Florida tiene una nueva guía que determina quiénes deben hacerse la prueba del COVID-19 y quiénes no

Con la explosión de contagios por la aparición de la variante Ómicron, se cuentan de a miles los floridanos que a diario quieren hacerse el examen del coronavirus. Las colas en muchos centros de testeo son interminables

Vista de personas esperando para realizarse la prueba para detectar la covid-19 en Miami, en una fotografía de archivo. EFE/Cristóbal Herrera
Vista de personas esperando para realizarse la prueba para detectar la covid-19 en Miami, en una fotografía de archivo. EFE/Cristóbal Herrera

Según el Hospital Johns Hopkins, que ha sido quien ha dado la información más certera durante toda la pandemia, el índice de positividad en la Florida la semana pasada rozó el 32 por ciento. Hubo más de 1,1 millones de pruebas registradas, de las cuales casi 400 mil dieron resultado positivo. Esto sin contar todos aquellos que se hicieron el test casero, cuyos datos nadie está pudiendo seguir.

En el condado de Miami Dade, el más densamente poblado del estado, los números son un poco más bajos, pero igualmente preocupantes. Un 28 por ciento de los exámenes fueron positivos. Esto cobra otra dimensión si se tiene en cuenta que solo cinco semanas atrás, el índice de positividad estaba por debajo del uno por ciento.

Pacientes aguardan para realizarse un test de COVID-19 en el Departamento de Salud de Manatee, Florida (REUTERS/Octavio Jones/Archivo)
Pacientes aguardan para realizarse un test de COVID-19 en el Departamento de Salud de Manatee, Florida (REUTERS/Octavio Jones/Archivo)

Para ponerlo en términos claros, a esta altura casi todos los residentes de la Florida han sido contacto estrecho de alguien que tiene COVID. Por ende es entendible que, habiendo escasez en todo el país de exámenes de antígenos caseros, los centros de testeo de coronavirus estén atestados de gente.

El estado de Florida ha dicho que por el momento no piensan abrir más centros para que la gente pueda hacerse la prueba. Sin embargo varias municipalidades, como la ciudad de Miami por ejemplo, lo están haciendo con la expectativa de que habiendo más opciones, las filas ya no sean de más de dos horas para poder ser atendido.

En medio de este contexto, desde el Departamento de Salud del estado decidieron publicar una guía específica para indicar quiénes necesitan hacerse el examen del COVID 19, destacando el orden de prioridad.

Un paciente se somete a un test de COVID (REUTERS/Octavio Jones/Archivo)
Un paciente se somete a un test de COVID (REUTERS/Octavio Jones/Archivo)

Lo primero que destacaron las autoridades sanitarias estatales es una división de la población en tres categorías: los que pertenecen a categorías de riesgo y presentan síntomas (mayores de 65 años y personas con enfermedades pre-existentes), los que no pertenecen a categorías de riesgo y presentan síntomas, y aquellos que son asintomáticos.

Según la nueva guía estatal:

- Quienes pertenecen a los sectores más vulnerables de la población y tienen síntomas son los que DEBEN realizarse la prueba del COVID 19 de inmediato.

- Quienes tienen síntomas, pero no pertenecen a los grupos de mayor riesgo, tienen que CONSIDERAR hacerse la prueba.

- Pero el pedido principal del estado es para los asintomáticos: por favor EVITEN ir a hacerse el examen ya que “una prueba de COVID 19 seguramente no tendrá ningún beneficio clínico para ellos”.

“Cuando hay un virus respiratorio endémico, la actitud debería ser seguir con la vida normal. Y si se presentan síntomas, allí es cuando la persona debe hacerse un examen para ver qué pasa”, decía en rueda de prensa desde West Palm Beach el gobernador Ron DeSantis.

En la imagen el gobernador de Florida, Ron DeSantis. EFE/EPA/JIM LO SCALZO
En la imagen el gobernador de Florida, Ron DeSantis. EFE/EPA/JIM LO SCALZO

En esta nueva guía hay un cambio de discurso de las autoridades sanitarias de Florida con respecto a lo que recomendaban meses atrás. Es sabido que muchas personas asintomáticas pueden tener el virus del COVID 19 y contagiarlo. Por eso en su momento se recomendaba que a cualquier persona que dudara haber estado expuesto al virus, que se examinara. Pero la situación cambió y no hay la misma disponibilidad de reactivos para realizar pruebas que había antes, por eso cambian las recomendaciones.

De todas maneras, cabe aclarar que estas nuevas categorías son solo recomendaciones y que en la Florida en todos los centros de testeo se realiza la prueba de manera libre a quien la pida.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR