Nueva York multará a los hospitales que no agilicen su plan de vacunación

El gobernador Andrew Cuomo anunció la medida al informar que los centros sanitarios del estado solo han administrado el 46 por ciento de las dosis recibidas. La cifra es menor a un tercio en la ciudad de Nueva York

Una enfermera recibe una dosis de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 en Nueva York. Foto: REUTERS/Shannon Stapleton
Una enfermera recibe una dosis de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 en Nueva York. Foto: REUTERS/Shannon Stapleton

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo este lunes que los hospitales del estado afrontarán multas en cuestión de una semana si no agilizan su vacunación contra la covid-19, tras informar de que en conjunto han inoculado un 46 % de las dosis recibidas y menos de un tercio en el caso de la red pública hospitalaria de la Gran Manzana.

En su rueda de prensa diaria, Cuomo instó a las autoridades locales y, en concreto, al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, a “tomarse una responsabilidad personal con sus hospitales” porque hay un “problema de gestión y tienen que mover la vacuna más rápido”, para lo que el Departamento de Salud estatal ha establecido tiempos y multas.

Todos los hospitales neoyorquinos deben utilizar las vacunas que se les ha suministrado antes de que acabe esta semana o enfrentarán multas de hasta USD 100.000. Además, a partir de ahora dispondrán de siete días para inocular los preparados desde la fecha de recibo, o de lo contrario se desviarán las siguientes entregas a hospitales más rápidos, explicó Cuomo.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. Foto: REUTERS/Andrew Kelly
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. Foto: REUTERS/Andrew Kelly

De Blasio, por su parte, atribuyó las bajas cifras de los hospitales públicos en la ciudad a los “retos logísticos” y al aprendizaje de los sanitarios a administrar una vacuna sin precedentes, pero estimó que en la ciudad se aplicarán “más de 100.000 vacunas solo esta semana” y que la cifra irá aumentando el ritmo hasta llegar a las 400.000 semanales para el final de mes.

En el estado se han administrado unas 275.000 dosis iniciales de las vacunas, de casi 900.000 que han sido distribuidas, de acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Solo en la Gran Manzana se han inoculado unas 110.000 dosis, según datos de la Alcaldía.

Nueva York, como el resto del país, sufre una nueva ola coronavirus. El aumento de los casos coincide con las numerosas reuniones y aglomeraciones que tuvieron lugar durante las festividades navideñas. Por primera vez desde mayo se han registrado en el estado más de 8.000 personas hospitalizadas por covid-19, mientras en las últimas 24 horas han fallecido 170 personas, una cifra no vista desde las mismas fechas. Y la tendencia podría acelerarse, considerando que Cuomo anunció que se identificó el primer caso de la nueva cepa británica de la enfermedad.

“El laboratorio Wadsworth confirmó un caso de la cepa del Reino Unido en el condado de Saratoga, Nueva York. Es un hombre de unos 60 años que tenía algunos síntomas. No ha viajado recientemente, así que las pruebas sugieren que está en la comunidad”, indicó el mandatario durante su conferencia de prensa.

En la primera tanda de vacunaciones el esfuerzo se ha centrado, además de en los hospitales, en las residencias de ancianos a través de un programa federal sobre el que Cuomo ha decidido “dar un paso y expeditar” el proceso, porque menos de la mitad de las residencias en todo el estado han administrado a sus residentes la primera dosis.

Un residente de un asilo de ancianos en Nueva York recibe la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer y BioNtech. Foto: REUTERS/Yuki Iwamura
Un residente de un asilo de ancianos en Nueva York recibe la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer y BioNtech. Foto: REUTERS/Yuki Iwamura

El objetivo es que en las próximas dos semanas todos los residentes de centros de cuidados estén vacunados, y simultáneamente estamos vacunando al personal bajo el programa federal. Se está vacunando a un tercio del personal en tres escalones, en caso de que alguien tenga una reacción alérgica o similar”, explicó.

Este lunes, el gobernador amplió las categorías de población elegibles para vacunarse a todos los sanitarios que trabajen cara al público, no solo en hospitales y residencias, mientras que el alcalde incluyó en el grupo a trabajadores de puntos de testeo, rastreadores, dentistas o personal médico de la policía, entre otros.

Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia, reporta 20,7 millones de casos confirmados y más de 352.000 fallecidos por covid-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

El estado de Nueva York sigue como el más golpeado del país por la pandemia con 38.415 muertos, seguido por Texas (más de 28.000), California (26.638), y Florida (21.987).

Más sobre este tema: