El servicio postal de EEUU suspendió sus reformas ante las acusaciones de que obstaculizarían el voto por correo

“Para evitar siquiera la apariencia de algún impacto en el correo electoral, estoy suspendiendo esas iniciativas hasta que concluya la elección”, declaró Louis DeJoy, director general de USPS

Empleada del Servicio Postal de EEUU (USPS) en Chicago (REUTERS/John Gress/File Photo)
Empleada del Servicio Postal de EEUU (USPS) en Chicago (REUTERS/John Gress/File Photo)

El servicio postal de Estados Unidos (USPS) aplazará hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre una serie de reformas en su estructura que, en el marco de la pandemia, eran vistas como una manera de ralentizar la correspondencia y de poner en riesgo el voto por correo, que se espera sea usado por una porción significativa del electorado.

“Hay algunas iniciativas operacionales de larga data, esfuerzos que preceden mi llegada al Servicio Postal, que han sido vistas como áreas de preocupación en momentos en que la nación se prepara para tener una elección en medio de una devastadora pandemia”, dijo el titular de la institución, Louis DeJoy, en un comunicado. “Para evitar siquiera la apariencia de algún impacto en el correo electoral, estoy suspendiendo esas iniciativas hasta que concluya la elección”.

El USPS ha estado en el centro de una reciente batalla política luego de que el presidente Donald Trump indicara que se oponía a incrementar el financiamiento de la agencia gubernamental -que históricamente funciona con déficit- en momentos en que se espera que el voto por correo sea masivo debido a la pandemia de coronavirus.

DeJoy, un aliado de Trump, tomó las riendas de la agencia en junio y bajo su gestión se retiraron cajas de recolección y equipos de procesamiento, a la vez que se eliminaron las horas extras. Un líder sindical dijo a AFP que los cambios ya estaban provocando retrasos en las entregas en todo el país.

Trump ha asegurado sin pruebas que el voto por correo fomentará el fraude electoral y la oposición lo acusa de intentar socavar la legitimidad de la elecciones de noviembre, en momentos en que las encuestas lo ubican por detrás de su rival demócrata, el exvicepresidente Joe Biden.

Las acciones del correo, indicaron los demócratas, tienen como objetivo reducir la cantidad de personas que puedan realizar su voto en las elecciones. Y considerando que los simpatizantes del partido opositor son históricamente más propensos a usar esa vía, esa reducción beneficiaría al Presidente.

DeJoy debe declarar ante sendas comisiones en la Cámara de Representantes y del Senado este semana y la próxima para tratar el asunto.

Louis DeJoy (AP Photo/Carolyn Kaster, File)
Louis DeJoy (AP Photo/Carolyn Kaster, File)

Un grupo de políticos y de votantes que no pueden acudir en persona a las urnas demandaron el lunes al presidente estadounidense, Donald Trump, al servicio postal y a su presidente para garantizar su financiamiento.

En la demanda, presentada ante una corte federal de Manhattan, aseguraban que a pocos meses de las elecciones generales del 3 de noviembre, el servicio postal (USPS) había impuesto “cambios dramáticos y profundos” que “cambian fundamentalmente las reglas de cómo funciona el voto por correo”.

Afirman que DeJoy admitió que estos cambios habían afectado la eficacia del USPS y lo habían tornado más lento. “Es prácticamente una certeza que un número significativo de papeletas recibidas por el USPS, enviadas por correo por votantes en el tiempo establecido por la ley, no serán contadas”, señala la demanda.

Los demandantes y la oposición demócrata afirman que el correo necesita esos fondos para procesar millones de papeletas.

"Cambiar la calidad y la cantidad de los servicios del correo estadounidense (...) en la mitad de este ciclo electoral probablemente e irreparablemente perjudicará a todos los involucrados, sin hablar del daño que causará a la integridad de la elección", sostiene la demanda.

Los demandantes, entre ellos el candidato demócrata al Congreso federal Mondaire Jones, pidieron a la justicia que ponga fin a estos cambios y asegure su adecuado financiamiento antes de las elecciones.

Otros demandantes son senadores estatales de Nueva York o candidatos al Senado estatal y al Concejo Municipal, residentes del estado de Nueva York que se hallan en otros estados o en el exterior, o que son demasiado ancianos como para ir a votar en persona.

Donald Trump ha amenazado con bloquear fondos adicionales al servicio postal. En contraste, la líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anticipó el fin del receso de verano para votar un proyecto que revocaría cualquier cambio en el servicio hasta el 1 de enero y garantizaría USD 25.000 millones para la agencia.

Manifestación en Washington el 15 de agosto contra los cambios en el servicio postal (REUTERS/Cheriss May)
Manifestación en Washington el 15 de agosto contra los cambios en el servicio postal (REUTERS/Cheriss May)

Un récord de 76% de los votantes estadounidenses están habilitados a enviar sus papeletas por correo este año debido a la pandemia, según el New York Times.

Los fiscales generales de al menos 20 estados, liderados por el del estado de Washington, Bog Ferguson, de Estados Unidos indicaron asimismo que presentarían una acción judicial para preservar el derecho de los estadounidenses a votar por correo.

“Las acciones del presidente Trump para entorpecer el funcionamiento (del USPS) antes de las elecciones presidenciales son profundamente preocupantes. Se trata de un intento autoritario de tomar el poder para conservarlo”, dijo el lunes la fiscal general de Nueva York, Letitia James, que lidera esa iniciativa con colegas de otros estados.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El jefe de Servicio Postal de EEUU aceptó testificar ante el Congreso en medio de los temores por el voto por correo

MAS NOTICIAS