Un cabo de la Guardia Nacional verifica un drone durante un entrenamiento de campo en la Base Conjunta McGuire-Dix-Lakehurst, Nueva Jersey (New Jersey National Guard/Mark C. Olsen/Handout via REUTERS)
Un cabo de la Guardia Nacional verifica un drone durante un entrenamiento de campo en la Base Conjunta McGuire-Dix-Lakehurst, Nueva Jersey (New Jersey National Guard/Mark C. Olsen/Handout via REUTERS)

El Departamento de Interior de Estados Unidos prohibió el vuelo de sus drones fabricados en China o con componentes chinos. La razón es que, según Washington, podrían suponer un riesgo para la seguridad nacional.

El secretario David Bernhardt decidió revisar el programa de drones del Departamento a su cargo. En ese marco, “ha ordenado que los drones fabricados en China o con componentes chinos sean prohibidos de vuelo”, explicó este jueves un portavoz en un comunicado.

El Departamento de Interior posee 810 drones: 786 fabricados en China y 24 en Estados Unidos con piezas chinas. La empresa china DJI es líder de esta tecnología con el 70% del mercado mundial. En 2017, el ejército estadounidense ya había prohibido el uso de los drones DJI por motivos de seguridad.

David Bernhardt, secretario de Interior de Estados Unidos (REUTERS/Yuri Gripas)
David Bernhardt, secretario de Interior de Estados Unidos (REUTERS/Yuri Gripas)

La directiva no afecta los aparatos “utilizados actualmente para emergencias, como la lucha contra los incendios, las operaciones de rescates y las catástrofes naturales que puedan poner vidas y propiedades en riesgo”, precisó el portavoz.

“Estamos muy desilusionados”, dijo por su parte a la AFP una vocera de DJI, agregando que la compañía no tenía más comentarios por el momento.

La administración Trump ya prohibió a las empresas estadounidenses vender artículos con tecnología puntera a Huawei, la compañía china de la que sospecha que espía a favor de Beijing. En septiembre, senadores llevaron al Congreso un proyecto de ley para prohibir la compra por las agencias gubernamentales estadounidenses de drones fabricados en países que presenten riesgos para la seguridad nacional, entre ellos China.

Donald Trump habla con reporteros en el jardín sur de la Casa Blanca en Washington el 10 de octubre de 2019 (REUTERS/Jonathan Ernst)
Donald Trump habla con reporteros en el jardín sur de la Casa Blanca en Washington el 10 de octubre de 2019 (REUTERS/Jonathan Ernst)

El Gobierno de Donald Trump emitió en mayo pasado una alerta sobre la posibilidad de que algunos drones fabricados por empresas chinas estén recopilando información sensible para mandarla al régimen de Beijing. La advertencia había sido enviada de forma interna a varias compañías por la Agencia de Seguridad Cibernética e Infraestructura (CISA, en inglés).

“CISA emitió recientemente una alerta sobre la industria que proporciona a las organizaciones información relacionada con los riesgos inherentes asociados al uso de vehículos aéreos no tripulados (drones) fabricados en China y medidas para reducir dicho riesgo”, declaró un vocero de la agencia de ciberseguridad, que pidió el anonimato.

Para la CISA, estos drones constituyen un “riesgo potencial para la información de una organización” y “contienen componentes que pueden comprometer sus datos”.

Además, los aviones no tripulados de origen chino podrían compartir los datos que recogen en un servidor al que tendrían acceso más sujetos, aparte del fabricante de los propios drones, según el documento.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: