La guerra fría entre Neymar y Mbappé: el “precario equilibrio” que preocupa al vestuario del PSG

La prensa francesa aseguró que ambos mantienen una relación cordial y que ninguno quiere entrar en conflictos, pero la armonía pende de un hilo

Mbappé y Neymar son dos de los referentes más importantes del PSG (Gettyimages)
Mbappé y Neymar son dos de los referentes más importantes del PSG (Gettyimages)

Cuando todo parecía encaminado para tener uno de los mejores años a nivel deportivo, en una nueva temporada en la que el propio Lionel Messi reconoció que ya está más adaptado al equipo, y en la que el nuevo entrenador Christpohe Galtier pudo implementar su idea de juego, comenzó a gestarse un problema que podría traer duras consecuencias.

Así lo evidenció el periódico deportivo L’Equipe, al asegurar que el clima de tensión entre Neymar y Kylian Mbappé está lejos de desaparecer. Los periodistas Hugo Delom y José Barroso hicieron un repaso del vínculo apoyándose en las últimas declaraciones que realizaron las estrellas durante la ventana de selecciones. El brasileño evitó hablar sobre Kiki y el francés expresó no tener tanta “libertad” en lo táctico con el PSG.

La conclusión es contundente: el “equilibrio sigue siendo precario” y avisa que la relación pasó de “fría a polar” después del ya famoso penaltygate.

El medio en cuestión recordó que todo cambió desde el 2017 hasta hoy. Por aquel entonces, el joven francés se deshacía en elogios al saber que iba a compartir cancha con Ney, ahora compiten por quién ejecuta los penales.

Neymar y Mbappé tuvieron una reunión con la dirigencia del PSG (Reuters)
Neymar y Mbappé tuvieron una reunión con la dirigencia del PSG (Reuters)

La relación entre la M y la N parece haber tomado un giro feroz esta temporada”, informó el periódico galo, sobre todo después de que los rumores sobre la salida de Neymar del equipo comenzaron a tomar cada vez más fuerza.

Tras lo sucedido en el campeonato pasado, Mbappé se habría molestado por “las libertades” que se atribuía el brasileño “en materia de disciplina”, por lo que si el club finalmente optaba por desprenderse del paulista, él no se hubiera opuesto a su partida.

Del otro lado el ex Barcelona, está convencido que Mbappé tuvo un rol clave en la decisión del PSG de intentar venderlo. Sin embargo, lo que más le asombró fue los poderes que le concedieron para asegurar su continuidad a la hora de renovarle el contrato.

Este último punto quedó en evidencia dentro del campo, cuando en el duelo contra el Montpellier Neymar tomó el balón para hacerse cargo de un penal y el francés, que había fallado uno antes, se acercó para recordarle que él había sido designado como el ejecutor de los tiros desde los 12 pasos. El brasileño lo ignoró, pateó y a partir de allí “la relación tomó un nuevo giro”, aclaró L’Equipe.

Mbappé y Neymar protagonizaron una discusión en el campo de juego (Gettyimages)
Mbappé y Neymar protagonizaron una discusión en el campo de juego (Gettyimages)

Ese episodio no pasó desapercibido para el vestuario, incluso Sergio Ramos debió interceder para hacer entrar en razón a Ney, quien decidió pronunciarse sobre lo ocurrido a través de una serie de likes en las redes sociales con varios comentarios apoyándolo.

“Ahora es oficial, Mbappé es quien tira los penaltis en el PSG. Claramente esto es cosa de contrato, porque en ningún club del mundo que tenga a Neymar, sería el segundo cobrador, ninguno!! Parece que por el contrato Mbappé es dueño del PSG!!”, fue uno de los tuits en los que dejó su Me gusta abriendo una caja de pandora pública que tiene repercusiones hasta hoy.

Antes de que la bomba explotara, el capitán y compatriota Marquinhos se acercó para hablar con él, mientras que la dupla directiva Galtier-Campos (entrenador y director deportivo) mantuvieron una reunión con ambos para limar asperezas.

“Tengo mucha más libertad aquí (con la selección francesa). En París es diferente”, lanzó en las últimas horas Mbappé tras la victoria frente a Austria por 2-0, mientras que Neymar prefirió abandonar la zona mixta sin hacer declaraciones cuando fue consultado por la relación que mantiene con el delantero galo. Las dos reacciones obviamente tuvieron sus repercusiones en terreno francés.

Mientras tanto, Lionel Messi permanece en el papel de “mediador”, un rol que ya destacaron periodistas franceses tiempo atrás. “Envía el mensaje al club de que hay que ingeniárselas para limar diferencias”, habría sido el accionar del argentino para evitar que “la temporada dé un mal giro”.

Ney y Kylian saben que un paso en falso podría poner en jaque una temporada que hasta el momento promete, con 10 partidos disputados (entre liga y Champions) sin conocer la derrota. Es por eso que tanto los protagonistas como los que los rodean, prefieren evitar “contactos directos” para que no explote la relación.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR