(Imagen referencial)
(Imagen referencial)

El ejército estadounidense realizó este martes con éxito una prueba de un nuevo sistema interceptor de misiles balísticos, que está desarrollando conjuntamente con Japón.

Este lanzamiento marca la segunda prueba exitosa en menos de dos meses para el misil SM-3 Block IIA y sus tecnologías asociadas, que previamente habían experimentado algunas fallas. Esta es la pieza central del sistema de defensa antimisiles de la organización OTAN y debería ser desplegado por primera vez en 2020 en Polonia.

De acuerdo con la Agencia de Defensa Anti-Misiles de Estados Unidos (MDA), marinos del Complejo de Pruebas de Defensa de Misiles Aegis Ashore en la base de Kauai, Hawaii -en el Pacífico- rastrearon e interceptaron un misil de rango intermedio con un SM-3.

El objetivo en la prueba del martes era un misil de porte mediano (IRBM) lanzado desde un avión C-17 de la Fuerza Aérea sobre el océano a miles de kilómetros al suroeste del sistema Aegis Ashore.

"El emprendimiento se aprovechó de una tecnología sensor/comando de tierra, aire y espacio y de un control de arquitectura", señaló la MDA en un comunicado.

"La prueba exitosa de hoy demuestra la efectividad de la defensa europea contra misiles", dijo por su parte, el Director General de la MDA, Sam Greaves.

En octubre, las fuerzas armadas de EEUU interceptaron con éxito y derribaron un misil balístico de alcance medio con un SM-3.

Esa operación exitosa se produjo después de dos pruebas de intercepción fallidas, en junio de 2017 y enero de 2018. En febrero de 2017 se había concluido con éxito una prueba de tiro del misil.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: