La nota más exótica a Dani Alves: evitó un control policial en vivo, dio consejos sexuales y contó del raro peinado que se hizo por una apuesta

El defensor fue protagonista de una entrevista con un grupo de youtubers y no se guardó nada. “Me parece que va a venir la Policía a echarme la bronquita”, anunció antes de comenzar a mover su vehículo

Dani Alves evade un control policial durante una entrevista

Con una vincha en su cabeza y sentado en la butaca de su auto con el celular en la mano, Dani Alves fue protagonista de una de las entrevistas más exóticas de su diversa carrera. El brasileño no se guardó nada en diálogo con un grupo de youtubers: desde su mirada sobre la eyaculación precoz hasta un insólito momento en el que debió mover la cámara porque la Policía lo estaba “mirando”.

El actual defensor del San Pablo inició la nota sentado en su auto sin manejarlo, pero en un momento notó que las fuerzas de seguridad lo estaban por ir a controlar y debió abandonar la cámara del teléfono para mover el auto. “Me parece que va a venir la Policía a echarme la bronquita. Está la Policía aquí, creo que me están viendo. Voy a moverme de aquí porque creo que me están mirando. Cuando la Policía viene tenemos que cumplir órdenes. Y eso que estoy bien aparcado, pero vamos a aparcar mejor. Así no hay problemas con la Policía”, anunció mientras dejaba el celular en la butaca y arrancaba el auto, despertando las carcajadas del conductor Ibai Llanos y sus compañeros del programa online Hoy no se sale.

En un segmento, el histórico futbolista brasileño de 37 años comenzó a bromear con su edad y su futuro en el deporte antes de lanzar una reflexión sexual que se transformó en portada de los principales medios del mundo: “La edad solo son números, si por dentro estás joven. Ya veras las guerras que voy a dar en el fútbol. Si oyeron hablar de mí, imagina ahora que estoy maduro, que no gasto kilómetros en vano. No hay que hacerlo mucho, hay que hacerlo bien”.

Dani Alves habló sobre la eyaculación precoz

Sin mediar otra introducción, dio su mirada sobre la eyacluación precoz y desató las carcajadas de los presentes: “La gente siempre habla y crea traumas a los niños por la eyaculación precoz por poner un ejemplo. Y para mí, ¿la eyaculación precoz? No. Eso es la extensión del amor que yo siento por ti. Eso no demora, eso no tarda. No hay que tardar tío. Si estoy enamorado de una persona, es la que me despierta, me prende acá la llama, ¿para qué voy a estar actuando? ¡Dejalo fluir! No existe eso, es mental. No se puede controlar eso. La gente que lo controla, no hay que estar dos horas. Dos horas nada te aguanta. No hay que crear traumas en las personas, hay que crear cosas buenas. Por eso digo que voy a ser una inspiración para la gente, voy a jugar hasta que mi cuerpo aguante. Sólo no voy a pasar vergüenza”.

El día que le lanzaron una banana a Dani Alves en un partido y se la comió
El día que le lanzaron una banana a Dani Alves en un partido y se la comió

El extenso diálogo con el programa pasó por todos los momentos. En ese marco, Alves se puso profundo a la hora de hablar del racismo y de revivir el día que se comió una banana que le lanzaron de una tribuna: “Cuando hice la acción aquella del plátano y eso, digo tío para mí eso no sirve: la red social no sirve si nos organizamos como comunidad y alzamos la voz donde tenemos que alzarla. Es como todo en esta vida. Una catástrofe, van todos a la red social, la gente pasó página y la locura sigue ahí. Yo siempre digo que una acción tienes que hacerla donde se pueda ver. Mi mensaje es que sea negro, sea blanco, sea gay, sea lesbiana, da igual, el mundo es gigantesco, cabe todo el mundo. La única cosa que falta es respetarnos entre todos. Vamos a convivir juntos. Si al fin y al cabo, si se pone a la gente al revés somos todos iguales: todos tienen la misma puta sangre, los mismos putos órganos. Si me quieres ver llorar, emocioname. Si tu me insultas, yo te voy a responder de una forma que te voy a sorprender”

El extraño peinado que usó en la Copa del Rey 2015 (Foto: AFP)
El extraño peinado que usó en la Copa del Rey 2015 (Foto: AFP)

En la línea del tono humorístico, reveló que el extraño peinado que lució en la final de la Copa del Rey 2015 fue por un cruce con Rafinha: “Era una apuesta. No me gusta perder. Estaban todos muy peinados, y yo digo me rapo la cabeza. Empezamos a hacer cosas, hice una cosita. En un momento vino Rafinha. Le digo si Ronaldo lanzó aquel peinado así, yo voy a lanzar este peinado. Y dejé eso arriba. Él dijo la palabra mágica: ‘Tu no tienes huevos de jugar con eso’. Y yo dije, ¿perdón? ¿que yo no tengo huevos? ¿estás loco o qué te pasa? Tengo huevos. Y Fue cuando yo hice el peinadito aquel. Al final dimos mucho que hablar”.

El brasileño eligió también a Cristiano Ronaldo como el futbolista más difícil que le tocó enfrentar. “Cristiano sin lugar a dudas, es ese tipo de rival que tienes que estar concentrado 100%, si tu estás 99% te la va a liar. Pero sobre todo cuando estaba con Guardiola pienso que lo hice sufrir más yo a él, que él a mí. Pero siempre me la ha devuelto de alguna forma”, señaló el hombre que permaneció en el Barcelona entre 2008 y 2016.

"Cristiano sin lugar a dudas, es ese tipo de rival que tienes que estar concentrado 100%, si tu estás 99% te la va a liar" (Foto: EFE)
"Cristiano sin lugar a dudas, es ese tipo de rival que tienes que estar concentrado 100%, si tu estás 99% te la va a liar" (Foto: EFE)

Entre otras respuestas que dio, se animó a apoyar a su amigo Ronaldinho, quien está detenido en Paraguay con prisión domiciliaria: “Cuando eres un genio, eres un genio en todas las partes. Para él no hay tiempos malos, no hay tiempos malos. Si hay que ir a la cárcel, pues vamos a la cárcel y la pasamos bien. Ese es el tipo de persona que tu dices ¿qué está haciendo este en la cárcel? Este tiene que estar alegrando a la gente. Estoy seguro que él no tiene la culpa de toda esa mierda. ¡Al final la gente ahí no van a querer que lo suelten porque van a perder a un amigo! Así es él, por eso lo adoramos”.

“El mejor momento que recuerdo de mi vida fue en Berlín cuando ganamos la Champions que mi padre estaba en la final conmigo, y lloraba igual que un bebé. Eso me marcó mucho. Las cosas que hice las hice por mi padre. Sólo quería entregárselo y que se sienta orgulloso. Te puedes morir orgulloso, porque me crió para eso”, revivió sobre el momento más significativo de su trayectoria deportiva viajando hasta el 3-1 del Barcelona sobre Juventus en la final de la Champions League 2014/15. Alves aseguró que está cumpliendo el sueño que tenía “desde chiquito” al ser parte de San Pablo: “A mí me gustan las aventuras como buen aventurero que soy”.

Seguí leyendo: