La compañía de cannabis de Mike Tyson vende golosinas de marihuana que evocan el mayor papelón de su carrera

Los llamados “Mike Bites” son comestibles que recuerdan la infame pelea por el título de 1997 en que el boxeador mordió la oreja de Holyfield

Mike Tyson sacó al mercado unos comestibles de marihuana en forma de orejas mordidas.
Mike Tyson sacó al mercado unos comestibles de marihuana en forma de orejas mordidas.

Más de dos décadas después de haber sido descalificado de una pelea por el título de peso pesado de la AMB por morder la oreja de Evander Holyfield, Mike Tyson, uno de los boxeadores más famosos de la historia, está buscando sacarle provecho a uno de los hitos que consolidó su estatus de leyenda.

Y lo quiere hacer de una forma bastante excéntrica, combinando su nueva compañía de cannabis con el infame mordisco a la oreja de Holyfield.

Tyson 2.0, el nombre de la compañía del boxeador, sacó al mercado unos comestibles en forma de oreja que está llamando “Mike Bites”, a los que les falta, como no podía ser de otra manera, un trozo en la punta de arriba.

Todo es un guiño a Tyson mordiendo un pedazo de la oreja de Holyfield durante esa infame pelea por el título en 1997.

Tyson le dio al producto su sello de aprobación, respondiendo a un tweet sobre el nuevo producto escribiendo “¡Estas orejas realmente saben bien!”

En el lanzamiento, “Mike Bites” se venderá en dispensarios de California, Massachusetts y Nevada.

Por su papel en la infame pelea por el título de peso pesado de 1997, Tyson fue descalificado y le revocaron su licencia de boxeo después de morder ambas orejas de Holyfield. También fue multado con 3 millones de dólares.

Los comestibles se llaman "Mike Bites" y recuerdan a la infame pelea en que Tyson mordió la oreja de Hoyfield.
Los comestibles se llaman "Mike Bites" y recuerdan a la infame pelea en que Tyson mordió la oreja de Hoyfield.

Desde entonces, Holyfield y Tyson se han reconciliado y están en buenos términos. En un episodio de 2019 del podcast “‘Hotboxin’ with Mike Tyson” , Holyfield reveló que “perdonó” a Tyson, y Tyson le lanzó un dulce con forma de oreja.

“Es posible que estés en el negocio porque vamos a hacer oídos sagrados”, dijo Tyson en ese momento. “Orejas comestibles a las que les quitaron un poco. Santas orejas”.

Ahora uno de los momentos más icónicos en la historia del boxeo está siendo inmortalizado en forma comestible canábico, algo que solo podría ser obra del excéntrico Mike Tyson.

SEGUIR LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR