Escándalo en el automovilismo: una piloto confesó que una escudería le ofreció ficharla a cambio de fotos desnuda

La finlandesa Emma Kimiläinen reveló que en 2010 rechazó una oferta para unirse a la categoría Indy Lights de los Estados Unidos

La finlandesa Emma Kimiläinen reveló que en 2010 rechazó una oferta para unirse a la categoría Indy Lights de los Estados Unidos (Grosby)
La finlandesa Emma Kimiläinen reveló que en 2010 rechazó una oferta para unirse a la categoría Indy Lights de los Estados Unidos (Grosby)

El automovilismo internacional convive con horas escandalosas tras el hecho que destapó la piloto Emma Kimiläinen, quien confesó que en 2010 una escudería de la categoría Indy Lights de los Estados Unidos le hizo una oferta para integrarse al equipo a cambio de hacer unas fotos desnudas para un patrocinador.

Aquel año, la finlandesa venía atravesando un gran momento de su carrera al volante y era una de las grandes figuras del ADAC Formel Masters y en la Formula Palmer Audi. Es así que cuando le llegó un llamado de la competencia era organizada por la CART para promover pilotos jóvenes no lo dudó y aceptó viajar.

Sin embargo, antes de tomarse el avión decidió averiguar un poco más acerca de la oferta que le presentaron y en qué consistía. “Estaba yendo para allí, pero llamé y quería enterarme bien. A partir de ahí, la respuesta fue: ‘Hemos tenido algunos desacuerdos con nuestro socio. Originalmente se acordó que en bikini, pero ahora las fotos deberían ser en topless’. Me pregunté qué pasaba hasta que quedó claro que este socio era una ‘revista masculina erótica’”, reveló en el podcast Shikaani.

Kimiläinen no quiso mencionar la marca de la escudería ni tampoco el nombre de la revista que había puesto como condición ese tipo de fotografías, aunque sí reconoció que había aceptado el trato en un primer momento cuando las fotos iban a ser en bikini.

Kimiläinen no quiso mencionar la marca de la escudería ni tampoco el nombre de la revista que había puesto como condición ese tipo de fotografías (Grosby)
Kimiläinen no quiso mencionar la marca de la escudería ni tampoco el nombre de la revista que había puesto como condición ese tipo de fotografías (Grosby)

Las declaraciones de Emma tomaron tal repercusión en las redes sociales, que la propia piloto de 31 años decidió ahondar en el tema a través de su cuenta de Twitter: “Fue un impulso de Indy Lights como se dijo en el podcast. ¡Fue hace más de 10 años y, afortunadamente, muchas cosas han cambiado para mejor en lo que respecta a los derechos de las mujeres y la igualdad en este tiempo! Pasé muchas cosas en mi carrera durante 28 años, nunca hablé de eso públicamente porque no me gusta el drama”.

“No tengo palabras por la cantidad de apoyo recibido. Es increíblemente duro decir cosas como ésta porque no quieres que afecten negativamente a tu carrera. No soy de las que se quejan sobre los ‘y si...’. Mi viaje todavía no está acabado, ¡vamos a correr!”, escribió en un tuit luego de recibir el cariño de miles de usuarios y fanáticos.

Lejos de traer al presente la polémica, Kimiläinen reconoció cómo cambió el deporte automotor para bien y que ya no suelen ocurrir estos desagradables sucesos: “Incluso aunque me lo tome con humor como ‘una de las locuras’ que me han ocurrido durante estos años, muestra la importancia del trabajo que la W Series han hecho y están haciendo para mejorar la igualdad y diversidad en este deporte, en el que las raíces de una imagen diferente de la mujer son muy profundas”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: