Los oficiales detuvieron el vehículo el pasado 27 de julio a la noche en un barrio de San Fernando Valley. Habían visto algo extraño, así que prefirieron realizar un control. Esta semana, la Policía de Los  Ángeles difundió los videos de lo que terminó siendo un incidente mortal.

El agente Miguel Alarcon y su compañera, cuya identidad permanece en el anonimato para preservarla, le solicitaron al conductor que apague el motor. Al ver quién era, la mujer lo reconoció de inmediato.

Al volante estaba Richard Mendoza, un conocido pandillero de 32 años. Miembro de la banda Vincent Town Street, había estado preso por venta de drogas y posesión ilegal de armas.

El pandillero tomó por sorpresa a la policía y le disparó
El pandillero tomó por sorpresa a la policía y le disparó

"Hace tiempo que no lo veo. ¿Sigue en libertad condicional?", le preguntó la oficial.

"Me quedan nueve meses más, señora", respondió Mendoza.

"Ah, nueve meses más", dijo ella después. "Ok, voy a tener que pedirle que baje del auto. No tiene nada encima, ¿cierto?", inquirió.

El momento en que el delincuente toma su pistola
El momento en que el delincuente toma su pistola

El hombre abrió la puerta y descendió pausadamente. "Va bien", dijo la policía. Pero se equivocaba.

En un instante, el pandillero sacó un arma y le disparó a escasos centímetros de distancia. Luego, se dio vuelta y trató de tirarle a su compañero.

No lo logró. Alarcon reacción rápidamente y le disparó varias veces a Mendoza, que cayó herido de muerte.

El otro policía lo abatió antes de que pudiera seguir disparando
El otro policía lo abatió antes de que pudiera seguir disparando

La agente gritaba de dolor, pero estaba fuera de peligro. La bala le había pegado en la pierna. Se le rompió el fémur, pero ya se está recuperando.

Mendoza, que quedó visiblemente ensangrentado, llegó con un hilo de vida al hospital. Sin embargo, murió pocos minutos después de ingresar, antes de que los médicos pudieran ayudarlo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: