Giannis Antetokounmpo volvió a ser elegido el mejor jugador de la NBA: igualó una histórica marca de Michael Jordan

El griego, máxima estrella de los Milwaukee Bucks que ya quedaron eliminados de los playoffs, le ganó el premio a LeBron James y James Harden, los otros dos candidatos

Giannis Antetokounmpo fue elegido por segunda temporada consecutiva el MVP de la NBA


Al igual que sucedió en la pasada temporada, la NBA anunció que el Jugador Más Valioso de la liga es Giannis Antetokounmpo, la máxima estrella de los Milwaukee Bucks que lideró a su equipo a tener el mejor registro durante la fase regular, pero que no pudo evitar la temprana eliminación de la franquicia a manos de Miami Heat en los playoffs de la liga que se disputan en la burbuja de Orlando.

Antetokounmpo ganó con holgura el primer puesto en la contienda que compartió con otras dos de las grandes figuras de la NBA: obtuvo 85 de los 101 votos de primer lugar que emitió la prensa especializada relacionado al mejor básquet del mundo. De esta manera, el griego sumó 962 puntos para ganar la estatuilla por segundo año consecutivo, algo que no sucedía desde que Stephen Curry, de los Golden State Warriors, ganó el premio MVP en 2015 y 2016.

El número 34 de Milwaukee superó a LeBron James, tres veces campeón de la NBA y estrella de Los Ángeles Lakers. El 23 de la franquicia angelina sumó 753 puntos y sumó 16 votos de primer lugar. En el tercer lugar de la votación finalizó James Harden con 367 unidades.

Antetokounmpo hizo historia al ganar su segundo premio MVP en años consecutivos (AP Photo/Ashley Landis, Pool)
Antetokounmpo hizo historia al ganar su segundo premio MVP en años consecutivos (AP Photo/Ashley Landis, Pool)

Este nuevo galardón en su trayectoria ubica a Antetokounmpo en un selecto grupo de otras leyenda del básquet estadounidense, ya que se transformó en el jugador número 16 en la historia de la NBA que consigue lograr múltiples premios al más valioso de la competición. Los otros que lo consiguieron fueron Bill Russell, Wilt Chamberlain, Kareem Abdul-Jabbar, Moses Malone, Larry Bird, Magic Johnson, Michael Jordan, Tim Duncan, Steve Nash y el propio LeBron James. De esta destacada lista, sólo hay tres jugadores que pudieron lograr ser considerados MVP en tres temporadas consecutivas: Russell, Chamberlain y Bird.

Más allá de volver a ser elegido como el basquetbolista más destacado del año, The Greek Freak se instaló para siempre en una categoría que, hasta hoy, sólo tenía como protagonistas a dos leyendas de este deporte. Después de haber recibido el premio al Jugador Defensivo del Año, y ahora con el trofeo como MVP, el alero de los Bucks igualó a Michael Jordan y Hakeem Olajuwon como los únicos que consiguieron ganar ambos trofeos en la historia en la misma temporada.

El legendario 23 de los Chicago Bulls consiguió ser el mejor en las dos categorías en la campaña 1987-88. Tal vez en una de sus mejores versiones individuales de su carrera, Jordan terminó aquella temporada con números de película: promedió 35 puntos, 5.5 rebotes, 5.9 asistencias, 3.2 robos y 1.6 tapones por partido, además de un 53 por ciento de efectividad en tiros de campo. Asimismo, Olajuwon, dos veces campeón de la NBA con los Houston Rockets, lo logró en la primera temporada en la que MJ se ausentó de la liga tras su primer retiro. En aquella campaña 93-94 que terminó con el título para la franquicia de Texas, el pivot aportó más de 27 puntos, casi 12 rebotes, 3.6 asistencias, 3,7 tapones y 1.6 robos en 41 minutos por noche.

Jordan ganó el premio MVP y al Jugador Defensivo del Año en la temporada 1987-88
Jordan ganó el premio MVP y al Jugador Defensivo del Año en la temporada 1987-88

Después de liderar a su equipo para que termine con un récord de 56-17 en la temporada regular -entre lo que se jugó hasta el 11 de marzo y tras el reinicio en la burbuja sanitaria-, Giannis mejoró todos sus registros estadísticos y lo hizo en un menor tiempo de juego en promedio que en la 2018-2019. Terminó la nueva temporada en la NBA promediando 29.5 puntos -en tiros de campo cerró con más del 55 por ciento- 13.6 rebotes, 5.6 asistencias, 1 robo y 1 tapón en poco más de 30 minutos de acción por juego.

Una estadística en la que también mostró avances fue en el tiro detrás de la línea de 3 puntos, ya que superó el 30% de promedio, un aspecto de su juego que es el más criticado y en el que buscará mejorar para ser aún mucho más completo de cara a su máximo objetivo: ganar un título en el mejor básquet del mundo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

¿El mejor tapón en la historia de los playoffs? La infartante definición que enloqueció a Magic Johnson y revolucionó a la NBA

Scottie Pippen y su fantástica mansión en Chicago: una cancha con su camiseta de los Bulls, sótano de lujo y la TV para exteriores nunca vista

MAS NOTICIAS