Yisrael Katz (AFP)
Yisrael Katz (AFP)

El ministro de Asuntos de Exteriores de Israel, Yisrael Katz, ha instado a la comunidad internacional a “detener a Irán hoy para prevenir una guerra mañana” y ha llamado a impedir que Teherán desarrolle armas nucleares y misiles balísticos, así como “evitar que el país apoye a grupos terroristas en la región”.

Katz, que ha alertado de que el principal problema que amenaza la “estabilidad y la seguridad” en Oriente Próximo es Irán, “que busca destruir Israel”, ha acusado a las autoridades iraníes de utilizar a “organizaciones terroristas como Hezbollah, Hamás y los huthis en Yemen contra Israel”, la “nación-Estado del pueblo judío”.

En su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, Katz ha manifestado que recientemente se ha podido observar una “grave escalada de la tensión con el lanzamiento de misiles iraníes contra refinerías saudíes”, unas acciones que tienen como objetivo “desestabilizar el suministro de petróleo a nivel global”.

Este atentado contra Arabia Saudita se ha llevado a cabo siguiendo las órdenes directas de Alí Jamenei”, ha aseverado el ministro israelí, que ha pedido a la comunidad internacional que se una para hacer frente a Irán. “La ONU debe declarar a Hezbollah y la Guardia Revolucionaria de Irán como organizaciones terroristas porque promueven el terror en la región de Oriente Próximo, en Europa, en Latinoamérica y en todo el mundo”, ha sostenido.

En este sentido, ha pedido a los países que “apoyen al presidente estadounidense, Donald Trump, y su política de máxima presión” contra Irán. “Esa es la forma de pararlos”, ha afirmado antes de amenazar a Teherán y advertirle de que no se adelante a los acontecimientos: “Las cosas no terminan hasta que terminan”.

Yisrael Katz habló en la ONU (AFP)
Yisrael Katz habló en la ONU (AFP)

Conflicto palestino-israelí

Katz ha instado a su vez a los palestinos a reanudar las negociaciones sin fijar condiciones de forma previa y ha solicitado a la Autoridad Palestina que acabe con las “provocaciones” y “deje de financiar el terrorismo”. “Reconozcan el derecho del pueblo judío de tener su propio estado”, ha expresado. Así, ha asegurado que “Israel es una democracia real para todos sus ciudadanos, sean judíos o no”.

“Nadie puede separar al pueblo judío de su tierra histórica, y nadie puede separarnos de Jerusalén, nuestra capital eterna. Israel quiere la paz con todos sus vecinos”, ha destacado el ministro.

Asimismo, ha pedido a “todos los países” que se sumen a Estados Unidos y reconozcan a Jerusalén como la capital de Israel, una decisión que ha tildado de “histórica y valiente”.

Kantz ha destacado que han logrado firmar acuerdos con Egipto y Jordania y ha insistido en que Israel espera poder alcanzar más pactos con muchos de los estados árabes de la región. “La realidad en Oriente Próximo también presenta oportunidades para la cooperación y la economía”, explicó.

“Israel tiene una clara política de desarrollar y normalizar sus relaciones con los estados del golfo Pérsico. No tenemos conflicto ninguno con ellos y tenemos intereses comunes en materia de seguridad para hacer frente a la amenaza iraní, así como para llevar a cabo diversas iniciativas de carácter civil”, subrayó.

(Con información de Europa Press)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: