personas abordaron un Learjeat 25 matrícula N325MC.

Acompañaban a la intérprete su representante, Arturo Rivera; Mario Macías, su abogado; Jacob Llenares, su maquillista; Gerardo "N" y los pilotos Miguel Pérez y Alejandro Torres.

Minutos antes de emprender el vuelo que les costó la vida, Jenni y sus acompañantes posaron sonrientes para una fotografía que se publicó en Twitter e Instagram. Fue la última sonrisa que se recordaría de la cantante.

El avión despegó del aeropuerto de Monterrey, pero apenas unos minutos después se perdió el contacto con la aeronave.

Comenzó a circular la información de la aeronave perdida y empezaron también horas de angustia para familiares y seguidores de la cantante.

En la tarde de ese domingo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que habían hallado el avión en el rancho "El Tejocote", municipio de Iturbide -en el estado norteño de Nuevo León.

Por la magnitud del impacto, el Learjet estaba irreconocible y entonces se confirmó la tragedia: no hubo sobrevivientes.

Las redes sociales se llenaron de mensajes de incredulidad, pero también de muestras de amor a "La Diva de la Banda".

La cantante Paulina Rubio mostraba su desolación en Twitter. Lloraba por su "comadre", la mujer que domingo a domingo la acompañaba como "coach" en "La Voz México". "Amiga, ¡¿por qué?! No hay consuelo, Dios mío, ayúdame", escribía "La Chica Dorada".

Horas más tarde llegaron las imágenes del horror. Algunas prendas enredadas en los árboles de la montaña, por allá un zapato, más adelante una peluca, pero también restos de cuerpos humanos desperdigados por la zona, en un radio de unos 250 metros.

Hasta el lugar arribaron seguidores de la estrella, curiosos, gente ávida de saber qué había ocurrido con Jenni.

Después, las muestras de cariño. Semanas de homenajes para "La Diva" en ambos lados de la frontera. En su natal Long Beach y en México, el lugar donde se consagró como una mujer que le cantaba al desamor, pero no con la actitud de la derrota, sino del triunfo a pesar de la tragedia.

Y es que la vida de Jenni no fue fácil. A los 15 años se convirtió en madre. Tuvo otros cuatro hijos, pero sus relaciones con los hombres no fueron sencillas. Una de sus parejas abusó sexualmente de una de sus hijas y también de su hermana Rosie. De su último marido, Esteban Loaiza, se dijo que le había sido infiel con su hija Janney, mejor conocida como "Chiquis".

Durante años, Jenni mostró su tenacidad para hacerse de una lugar en la escena musical, pese a las adversidades. "Parrandera, rebelde y atrevida", así era la cantante, tal como se titulaba uno de sus discos. Sin duda fue el álbum "La gran señora" con el que se consagró.

Con más de 22 millones de discos vendidos, parecía que la vida le sonreía a Jenni, pero un terrible accidente apagó su canto.

MÁS SOBRE ESTE TEMA