Un estudio científico en los Estados Unidos concluyó que el remdesivir inhibe “potentemente” el coronavirus

El antiviral de Gilead fue analizado por académicos estadounidenses liderada por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos. Suben las acciones de la compañía farmacéutica

Dos ampollas del medicamento contra el ébola remdesivir durante una conferencia de prensa en el Hospital Universitario Eppendorf (UKE) en Hamburgo. Un estudio concluyó que podría inhibir de forma potente a la COVID-19 (Reuters)
Dos ampollas del medicamento contra el ébola remdesivir durante una conferencia de prensa en el Hospital Universitario Eppendorf (UKE) en Hamburgo. Un estudio concluyó que podría inhibir de forma potente a la COVID-19 (Reuters)

Gilead Sciences Inc. informó que los datos de un estudio hecho en los Estados Unidos de su medicamento remdesivir mostraron que la droga había alcanzado el objetivo primario en un ensayo sobre su efectividad en el tratamiento de COVID-19. La compañía dijo en un comunicado que está al tanto de los datos positivos que surgen del estudio del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés) para tratar la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Las acciones de la farmacéutica comenzaron a subir tras conocerse el ensayo, y generaron una inicial escalada general en todo el mercado de valores de los Estados Unidos, y los futuros vinculados a los principales índices estadounidenses saltaron después de la emisión de la declaración de la compañía. El ensayo realizado analizó si los pacientes que recibieron el medicamento de Gilead se recuperaron de la enfermedad más rápido que los pacientes que recibieron un tratamiento con placebo más la atención estándar para la enfermedad.

El ensayo, dirigido por los Institutos Nacionales de Salud, tenía como objetivo inscribir a unos 800 pacientes para probar el medicamento y dar una respuesta definitiva sobre si puede ayudar a tratar la enfermedad. Un representante del NIAID no respondió de inmediato a una llamada en busca de comentarios por parte de Bloomberg. El remdesivir, que fue desarrollado originalmente para tratar otros coronavirus como el SARS y también se ha probado en el ébola, no tiene licencia ni está aprobado para su uso en ninguna parte del mundo.

Otro revelador estudio publicado hace pocas horas indicó también que el remdesivir inhibe “potentemente” al COVID-19, de acuerdo con el documento. El fármaco de Gilead actúa sobre las células pulmonares humanas y cultivos epiteliales de las vías respiratorias. Para evaluar su eficacia, los investigadores diseñaron un SARS-CoV quimérico que codifica el objetivo viral del remdesivir, la ARN polimerasa dependiente de ARN de SARS-CoV-2. “El remdesivir es un inhibidor antiviral altamente potente del SARS-CoV-2 en cultivos epiteliales de las vías respiratorias humanas primarios”, dice el informe publicado en BioRxiv, un sitio científico dedicado a la divulgación de estudios académicos.

La portada de uno de los estudios llevado adelante por académicos norteamericanos y apoyado por el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y Alergia y los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos
La portada de uno de los estudios llevado adelante por académicos norteamericanos y apoyado por el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y Alergia y los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos

"Se observó una actividad más débil en las células Vero E6 debido a su baja capacidad para metabolizar remdesivir. Para evaluar rápidamente la eficacia in vivo, diseñamos un SARS-CoV quimérico que codifica el objetivo viral de remdesivir, la ARN polimerasa dependiente de ARN, de SARS-CoV-2. En ratones infectados con virus quimérico, la administración terapéutica de remdesivir disminuyó la carga viral pulmonar y mejoró la función pulmonar. Estos datos proporcionan evidencia sustancial de que el remdesivir es muy activo contra el SARS-CoV-2 in vitro e in vivo, lo que respalda sus pruebas clínicas adicionales para el tratamiento de COVID-19″, dice el extracto del ensayo complementario al anunciado por la NIAID.

El estudio lleva la firma de renombrados científicos académicos: Andrea J. Pruijssers, Amelia S. George, Alexandra Schäfer, Sarah R. Leist, Lisa E. Gralinksi, Kenneth H. Dinnon III, Boyd L. Yount, Maria L. Agostini, Laura J. Stevens, James D. Chappell, Xiaotao Lu, Tia M. Hughes, Kendra Gully, David R. Martinez, Ariane J. Brown, Rachel L. Graham, Jason K. Perry, Venice Du Pont, Ralph S. Baric, Mark R. Denison y Timothy P. Sheahan. También participaron laboratoristas de Gilead, quienes producen el medicamento aún no aprobado: Jason K. Perry, Venice Du Pont, Jared Pitts, Bin Ma, Darius Babusis, Eisuke Murakami, Joy Y. Feng, John P. Bilello, Danielle P. Porter y Tomas Cihlar.

Los ensayos continúan

Se están realizando múltiples ensayos de la droga. El ensayo de NIAID midió la rapidez con que los pacientes que lo tomaron pudieron ser retirados de la terapia de oxígeno suplementaria o fueron dados de alta del hospital. Todavía no se sabe cuán grande fue el efecto del medicamento Gilead en los pacientes y si marcará una diferencia significativa en su atención.

Las pruebas, dirigidas por los Institutos Nacionales de Salud, tenían como objetivo inscribir a unos 800 pacientes para probar el medicamento y dar una respuesta definitiva sobre si puede ayudar a tratar la enfermedad. Un representante del NIAID declinó hacer comentarios. Se espera que los científicos estadounidenses los publiquen con más detalle pronto, dijo Gilead en su comunicado.

Gilead dio a conocer resultados más detallados de otro estudio que la compañía misma ha estado realizando, comparando un curso de cinco días y 10 días del medicamento, pero sin un grupo placebo. El estudio mostró que a ambos grupos les fue igual, lo que sugiere que un ciclo más corto del medicamento podría ser tan efectivo como uno largo, aunque los resultados no fueron estadísticamente significativos. El régimen de cinco días “podría expandir significativamente el número de pacientes que podrían ser tratados con nuestro suministro actual de remdesivir”, dijo Merdad Parsey, directora médica de Gilead.

El medicamento probablemente será aprobado para su uso en ciertos entornos sobre la base del resultado positivo, dijo el estratega de atención médica de Jefferies Jared Holz, al menos hasta que haya mejores alternativas disponibles. “Hay un sesgo masivo para mirar los datos con un enfoque de medio vaso lleno”, dijo, y agregó que es “totalmente justo dada la situación actual”.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), dijo que "ha estado involucrada en discusiones sostenidas y continuas con Gilead Sciences con respecto a hacer que remdesivir esté disponible para los pacientes lo más rápido posible, según corresponda”, dijo Michael Felberbaum, portavoz de la agencia, en un correo electrónico.

Qué es el remdesivir

Remdesivir comenzó como un tratamiento para el ébola y el virus de Marburgo, pero también demostró utilidad -su mecanismo consiste en interferir la replicación del microorganismo invasor- contra el virus respiratorio sincitial, el de Junín, el de la fiebre de Lassa y algunos coronavirus como los causantes del síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS) y del síndrome respiratorio agudo grave (SARS). Actualmente se estudia su uso contra los virus de Nipah, Hendra y el de la COVID-19.

Nacido como un candidato a antiviral de espectro amplio, fue arrojado a una serie de virus para ver dónde se adhería”, sintetizó Andrew Joseph en un artículo escrito para el sitio Stat News a mediados de marzo. “Fue de los laboratorios de Gilead a los centros académicos, movido por el dinero de los contribuyentes y el de la empresa. Siguió mostrando indicios de potencial en células y animales infectados por otros coronavirus, pero ninguno de ellos causaba entonces una crisis global sostenida”.

Ahora, en cambio, remdesivir ganó protagonismo. En los Estados Unidos ingresó en el programa de uso compasivo y acaso salvó la vida de una mujer de Sacramento. “Por ahora no hay terapias aprobadas para las infecciones por coronavirus, y remdesivir es la más avanzada en el proceso de desarrollo”, recordó Stat. Bruce Aylward, de la Organización Mundial de la Salud, dijo el mes pasado: “En este momento solo hay un medicamento que creemos que puede tener una eficacia real. Y es el remdesivir”.

Dos ampollas de remdesivir durante una conferencia de prensa en el Hospital Universitario Eppendorf (UKE) en Hamburgo (Reuters)
Dos ampollas de remdesivir durante una conferencia de prensa en el Hospital Universitario Eppendorf (UKE) en Hamburgo (Reuters)

Según EMCrit Project, la droga de Gilead podría ser un antiviral excelente”; el sitio de científicos independientes citó un estudio de este año de Timothy Sheahan, epidemiólogo de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, realizado sobre MERS, tanto in vitro como en animales. El estudio demostró que la combinación de remdesivir e interferona “tiene una actividad antiviral superior a la combinación de lopinavir, ritonavir e interferona”, que era la que evaluaba Arabia Saudita. “En ratones, tanto el remdesivir profiláctico como el terapéutico mejoran la función pulmonar y reducen la carga viral y la patología grave en pulmones”.

Sin embargo, recordó a Stat el vicepresidente de virología de Gilead, Tomas Cihlar, “el descubrimiento y el desarrollo de medicamentos suele ser un proceso muy largo y tedioso, y podemos tener muchos fracasos en el camino hasta llegar a un producto aprobado”. Remdesivir tuvo ya un tropiezo, cuando los estudios en animales demostraron su fuerza contra el ébola, pero en dos de cuatro ensayos clínicos en humanos dio como resultado “beneficios de supervivencia menos impactantes”.

Los pioneros

El 15 de marzo pasado, Infobae revelaba que dos médicos habían utilizado la droga en dos pacientes en estado crítico. Los resultados habían sido auspiciosos: habían logrado salvar sus vidas, pese al crítico cuadro. George Thompson, infectólogo del Centro Médico Davis de la Universidad de California, había explicado a la revista Science que usó el antiviral para el primer caso autóctono estadounidense. Por su parte, Richard Childs, especialista en pulmones de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos agregó que también se aplicó el tratamiento a otros 14 contagiados del crucero Diamond Princess.

“Pensamos que iban a morir", contó Thompson a la revista Science sobre la paciente, que fue el primer caso conocido de “propagación en la comunidad” en los Estados Unidos, lo que significa que se desconocía la fuente de su infección: no había viajado fuera del país a una zona infectada ni había estado en contacto conocido con un caso confirmado.

Los médicos decidieron tratarla con esta droga 36 horas después de haber sido ingresada en el hospital. El remdesivir, explicaron, se administra por goteo intravenoso y “deja inválida a una enzima llamada ARN polimerasa, utilizada por muchos virus para copiarse a sí mismos”. Como la paciente se encontraba en estado crítico, contó Thompson, el equipo logró el “permiso de uso compasivo” de la Administración de Alimentos y Medicamentos norteamericana para probar el remdesivir fuera del marco de un ensayo clínico.

Y solo después de un día del nuevo tratamiento, la mujer redujo considerablemente su “carga viral" y su condición comenzó a mejorar. Thomson no reveló si la paciente ha sido dada de alta del hospital por motivos de privacidad, pero declaró que “está muy bien”.

Lo que sí confirmó es que el suyo no fue el único caso en el que se administró la droga experimental: el remsdesivir ayudó a otros 14 estadounidenses que dieron positivo de coronavirus después de viajar a bordo del crucero Diamond Princess.

Richard Childs, cirujano general asistente y especialista en pulmones de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU, reveló a The Wall Street Journal que esos 14 pacientes fueron tratados con la droga experimental en un hospital japonés.

Childs describió a los contagiados como “personas críticamente enfermas” y reveló que su edad promedio era de 75 años, justamente el grupo de mayor riesgo en esta pandemia. “Muchos de ellos iban a morir en poco tiempo, dos semanas después todos sobrevivieron y más de la mitad ya se recuperó. Es absolutamente asombroso”, afirmó.

(Con información de Bloomberg)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un médico italiano que vive a diario el horror reveló: “Experimentamos una terapia que podría ser la cura para el coronavirus”

Radiografía de la cuarentena en América: cuáles son los países más estrictos y cuáles son los más permisivos

Dos médicos aseguran que una droga experimental ayudó a salvar pacientes en estado crítico por coronavirus

Qué es el remdesivir, la droga que funcionó en dos pacientes de coronavirus y se estudia a toda velocidad en cinco ensayos en el mundo


MAS NOTICIAS