Una protesta a favor de los derechos de los transgénero en Nueva York (Reuters)
Una protesta a favor de los derechos de los transgénero en Nueva York (Reuters)

El gobierno de Donald Trump apunta a eliminar el reconocimiento de las personas trans, con un intento de establecer una definición legal del sexo como una condición inmutable y definida en el nacimiento, lo que implica un retroceso con respecto a los derechos otorgados a esta población durante la Administración Obama.

El Departamento de Salud ha elaborado un documento, al que tuvo acceso el New York Times, en el que argumenta que las agencias del gobierno necesitan adoptar una definición explícita y uniforme de género, que estaría determinado "en una base biológica clara, establecida por la ciencia, objetiva y administrable". De esta manera, el sexo sería masculino o femenino, inalterable y determinado por los genitales con los que una persona nace y se anota en la partida de nacimiento, que constituye una "prueba definitiva".

Cualquier disputa al respecto se resolvería con un examen genético, añade el borrador del reporte, según indica el periódico estadounidense.

El Times estima que hay 1,4 millones de estadounidenses que han optado por identificase por un género distinto al de su nacimiento. Donald Trump asumió su cargo tras una campaña incendiaria y ha buscado dar marcha atrás en los derechos de los trans, incluido un intento para prohibirles la entrada a las Fuerzas Armadas y poner fin a las protecciones federales sobre el derecho a usar el baño que deseen en las escuelas.

El reporte generó el inmediato rechazo de las organizaciones de defensa de derechos, que convocaron a una marcha frente a la Casa Blanca para este lunes. "Están diciendo que no existimos. Estoy furiosa, pero con la mente clara. Estoy amenazada, pero absolutamente resuelta, siempre lucharemos", escribió Mara Keisling, directora ejecutiva del Centro Nacional de Igualdad Transgénero. Además, calificó la iniciativa como agresiva y peligrosa.

En tanto, las redes sociales hicieron eco del tema bajo la etiqueta #WontBeErased (No seré borrado), en la que personas trans contaron sus historias y repudiaron la iniciativa.

Se estima que la medida, en caso de ser aprobada, sea llevada a los tribunales, con un probable camino hasta la Corte Suprema, donde Donald Trump ya logró confirmar a dos nominados.

Los magistrados conservadores cuentan ahora con una mayoría de 5-4 en cualquier batalla legal sobre temas polémicos como el derecho al aborto, inmigración, los derechos de las personas transgénero, las regulaciones a las industrias y los poderes presidenciales.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: