Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de Estados Unidos (Adrián Escandar)
Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de Estados Unidos (Adrián Escandar)

"Estábamos en un 90% del camino hacia un acuerdo comercial con China, y creo que hay una ruta para completarlo", dijo este miércoles Steven Mnuchin en una entrevista con la cadena CNBC, en Manama, Bahrein.

El secretario del Tesoro enfatizó lo cerca que estaban las partes de llegar a un entendimiento a principios de mayo, cuando las negociaciones se enfriaron súbitamente por la decisión de China de volver a discutir temas que Estados Unidos creía zanjados. El presidente Donald Trump respondió entonces estableciendo nuevos aranceles a sus importaciones, lo que elevó la tensión al máximo.

A pesar de los contratiempos, Mnuchin se mostró confiado en que Trump y Xi Jinping puedan poner fin al estancamiento de las conversaciones en la próxima reunión del G-20, que se celebrará este fin de semana en Osaka, Japón. Los líderes mantendrán un encuentro privado el sábado.

Donald Trump y Xi Jinping se reunirán el sábado en Japón (Reuters)
Donald Trump y Xi Jinping se reunirán el sábado en Japón (Reuters)

"El mensaje que queremos escuchar es que ellos quieren volver a la mesa para continuar con el proceso, porque creo que habrá buenos resultados para su economía y para la de Estados Unidos si se consigue un comercio equilibrado y continuamos construyendo esta relación", dijo el funcionario.

De todos modos, Mnuchin no precisó qué es lo que falta para llegar a un acuerdo definitivo. "Espero que podamos seguir adelante con un plan. El presidente Trump y el presidente Xi tienen una relación de trabajo muy estrecha. Tuvimos una reunión productiva en el último G-20″, dijo, en relación a la cumbre que mantuvieron en Buenos Aires, en diciembre del año pasado.

Mnuchin se mostró optimista con la posibilidad de sellar un pacto a fin de año, aunque aclaró que para lograrlo "es necesario que se hagan los esfuerzos adecuados". Sus declaraciones hicieron saltar a los futuros del índice bursátil Dow y auguran un alza en Wall Street para la ronda de este miércoles.

En esta foto de archivo tomada el 28 de marzo de 2019, el Viceprimer Ministro de China Liu He (C) posa para una foto con el Secretario del Tesoro de los EE.UU. Steven Mnuchin (R) y el Representante Comercial de los EE.UU. Robert Lighthizer (L) en la Pensión Estatal Diaoyutai en Beijing (AFP)
En esta foto de archivo tomada el 28 de marzo de 2019, el Viceprimer Ministro de China Liu He (C) posa para una foto con el Secretario del Tesoro de los EE.UU. Steven Mnuchin (R) y el Representante Comercial de los EE.UU. Robert Lighthizer (L) en la Pensión Estatal Diaoyutai en Beijing (AFP)

Deshielo

Después de seis semanas de congelamiento, los negociadores de China y Estados Unidos retomaron el lunes los contactos sobre la cuestión comercial, a unos días del muy esperado encuentro entre Donald Trump y Xi Jinping.

La tensión entre las dos primeras economías mundiales alcanzó cotas máximas en este mes y medio, con un aumento de los aranceles por ambas partes, "listas negras" de empresas y una guerra tecnológica que cada vez se impone más sobre la guerra comercial.

Pero los principales negociadores chinos y estadounidenses redujeron la tensión el lunes con una conversación telefónica, anunciaron el martes los medios estatales chinos. Durante la entrevista, el vice primer ministro chino, Lui He, el representante estadounidense para Comercio, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, "intercambiaron opiniones sobre cuestiones económicas y comerciales", informó la agencia estatal Xinhua.

Esta conversación tuvo lugar "a pedido del bando estadounidense" y los participantes acordaron mantener el contacto, añadió.

Miembros de la delegación de Estados Unidos y China, encabezados por el viceprimer ministro chino Liu He, el secretario del Tesoro de Estados Unidos Steven Mnuchin y el representante comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer en la pensión estatal Diaoyutai en Pekín (Foto AP/Andy Wong, Pool, Archivo)
Miembros de la delegación de Estados Unidos y China, encabezados por el viceprimer ministro chino Liu He, el secretario del Tesoro de Estados Unidos Steven Mnuchin y el representante comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer en la pensión estatal Diaoyutai en Pekín (Foto AP/Andy Wong, Pool, Archivo)

La reanudación de las negociaciones se esperaba desde que la semana pasada se anunció una llamada entre los dos presidentes. Xi Jinping anunció entonces que estaba dispuesto a entrevistarse con Donald Trump al margen de la cumbre del G20 que se celebra el viernes y el sábado en la ciudad japonesa de Osaka.

La reunión bilateral está prevista el sábado, según un alto responsable estadounidense, y las expectativas son altas. Donald Trump amenaza con imponer nuevos aranceles a la totalidad de las exportaciones de Beijing si no se alcanza ningún acuerdo en Osaka. En la mira están 300.000 millones de dólares en productos chinos importados cada año por Estados Unidos.

Trump anunció por sorpresa a principios de mayo un aumento del 10 al 25% de los aranceles impuestos a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares importados cada año por Estados Unidos, además de los 50.000 millones de dólares en importaciones que ya estaban gravados al 25%, acusando a Beijing de incumplir las promesas hechas durante las negociaciones.

China, que rechaza esta acusación, replicó a principios de junio con un alza de sus propios aranceles a productos estadounidenses por unos 60.000 millones de dólares importados anualmente.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: