Jonas Knudsen, en los entrenamientos antes de viajar al nacimiento de su hija (Reuters)
Jonas Knudsen, en los entrenamientos antes de viajar al nacimiento de su hija (Reuters)

Uno de los hechos más llamativos sucedió en la concentración de Dinamarca. Mientras los jugadores analizaban el encuentro ante Perú, el lateral Jonas Knudsen tenía el pensamiento muy lejos de Rusia.

Como la fecha del nacimiento de su hija coincidió con el debut del elenco danés, el cuerpo técnico decidió darle unos días libres al defensor para que acompañe a su mujer en el parto.

En este contexto, sus compañeros colaboraron económicamente para que pueda hacer un ida y vuelta veloz en 'jet' privado a su país para ver a su hija, recién nacida tras adelantarse unas semanas respecto a la fecha prevista.

Los entrenamientos de Dinamarca, antes del triunfo ante Perú (Reuters)
Los entrenamientos de Dinamarca, antes del triunfo ante Perú (Reuters)

Knudsen salió el viernes, antes de la victoria por 1 a 0 en el debut ante Perú, partido en el que no jugó, y regresó a Rusia el lunes. "Somos seres humanos antes que futbolistas. Yo mismo soy padre. Queríamos enviarle un mensaje, hicimos todo lo posible para que fuera a casa", explicó el arquero danés Kasper Schmeichel.

"Como equipo queríamos ayudarlo…hubiéramos hecho cualquier cosa para que pudiera regresar a casa y ver a su recién nacida", continuó el experimentado guardameta, mientras que el propio protagonista manifestó públicamente en su regreso: "El martes nos convertimos en los padres de una hermosa y saludable bebe". La niña será sin dudas la mascota del equipo.

Dinamarca se ilusiona con avanzar a los octavos de final luego de vencer al combinado incaico. En su próxima presentación se medirá frente a Australia en Samara, y un nuevo triunfo dejaría al elenco escandinavo en las puertas de la siguiente fase.

Más sobre este tema